Entrada destacada

La existencia del virus del sarampión nunca se ha demostrado

Por Jesús García Blanca   En noviembre de 2011 el virólogo alemán Stefan Lanka retó en internet a quienes afirman que el virus del...

miércoles, 2 de mayo de 2018

El complejo de Electra y la NMG

En la NMG se conocen las constelaciones territoriales que consisten en programas biológicos "superespeciales" más complejos que los simples procesos biológicos llamados SBS. Aquí la naturaleza regula dos temas: la supervivencia de la especie y la jerarquía durante la procreación.

Las constelaciones territoriales consisten en la interacción de dos o más SBS en actividad que impactan en cada uno de los hemisferios de la corteza temporal del cerebro.

En la primera etapa de la vida de un niño, la mama materna representa por lo general el territorio más palpable pero con el tiempo se incluye a la madre misma. Es el momento en donde tanto el niño como la niña experimenta, por decirlo así, un complejo de Edipo durante esta temprana infancia.

El término psicológico "objeto erótico" propuesto por Carl Gustav Jung y visto a la luz de la NMG correspondería a un objeto territorial o un territorio que el individuo considera como suyo.

A diferencia del niño, en el proceso natural de desarrollo de la niña sucede por lo general un cambio del objeto erótico. En esa primera fase de su desarrollo, en donde la madre es el objeto erótico, la niña sufre, debido al instinto de conservación de la especie, un cambio de territorio dirigiéndose hacia el padre (ya que no podría engendrar con la figura materna).

La niña cae en el complejo de Electra después de salir del complejo de Edipo. Esto puede observarse a partir de los 3 años y que en un plazo de dos años suele resolverse de forma natural.

La niña puede llegar a decir por ejemplo que se quiere “casar con papá” o "papá es mi novio" porque es su referencia amorosa al ser el único hombre que conoce y que, por imitación a su madre, desea lo mismo.

Es importante que los padres hagan entender a la niña la prohibición del incesto y el complejo de castración; sólo así se podrán determinar los roles parentales.

Si todo se desarrolla bien, la niña asume la pérdida de su territorio, reconoce que la madre es la preferida y se dispondrá a buscar otro amor.

Caso contrario, si ella reconoce  esta evidencia se puede generar una anomalía patológica.

Es también la etapa de la vida en donde se inician la mayoría de SBS y constelaciones territoriales que marcarán el perfil psicológico del individuo en su edad adulta.

Para el tratamiento de este complejo es necesario hacer una anamnesis incluyendo la determinación de todas los posibles constelaciones territoriales. Aquí es importante conocer la lateralidad, el estado hormonal, y los conflictos previos de la mujer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario