sábado, 23 de julio de 2016

El procurador sustituto: Conflicto de Autodesvaloración padre a hija.

Por el dr. Ryke Geerd Hamer.


El siguiente caso tiene que ver con un procurador sustituto, que era particularmente riguroso. El primer DHS se produjo de este modo: El procurador tuvo un fuerte altercado de trabajo con su superior, el procurador general. El paciente se puso de pie muy irritado, salió apresurado fuera de la habitación y gritó: “¿Qué se ha creído? A partir de ahora solo me comunicaré con Usted por escrito”. Esto lo hizo 5 meses antes de jubilarse, y representó para él la solución del conflicto (conflictolisis). El hallazgo pulmonar se hizo unos meses más tarde, por casualidad, y por otro suceso, cuando en enero del 84 su hija predilecta tenía que ir a votar. El procurador le dijo: Vota por quien quieras, pero menos por los verdes. La muchacha siempre había sido una buena hija, se plantó delante del padre y le rebatió: “Nunca me has hablado cuando era necesario, ahora ya no necesito de tus consejos”. El paciente pensó: “Eso me ha dolido profundamente, en el tribunal jamás nadie se tomó unas libertades así conmigo”.

Sufrió una autodesvaloración en su relación padre a hija. En una madre un caso así siempre afectaría a la zona esquelética del hombro izquierdo, en los padres pueden verse afectados los dos. Se llegó a una reconciliación (Conflictolisis) en abril del 84. Siguieron los dolores de hombros, mas tarde diagnosticados como cáncer.
En la Tomografía Axial Computarizada del cerebro, de septiembre del 85, vemos el fuerte edema de la médula frontal-lateral, en los dos cuernos anteriores de los ventrículos laterales, que corresponde a la osamenta del hombro.

Hallazgo complementario: La flecha a la derecha indica un viejo Foco de Hamer en el relé de las coronarias, correspondiente a un infarto cardíaco, sufrido en el pasado y no dignosticado.

Los leucocitos estaban entre 12.000 y 15.000. Se había “pasado por alto” la leucemia, por culpa del supuesto y violento carcinoma bronquial, que en realidad, y cuyos residuos se consideraban una atelectasia bronquial inocua, jamás había causado daños, porque por suerte el procurador había resuelto su conflicto de territorio de 4 a 5 meses después, gracias a la jubilación. El paciente me preguntó qué tenía que hacer. Le dije: “Nada, alégrese de que los dos conflictos se hayan resuelto. Si no interviene, no le pasará nada”. Movió la cabeza y dijo: “Me alegra. Sería bonito que fuera cierto”.
En la Tomografía cerebral de septiembre del 85 vemos (flecha a la derecha arriba) un gran Foco de Hamer, que ya no tiene edema en la zona periinsular derecha, correspondiente al citado conflicto de amenaza en el territorio, a causa del altercado con el procurador general.

El consejo de la familia decidió de un modo diferente: un respetable procurador sustituto tiene que hacer la terapia anticancerosa prevista por el estado. Su amigo, un colega inteligente, también jubilado, estaba desesperado. Tenía que ver como su amigo era "terapiado" hacia la muerte con la quimio y la radio sin poder hacer nada. Entre otras cosas el cáncer bronquial inactivo, como había supuesto, no se había movido. El paciente sufrió una terapia mortal, y murió de anemia por los citostáticos. Poco antes de morir le confió a su amigo: “Creo que Hamer tenía razón”. Después de su muerte, el amigo decidió trabajar en el futuro en la difusión de la Nueva Medicina.
En esta radiografía, de junio del 85, vemos la relativa atelectasia bronquial, que puede manifestarse en la fase de reparación, después de una úlcera intrabronquial. A los profanos, esto les parecerá ser un gran tumor pulmonar. Pero en realidad, estos fenómenos, en apariencia violentos, son sólo atelectasias (regiones pulmonares colapsadas) que pueden derivar de una úlcera de 1 cm de diámetro, en el bronco. En la fase de reparación, este bronco se hincha en el interior (conocida como oclusión). La parte de la zona pulmonar, en este caso del lóbulo mediano, que se encuentra detrás del bronco ocluido, y ahora ya no está ventilada, permanece atelectásica, o sin aire. La medicina clásica considera que esta parte, con poco aire o sin aire, es un “tumor”, lo que es un error. A menudo la atelectasia puede permanecer durante toda la vida, sin dar problemas.

Fuente: Legado de una Nueva Medicina, Tomo 1, Capítulo 21.9.8.

Dr. Ryke Geerd Hamer.

El procurador sustituto: Conflicto de Autodesvaloración padre a hija.

"Legado de una Nueva Medicina", Tomo 1, Capítulo 21 9 8.

martes, 12 de julio de 2016

Cáncer de mama causado por peleas ocasionales con el esposo. Parte 2

El otro caso: Gertrud

También en este caso, una paciente un poco más joven estaba casada con un hombre con, por decirlo así, "un legado social". Este hombre también se había separado de su mujer y su hija. La mujer era muy rica, pero estaba llena de odio. Luego también se puso en contra de su propio padre, quien poseía una gran empresa y era millonario. Sin embargo, recibió una compensación cuantiosa pero cometió el error de querer hacerle competencia al padre en la misma rama de negocio, algo que fue un error.

La ex mujer, quien al parecer tenía una buena relación, o un buen acuerdo, con el suegro de la paciente, se fijó el objetivo de acabar con el marido. Y tuvo éxito.

Gertrud estaba atrapada en el remolino de la discordia familiar. Todo esto afectó la mama (que corresponde a la pareja) junto con los conductos colectores del riñón (conflicto de existencia, oliguria 500ml de orina por día.) (Nota: La oliguria es una disminución de la producción de orina.)

Cada día le iba peor a la empresa, sin contar que llegaban cartas judiciales de la ex mujer, casi diariamente, para exigirle al ex marido pagos, cada vez mayores, para la manutención de su hija, a pesar que ella misma era muy rica. Si bien la malvada ex sabía de la desoladora situación de la empresa, el dinero era lo que ella menos le hacía falta. No obstante, por pura maldad y venganza, sus abogados pensaban en nuevas formas de poder "acabar" con su ex marido.

La paciente sufrió todo esto "como un perro" y no sólo presentó un cáncer de glándula mamaria (pelea), sino que ella quería estar separada definitivamente de la ex de su marido. Sin embargo, ésta iba intencionalmente dos veces a la semana, evidenciando una sonrisita malévola, y dejaba a su hija, sin decir palabra alguna, para que visitara a su padre personalmente según la fecha pactada, y luego la recogía personalmente también. Como dicen: "No hay nadie más que pueda ser cariñosamente malvado que la misma amada familia."

Cuando se llegaba a una corta fase de solución (vacaciones, etc.), la mama se hacía cada vez un poco más grande a causa del síndrome.
 


Imagen a: Se ve claramente que la mama derecha es más grande que la de la izquierda. Esto se debe a las  soluciones temporales (vacaciones, etc.) del síndrome y la retención de agua en el riñón derecho (oliguria = 500ml de orina por día). Debido a que, en principio, todos los conflictos siguen aun activos.







Imagen b: Enorme Foco de Hamer de los conductos colectores renales derechos en fase Conflicto Activo. Corresponden a un severo conflicto existencial (oliguria).







Imagen c: En este corte del cerebelo podemos ver el Foco de Hamer del anterior cáncer de glándula mamaria, que actualmente está algo en fase de solución, pero, debido al síndrome, éste hace que se inflen las cavernas antiguas.





Imagen d: Aquí vemos el Foco de Hamer activo (fase Conflicto Activo) del SBS de los conductos galactóforos en la mama derecha (cirrosis). Es difícil saber si la inflamación proviene del SBS de conductos galactóforos, que entraba a la fase pcl cuando se iba dos semanas de vacaciones, o si está relacionado con las cavernas antiguas que se inflaban por corto tiempo de cuando en vez.





 

Aquí vemos una clásica caverna en la mama derecha. A la izquierda, en corte horizontal y, a la derecha, en un corte vertical.
 


 La cavidad (llena de líquido) corresponde a una caverna. No sabemos si en ese momento esta caverna está pasando por una corta fase pcl con tuberculosis. La paciente nos informaba de cortas sudoración nocturnas. Por supuesto, el síndrome siempre está en juego. De otra manera, las cavernas no se inflarían.






Sobre la capa horizontal de la imagen de arriba, la flecha derecha muestra la parte lateral cirrosa de la mama derecha. Al costado, en medio de la mama, se muestra la parte de una caverna en proceso de inflación.












 La flecha muestra un escirro (es decir, un tumor canceroso, duro y grande) de la mama derecha (en fase Conflicto Activo).











 En esta toma podemos ver un conflicto de identidad activo y relativamente reciente (flecha inferior izquierda). Este Foco de Hamer está unido, a nivel conflictual, al Foco de Hamer (flecha superior izquierda: "no lograré esto con mi marido") nos referimos a: "su empresa en crisis". Por otro lado, resolvió definitivamente el conflicto del accidente de su hijo (flecha derecha del miocardio derecho). La paciente es consejera financiera en Suiza. Todo lo hace bien, sólo en su propia casa le fallan sus habilidades. 

Ese es su conflicto de identidad. Evidentemente su marido pensó: "Con una consejera financiera tan hábil nada malo me podrá pasar". Sin embargo, la salud del marido se deterioró debido a la pesada lucha financiera por su empresa. Frente a esto, ella también es impotente, incluyendo cada maldad que la ex elabora para "acabar" con el marido.


Vemos en la imagen izquierda la necrosis del miocardio izquierdo (es decir, del músculo cardiaco izquierdo), y en la imagen derecha, necrosis del miocardio derecho. En el miocardio izquierdo "ya sucedió" y en miocardio derecho "aún no".






Esto es porque el conflicto de miocardio izquierdo es un tema de identificación ("no lograré esto con mi marido") y aún está en fase Conflicto Activo, mientras que el conflicto del miocardio derecho ("no lo lograré si mi hijo sigue en una silla de ruedas") ya se resolvió.

Fuente: Cáncer de mama - Dr. Ryke Geerd Hamer, página 316, Editorial Amici di Dirk.

lunes, 11 de julio de 2016

Cáncer de mama causado por peleas ocasionales con el esposo

Ejemplo de caso en la NMG: Peleas ocasionales con el esposo o con la ex esposa junto con su hija.

Hoy en día el divorcio llega muy pronto después de la boda. Entonces surge a menudo un dilema, ya que el divorciado comienza una nueva “relación” y al mismo tiempo debe ser un buen padre para su hijo o hijos nacidos del primer matrimonio. Aquí tenemos a dos casos muy parecidos.

Maja era modelo para la empresa Bademoden y era muy hermosa.

Cuando iba a pasear a la playa, ella atraía las miradas de todos los hombres con sus enormes pechos exuberantes y bien formados. Siguió siendo así incluso cuando tenía 30 años y dos hijos. Sin embargo, su esposo ya había estado casado antes y tenía una hija de su anterior matrimonio. La ex esposa tuvo una fuerte discusión con su esposo (ahora marido de Maja), tras el cual se percató que tenía cáncer de mama e instintivamente lo echó de su casa. El cáncer de glándula mamaria sanó sin pseudoterapia sin problemas.

Maja comenzó a tener problemas diarios cuando el esposo era citado por la ex esposa para hablar sobre la hija. Conversaban por lo general toda la noche sobre la hija. Y la hija de la ex esposa y del esposo de Maja terminaba durmiendo a menudo en el apartamento de Maja.

La paciente sufrió:
  • un conflicto de pelea (a causa del esposo) en la mama derecha, provocando cáncer de glándula mamaria.
  • un conflicto de no-querer-ser-separada del esposo, simultáneamente con un conflicto de querer-separarse de la ex esposa, afectando los conductos galactóforos.

Diagnóstico según la medicina convencional: carcinoma ductal adenoideo.

Diagnóstico según la Ciencia Curativa Germánica: SBS ductal y SBS de glándulas mamarias.

El caso está lleno de tragedia: Un día el esposo rompió su relación con la ex esposa. Para Maja: la solución.

Cuando me enteré, felicité a Maja y le expliqué que debía tener cuidado, ya que la mama se inflamaría y que tendría una fase pcl tuberculosa en el cáncer de glándula mamaria y otra fase pcl en los conductos galactóforos. Luego su esposo tendría que drenar la mama, pero ella me dijo que su esposo no deseaba hacerlo. Cito a su terapeuta: “Así de corto y simple: El esposo cortó el contacto con su ex.”
Después de ello, la mama se hizo cada vez más grande (Historia de Mecki). Sin embargo, la paciente se decidió por la operación y se amputó gran parte de la mama. Un día me llamó la paciente y me contó que ahora tenía unos ganglios linfáticos enormes. Le pregunté si por casualidad tenía la sensación de no sentirse adecuada como mujer a causa de lo sucedido a la mama, a lo que me contestó afirmativamente. Quise saber en qué momentos esa sensación era más fuerte, y me contestó: “Cuando estoy en la playa nudista.” Yo no lo podía creer. El esposo llevaba consigo a su mujer a la playa nudista y dejaba que todos se la comieran con los ojos.

Nuevamente la paciente se dejó operar. Luego se sentía muy débil y no podía cuidar a sus hijos tal y como estaba acostumbrada a hacerlo. Cuando se percató de estos, mostró los siguientes síntomas: Presentó ataques epilépticos en la mano izquierda y el pie izquierdo.

La ubicación temporal del primer ataque es interesante.

La paciente me llamó para contarme que había estado en la iglesia y que percibía todo de manera distinta. Sintió una profunda calma y tranquilidad que todo iba a estar bien. Al día siguiente tuvo el primer ataque epiléptico.

Luego todo sucedió muy rápido.

Los ataques se repitieron.

Luego le diagnosticaron nódulos pulmonares. En la última operación tuvo miedo de morir. Toda su familia le llenó la cabeza de tonterías como amputarse la mama o ir a la clínica a causa de las “metástasis”. Una vez ahí la trataron inmediatamente con morfina y le dieron el diagnóstico: “ataques epilépticos por metástasis generalizada de cáncer de mama”.

 

Luego de la gran resolución: la parte superior de la mama derecha se hizo más grande. Corresponde a las glándulas mamarias. Toda la mama está muy inflamada (Historia de Mecki). El esposo debería haber vaciado la mama en aquel momento, pero no lo hizo.

 

En esta imagen de corte de tórax del 27/02/2008, vemos la mama derecha hinchada con un foco tuberculoso antiguo, así como también calcificaciones. La pelea con el esposo por el tema de la ex duró varios años, por momentos era intento, por momentos más débil o simplemente se quedaba en fase pcl (tuberculosis). Para nosotros esto no es ningún descubrimiento nuevo, sino una confirmación lógica: cuando hoy en día determinamos un cáncer de glándula mamaria en una paciente, entonces podemos ver que el “regreso del cáncer” tiene una historia pasada más o menos larga (se ve en una TC), incluida la fase pcl. Al tener las mamas tan grandes, las pacientes a menudo no se percatan del cáncer, especialmente cuando está ubicado en un punto central.

 
 

Aquí vemos los nódulos pulmonares del diagnóstico. Sin embargo, luego siguieron la calma con la fase pcl, sudores nocturnos, Tbc y la cavernización de los nódulos pulmonares. 







En esta TC de la parte superior de la corteza, podemos observar el HH en fase pcl (Historia de Mecki) de la mama derecha.

Este caso pudo haber sido muy, pero muy inofensivo. Además, la paciente tuvo a su disposición a una consejera muy inteligente de la Ciencia Curativa Germánica. Pero ni los mejores consejos son de utilidad si la paciente no los comprende y se deja amputar la mama. Y entonces se vuelve a la medicina convencional con todo su pánico. Al final, el 98% de mortalidad se hace verdadero si seguimos un camino como ése.

 
En esta toma vemos a la izquierda el HH ya cicatrizado del cáncer de glándula mamaria de la mama derecha. Debido a que el conflicto experimentaba múltiples recidivas y regresaba a la fase pcl, podemos ver una parte del HH edematoso.
La paciente ya había vuelto a tener los sudores nocturnos (signo de Tbc). Todo podría haber terminado bien si se hubiera vaciado la mama con un poco más de paciencia.

 

Fuente: "Cáncer de mama" por el  Dr. Ryke Geerd Hamer,  página 312.