Entrada destacada

Conflictos de Separación y Enfermedades de la Piel

por Dra. Caroline Markolin Hay muchas especulaciones sobre lo qué ocasiona que nuestra piel se irrite y enferme de repente. Las teorí...

domingo, 16 de septiembre de 2018

Conflictos de Separación y Enfermedades de la Piel

por Dra. Caroline Markolin
Hay muchas especulaciones sobre lo qué ocasiona que nuestra piel se irrite y enferme de repente. Las teorías van desde la predisposición genética, sensibilidad por contacto, ó por sustancias de la comida, hasta la pobre circulación y el estrés. Sin considerar cuál de las teorías se encuentre en boga, la dermatología convencional se encuentra perdida cuando se enfrenta a preguntas como: ¿Qué es lo que provoca la aparición de una enfermedad de la piel? ¿Qué es lo que determina su severidad y su duración? ¿Por qué una persona reacciona con un eczema, otra con psoriasis y otra más con herpes? ¿Por qué una erupción de la piel aparece en una parte del cuerpo en particular? ¿Por qué ésta se encuentra en el lado izquierdo, en vez de en el lado derecho?
El Dr. en medicina Ryke Geerd Hamer, el descubridor de la Nueva Medicina Germánica (GNM), es el primero en proveer investigación científica sólida para entender la verdadera naturaleza de las enfermedades. Por medio de la comparación y análisis de los expedientes médicos, historias personales y escáneres cerebrales de sus pacientes (tomografías computarizadas del cerebro), el Dr. Hamer hizo un sorprendente descubrimiento. Encontró que cada enfermedad (cáncer, problemas cardiacos, diabetes, esclerosis múltiple, artritis, etc.) es causada por un tipo identificable de "choque de conflicto” (pérdida, abandono, auto devaluación, etc.), el cual se correlaciona con la misma área del cerebro que controla la enfermedad. También estableció que cada enfermedad se desarrolla en dos fases, esto a condición de que el conflicto logre resolverse. La primera, la fase activa del conflicto, está caracterizada por estrés mental y emocional, extremidades frías, poco apetito y alteraciones en el sueño. La segunda fase o de curación, muestra síntomas típicos como fatiga, dolores de cabeza, fiebre, inflamación, o doloroso aumento de volumen.
La quintaesencia de los descubrimientos fundamentales del Dr. Hamer es que las enfermedades tales como el cáncer no son el resultado de un malfuncionamiento del organismo, sino en cambio, programas de supervivencia biológicos con sentido, los cuales han sido practicados exitosamente por millones de años.
Basado en miles de casos de pacientes, el Dr. Hamer encontró que una enfermedad de la piel siempre está unida a un "conflicto de separación” el cual experimenta una persona como si "mi hijo, mi padre, mi amigo o mi pareja fuera separado o arrancado de mi piel”. Los análisis de los escáneres cerebrales mostraron que éste tipo de estrés emocional impacta sin excepción en la llamada corteza sensorial, que es la parte del cerebro que se desarrolló durante el curso de la evolución al mismo tiempo que surgieron la organización de manadas, rebaños, y familias, y la habilidad de expresar el lazo social y emocional a través del contacto de la piel.
La separación de un ser querido puede ser emocionalmente muy estresante. En la Naturaleza, la separación del rebaño, de una pareja ó de una cría es, hablando biológicamente, una situación de emergencia. Luego entonces un programa biológico especial se encuentra
presente para asistir al organismo a afrontar este evento traumático. Durante la estresante fase activa del conflicto, la piel pierde células epidérmicas produciendo pérdida de la sensibilidad al contacto. Ésta "parálisis” sensorial es una forma natural de protección frente a futuros traumas de este tipo. Como resultado de la pérdida de células epidérmicas, la piel se torna seca, áspera y puede descamarse. La solución del conflicto es el punto crucial. Junto con la curación que se lleva a cabo a nivel psicológico, la piel también comienza a sanar rellenando y reconstituyendo el área ulcerada con nuevas células. Durante éste proceso de reparación la piel se torna inflamada, con comezón, ampollosa y aumenta de volumen. Las enfermedades de la piel como el eczema, la dermatitis, la rosácea, la urticaria, ó el herpes son por lo tanto signos positivos que indican que el proceso natural de curación se está llevando a cabo.
La neurodermatitis es una inflamación "crónica” de la piel. En la GNM el término "crónico” significa que la fase de curación no puede completarse debido a que se presentan constantes recaídas en el conflicto. Por lo tanto, la terapia de la GNM se enfoca en identificar tanto la situación original del conflicto, así como también los "disparadores” que interrumpen el proceso de reparación y que son la razón detrás del porque la fase de curación se prolonga. El patrón de dos fases de todas las enfermedades también nos ofrece un mejor entendimiento de la psoriasis. Como lo descubrió el Dr. Hamer, la psoriasis implica siempre dos conflictos de separación. El conflicto activo muestra descamación de la piel, mientras que el conflicto activo muestra parches rojos. El resultado es un cuadro familiar: descamación plateada sobre una superficie roja.

Las enfermedades de la piel continúan incrementándose, especialmente entre los niños. Éstos sufren a menudo un conflicto de separación cuando otro hermano nace, cuando mamá regresa a trabajar, cuando tienen miedo de que sus padres se separen o cuando realmente lo hacen. Tan pronto como el/la niño/a lleva a término esta situación, se desarrolla dermatitis, típicamente en la cara interna de los brazos. Psicológicamente esto refleja que la separación fue experimentada como: "¡No puedo abrazarte más!”, "¡No puedo sostenerte más!”

Esto nos lleva a la pregunta de por qué una enfermedad de la piel aparece en cierta área del cuerpo. Todavía más, el Dr. Hamer descubrió otra regla biológica: Encontró que si una persona diestra sufre un conflicto de separación respecto a un hijo/a ó su madre, el lado izquierdo se verá afectado; si el conflicto es respecto a una pareja (todos excepto nuestra madre o nuestros hijos/as), el lado derecho responderá. En las personas zurdas, esto ocurre al revés. Desde luego, éste programa biológico innato también puede llevarse a cabo exclusivamente en el lado donde la separación fue experimentada de manera subjetiva, por ejemplo, en la mejilla, en la cintura, ó en cualquier área en donde hayamos sentido que el ser querido fue "arrancado”.

Otra respuesta natural significativa a la pérdida de contacto físico es una disfunción de la memoria a corto plazo. Conocemos éste fenómeno por otros mamíferos, por ejemplo, los gatos, cuando al devolverle a una madre a sus crías que fueron separados de ella, ésta no las reconoce. Nosotros los humanos, que hemos estado compartiendo el ambiente con los mamíferos por millones de años, respondemos exactamente de la misma forma. El "olvido” durante el estado de estrés debido a la separación, es también biológicamente significativo ya que ayuda al organismo a manejar el estrés emocional a nivel mental. Cuando nuestros niños tienen éste "desorden”, se le llama Síndrome de Déficit de Atención (SDA), cuando nuestros "miembros mayores del rebaño” comienzan a perder su memoria se le llama enfermedad de Alzheimer. Pero un vistazo a nuestra moderna sociedad nos revela rápidamente por qué estas condiciones se están volviendo cada vez más frecuentes.

La Nueva Medicina Germánica es más que una ciencia natural exacta. Los profundos descubrimientos del Dr. Hamer nos recuerdan también que hemos olvidado vivir de acuerdo a nuestra naturaleza biológica. Con ésta nueva visión podemos practicar de forma consciente la "unión” y al mismo tiempo practicar una verdadera medicina preventiva.

Descargo de responsabilidad La información de este artículo 
no reemplazar el consejo médico profesional. 
 Fuente: www.LearningGNM.com

viernes, 14 de septiembre de 2018

Testimonio de curación - Hipo*

Por Herr E.

7 de junio de 2018

* Movimiento convulsivo del diafragma, que produce una respiración interrumpida y violenta y causa algún ruido.

Como terapeuta, he estado involucrado con la Nueva Medicina Germánica (NMG) durante casi 20 años. Lo que pude experimentar aquí fue muy instructivo, emocionante y, por enésima vez, la prueba de que la NMG es correcta.

Durante un fin de semana en el soleado Ticino, Italia, de repente me dio un hipo. Al principio no pensé nada, porque eso se va de nuevo... La causa fue sin duda este gran centro comercial, donde no me sentía bien y me invadió una náusea durante la visita en la perfumería. Sentí como que no podía respirar. Después de estar afuera otra vez, el hipo comenzó.

Pero, esta vez, las cosas resultaron de manera diferente. Este hipo no se detuvo. La fase-CA (fase de conflicto activo) debería durar tanto como la fase de curación (fase PCL), es decir una hora. Así que soporté los malestares con paciencia. Esto fue muy incómodo, ya que este malestar duró por lo menos 2 horas sin interrupción hasta que llegó un descanso de 10 minutos a quizás una hora.

Después de 5 días, estaba harto. Estaba completamente exhausto y en el 6º día me tomé el día libre. Contacté a algunos amigos, buenos colegas terapeutas, pero tampoco me pudieron ayudar.

¡Pero finalmente llegó la solución del rompecabezas! Esa noche conduje por el pueblo vecino, que pertenece a la misma comunidad política en donde vive mi madre. Durante 5 años, no tengo contacto con ella, pero esto sería otra historia, o incluso valdría la pena escribir un libro...

Le dije a mi esposa: "Es bueno que mi madre se mude pronto, ¡es un verdadero alivio!" (o mejor dicho: "entonces ya puedo respirar libremente de nuevo") ¡Y de repente me di cuenta de las cosas! Mi madre se encontró conmigo hace 2 semanas. No cruzamos con el auto en la calle. Tuve pánico. Aunque estaba seguro de que ella no me reconoció, porque yo viajaba en automóvil de mi taller. Poco después, supe de su movimiento planeado, pero eso no pareció resolver el conflicto. Solo cuando manejé solo con mi esposa y sin hijos a Ticino, el conflicto aparentemente pudo resolver la conversación. Que el hipo se produjo justo después de la visita al centro comercial, por lo que fue una coincidencia.

Ahora podría calcular cuánto tiempo dura el hipo (= fase de curación, fase PCL = Post-Conflicto-Lisis, solución del conflicto biológico).

El 9 de abril, se disparó el DHS "me crucé con mi madre". (DHS = Síndrome Dirk Hamer que inicia un proceso biológico).

El 21 de abril empezó la fase de curación y comenzó con hipo, es decir, 11 días.

Entonces la fase de curación dura 11 días hasta el 2 de mayo.

El 27/28 de abril tuve la epicrisis con la que me sentí realmente mal. Así fue exactamente.

La última vez que tuve hipo fue a las 00:30 horas del 2 de mayo. Me levanté por la mañana después de tanto tiempo por el despertador y no de este "salto del hipo".

Estaba seguro de que no podía ser "malo" porque emocionalmente me sentía muy bien. Cuanto más relajado acepté estos malestares (como lo acepta un bebé), mejor me fue. Después de conocer la causa y la duración, podría tomarlo aún más fácil.

También sabía que la medicina convencional no puede resolver una causa: En Internet se lee sobre una cirugía cerebral para cambiar el centro reflejo, sobre los medicamentos para la epilepsia y cosas similares y se escucha de personas que son tratadas en el hospital con los medicamentos más potentes.

Pero yo ¿qué hice? Nada. Solo he reconocido la causa y el curso y he esperado pacientemente hasta que los 11 días hayan terminado. Si no hubiera conocido la Nueva Medicina Germánica, habría recurrido a un médico de la medicina convencional en el momento de la epicrisis cuande me sentí muy mal.

¡Estoy muy agradecido con el Dr. Hamer por su Heilkunde (Medicina Germánica) y por usted, Sr. Pilhar, por continuar transmitiendo este conocimiento sin distorsiones!

Saludos cordiales
Herr E.

Nota de Helmut Pilhar

Conocer la causa y saber cuánto dura el proceso de curación facilita las cosas. Uno pierde el miedo y también soporta el dolor mucho más fácilmente.

El hipo es el ataque epiléptico del diafragma (músculo estriado, grupo naranja, hoja embrionaria del mesodermo nuevo). El contenido del conflicto es: "Me estoy quedando sin aliento", "Ya no respiro más".

Lo interesante en este informe es el curso de la fase de curación con hipo permanente y el clímax descrito como una crisis curativa intensa.

Cuando uno resuelve un conflicto motor, la parálisis parece empeorar debido al edema en el cerebro. Por eso las señales se transmiten a medias y aparecen espasmos incontrolables. Eso parece haber sido la larga duración del hipo. (Si se tratara del músculo esquelético durante una curación pendiente esto se manifestaría como en la enfermedad de Parkinson).


Fuente: https://www.germanische-heilkunde.at/erfahrungsberichte-beitrag-anzeigen/erfahrungsbericht-schluckauf.html

Testimonio: Me curé de cáncer de mama

Por Enriqueta Olivari

A pedido de algunos miembros del grupo (de facebook), contaré con más detalle cómo fue mi proceso de curación del cáncer de mama.


Cuando me dieron el diagnóstico yo no conocía la NMG, pero ya sabía que la quimioterapia era un veneno, y no estaba dispuesta a que me amputaran el seno.


Busqué información y seguí varios caminos alternativos, y gasté una suma elevada en tratamientos y complementos naturales (luego supe que había sido un gasto innecesario).

Mi peor enemigo era el miedo, pero luego me di cuenta de que lo sentía porque hay una especie de hipnosis colectiva para que la gente sienta terror ante el cáncer. Así que decidí dejar de sentir miedo.
 

El bulto había disminuido bastante de tamaño (seguramente por el efecto placebo), pero llegó un momento en el que siguió igual.

Fue entonces cuando una amiga me invitó al grupo "Hamer sin distorsiones", y enseguida me quedé maravillada con la NMG.
 

Descargué varios archivos del grupo y estudié las 5 leyes biológicas, y me di cuenta de que no sabía cuál había sido el DHS. Le pedí ayuda al grupo, y enseguida recibí un valioso apoyo: un miembro del grupo se ofreció a darme sesiones terapéuticas a distancia, y con su ayuda pude reconocer el DHS y resolverlo.
 

Durante la vagotonía escuchaba a diario la canción sanadora de Hamer, dormía mucho, tuve sudores nocturnos, diarrea y orinaba bastante. Por suerte mi etapa de curación fue suave, no tuve fiebre ni otros malestares. Esa etapa duró unos cuatro o cinco días.
 

Sentía pinchazos intermitentes en el bulto, pero eran agradables; los recibía con alegría, porque sentía que era mi cuerpo haciendo su trabajo para curarse.
 

Como el bulto ya no bajaba de tamaño, quise saber si mi cáncer era de la glándula mamaria o ductal, pues los diagnósticos se contradecían.
 

Fue entonces cuando hice una consulta personal con el estimado doctor Eduardo Castellanos Cervera, quien me dijo que mi cáncer había sido ductal, y que el tumor estaba encapsulado. ¡Pero me garantizó que ya estaba curada! :)
 

Tengo una bolita en el pecho de unos 6 cm de tamaño, pero le tengo un gran cariño, pues la considero una medalla. . Estoy dispuesta a responder preguntas, si alguien las quiere hacer.

 ----

FF: Gracias por contar más detalles del proceso. ¿El DHS de mama por qué te fue tan difícil de identificar? Yo no tengo apenas conocimiento, pero pensaba que el de mama sería más sencillo de desenmascarar. Eso de los conflictos de nido, pareja, iguales...

Enriqueta Olivari: FF antes de conocer la NMG creía que el DHS había sido un malentendido que había tenido con mi hijo. Pero al estudiar la lateralidad descubrí que no podía ser, porque soy zurda y el bulto estaba en el seno izquierdo. Pedí ayuda al grupo, y entonces me di cuenta que el DHS había sido un e-mail espantoso que había recibido de mi hermano.

FF: Me quedo asombrado de que un hecho así pueda traer tan graves consecuencias. Supongo que sería un choque tremendo para ti, pese a que leer que fue por un email suene a disparate. Y supongo que aparte del choque se añade el guardarlo para ti, en silencio como se dice. ¿Y eso no pensabas que lo estabas llevando bien aunque fuera aisladamente? Yo es que me asusta pensar tener una contrariedad y, como no soy dado a compartirlo a los cuatro vientos, desarrollar cualquier afección. No sé si reflexionar sobre ello, tomándose tiempo, con espíritu constructivo, intentando extraer Ensenada de la situación, ayuda o no sirve de nada. Saludos.

Enriqueta Olivari: En aquella época estaba pasando por algunas situaciones que sirvieron para que terreno estuviera abonado. Además soy una persona altamente sensible, todo tiene un gran impacto en mí. Pero quizás si hubiera recibido ese e-mail en otro momento, lo hubiera experimentado de otro modo... Todo depende de las circunstancias que vivamos, además de nuestras características personales.

FF: Y el conflicto, al ser con un hermano, cómo se definiría. ¿De igual a igual, de nido?

Enriqueta Olivari: Conflicto de separación de un ser querido. Tuve que alejarme de mi hermano.

FF: Todo agradecimiento es poco al compartir tu experiencia, que se convierte en enseñanza. Un gran abrazo.


CS: ¿Al principio la hinchazón se desarrolló inmediatamente, algunas horas después de resolver el conflicto? Y qué tamaño tenía?

Enriqueta Olivari: El bulto creció de repente, de un día a otro, fue enorme. Y me asusté mucho porque no conocía el nmg. Poco después, se ridimensionò, aunque no había identificado al dhs. Estoy segura de que fue de tamaño debido al efecto placebo, ya que estaba tomando un montón de suplementos naturales. Pero entonces dejó de disminuir, y luego fui a ver al Dr. Eduardo, que me dijo que el tumor estaba encapsulado. Tomé una ecografía que me dieron del médico, me dijo que si quería, podía hacer otro. Pero no quería hacer más estudios. Estaba cansada de estudiar y de médicos.

 

Testimonio: curación cuello uterino

Pascua en treinta días... (carcinoma en el cuello del útero)

El testimonio

Es martes 12 de marzo de 2002. María viene a verme de parte una amiga suya, Lucía, quien es también amiga mía sabe que estoy familiarizado con la Nueva Medicina. María llega con un diagnóstico de carcinoma en el cuello del útero y con la recomendación de operarse urgentemente en los días siguientes. Después del saludo inicial, le digo:

— ¿Y entonces...?

María me contesta:
— Tengo un tumor en el útero.

Yo le replico:
— ¿Cómo sabes que estás enferma?

Y ella contesta:
— Porque me lo han dicho.

Yo insisto:
— Pero tú, ¿cómo sabes que estás enferma?

Un silencio y después:
— Porque está escrito en la hoja...
—¿Pero tú cómo lo sabes?

Otro silencio, y después:
— No lo sé, no entiendo la pregunta.
— ¿Tienes dolores, problemas?
— No
— Y entonces ¿por qué afirmas que estás enferma?

Otro silencio y, con una sonrisa, María responde:
— No me siento enferma.
— Ellos, los otros, ¿qué te dicen?
— Que tengo que operarme.
— ¿Y tú?
— No me quiero operar.
— ¿Cuántos años tienes?
— Veintitrés.
— ¿Qué te preocupa en este momento?
— Quiero tener hijos, es importante para mí.
— ¿Qué te dicen los médicos que te operarían?
— Dicen que la operación podría ser superficial y que no se vería afectada la posibilidad de tener hijos, pero yo no me fío, no quiero operarme.
— Pero sabes que si te operas ahora podría ser una intervención fácil, mientras que si esperas, la situación podría empeorar y se verían obligados a extirparte todo el útero y tal vez más.
— Lo sé, pero yo no me siento enferma, es como si esto no fuese mío, como si le pasara a otra persona y no me quiero operar.
— ¿Por qué no te quieres operar?
— Porque tengo miedo de las inyecciones y de las jeringas.
— No me parece un motivo lo suficientemente válido para no operarte. Si quieres, podemos trabajar sobre este miedo de las jeringas y ayudarte a que lo pierdas.
— De todas maneras no quiero operarme, esto no me pertenece, no existe...

De acuerdo. Para entenderlo bien, me gustaría hacerte una breve sesión de reflexología podal. Normalmente requiere cierto tiempo, pero será solamente para relajarte un poco.

La sesión dura unos diez minutos; suficientes para verificar el estado de salud de María, que parece muy bueno, lo cual aumenta mi seguridad.

— Por ahora lo dejamos aquí, ¿quieres que te explique en qué consiste la Nueva Medicina? Te daré un librito (véase bibliografía) que explica su esencia. Lee la entrevista de Hamer y nos vemos.

María vuelve el jueves 14. Me cuenta que ha leído el libro, que se siente en sintonía con cuanto está allí escrito y que quiere continuar trabajando conmigo. Le hago un tratamiento de reflexología podal.

La sesión dura cuarenta minutos. María entra en un estado de relajación profunda. En sus pies se observa que tiene un estado de salud excepcionalmente bueno, sin problemas particulares en los órganos esenciales. Por tanto, se deduce que tiene un organismo que puede reaccionar bien y rápidamente.

Cuando se despierta me pregunta:

— ¿Pero cuánta gente me estaba haciendo el tratamiento?
— Te has relajado muy profundamente, tu cuerpo ha entrado en un estado de vibración especial... Tienes una salud excelente, puedes enfrentarte perfectamente a problemas de salud.
— Desde hace cierto tiempo estoy atenta a mi salud, estoy en contacto con otros profesionales y me someto a tratamientos especiales de vez en cuando. Es por eso que me siento sana y no quiero operarme.
— Es verdad que con una operación nunca puedes estar segura al cien por cien de cómo irán las cosas. Cuando están operando, por ejemplo, a lo mejor por razones de seguridad, se ven en la tesitura de extirpar más de la cuenta, tanto que, efectivamente, podrías incluso no poder tener hijos. Ahora bien, dime, ¿en qué se basa el diagnóstico de carcinoma que te han hecho?
— Después de un test Papanicolau que dio positivo, me hicieron una biopsia. El resultado de la biopsia es: carcinoma en el cuello del útero, infiltrante.
— ¿Cuándo te hicieron el test Papanicolau?
— Hace tres semanas aproximadamente
— Eso quiere decir que desde hace un mes, más o menos, estás manteniendo relaciones sexuales espléndidas, tal vez con un nuevo chico.

Me mira sorprendida y dice:
— Sí, es verdad.
— Y antes de conocer a este chico has vivido un período de gran tristeza sexual.

Mira más sorprendida y me pregunta:

— Exacto, ¿cómo lo sabes?
— Son deducciones elementales para quien conoce la Nueva Medicina. En el período de la frustración sexual, los tejidos (la mucosa del cuello del útero) se contraen, se ulceran, es como si se muriesen. Con el amor y la satisfacción sexual, por el contrario, consigues relajarte, los tejidos comienzan a reconstruir la zona ulcerada, desechando gran cantidad de células muertas. Si en aquel momento se hace un test Papanicolau, da un resultado positivo.

¿Cómo te sentiste después del resultado positivo y cuando te informaron que te habrían hecho una biopsia?

— Muy mal, no podía sacármelo de la cabeza.
— Y a partir del momento de la biopsia, ¿cómo han ido las relaciones sexuales?
— No conseguía vivirlas serenamente porque estaba pensando siempre en la enfermedad.
— ¿También por la noche?
— Me costaba dormirme
— ¿Y te despertabas por la noche?
— Sí, hacia las dos o las tres de la madrugada.
— ¿Tenías las manos frías?
— Friísimas
— Por tanto, cuando hicieron la biopsia, te encontraron un carcinoma.

Silencio.

Según la Nueva Medicina, el diagnóstico negativo tiene una impronta fatal y constituye de por sí un choque. Si se vive intensa, visceralmente y en soledad, se reactiva un tumor existente o se crea uno nuevo. En el caso de María, con la renuncia a las relaciones sexuales se reactivó el conflicto de frustración sexual, durante la fase de reparación se diagnosticó como un carcinoma en el cuello del útero. Todo esto me hace pensar que, en su caso, todo se había desarrollado y evolucionado en un tiempo excesivamente rápido.

— Es lógico, te sentiste «enferma», has vivido una nueva frustración sexual y desarrollaste un carcinoma en el útero. ¿No sufriste ninguna molestia antes o después de la biopsia?
— Tuve un poco de prurito después, pero ahora, no. Hace dos días tuve una pequeña hemorragia.
— El prurito puede deberse a la reconstrucción cutánea. Después del test Papanicolau y después del resultado de la biopsia, ¿te sentiste incómoda haciendo el amor? ¿Cambió algo con respecto a antes?
— Sí, me sentía como si estuviera sucia.
— Es decir, pensabas en que tenías una enfermedad mala dentro de ti.
— Sí, y además tenía miedo por mi chico.
— Pero tú sabes que un tumor no es el sida.
— Sí, claro, lo sé, pero ese pensamiento era más fuerte que yo,
— ¿Pero qué ha sucedido hace tres días, qué te ha dicho tu novio hace tres días?
— María esgrime una gran sonrisa. Se produce una pausa de silencio y después agrega:
— Me ha dicho que deje de preocuparme, que él no tenía problemas ni miedo con lo que estaba pasando.
— ¿Y entonces, cómo fue...? -me río.
Con una gran sonrisa, continúa:
— ¿Cómo lo sabes?
Según la Nueva Medicina el carcinoma se desarrolla después de una úlcera de la mucosa. Después de la solución del conflicto, cuando se retoman las relaciones serenas, la úlcera se repara y se denomina carcinoma
hasta que no se cicatriza del todo. Esta fase se manifiesta con una leve hemorragia. Dentro de un par de semanas, el test Papanicolau debería dar un resultado negativo.
— Te has infravalorado, desarrollaste un carcinoma, la biopsia te lo confirmó, te infravaloraste aún más. Pero tienes una salud fantástica y cuando tu novio te dijo que no estaba para nada preocupado, te relajaste y resolviste tu carcinoma con una hemorragia. Lo has hecho todo en un tiempo increíblemente rápido. Podrías estar ya completamente recuperada.

Puede que tú también hayas oído hace algunos meses sobre el caso de la médico que en Lombardía había observado con preocupación que después de comunicar el resultado positivo de un test Papanicolau, las pacientes desarrollaban en poco tiempo (en un porcentaje muy alto) un tumor en el útero. Comenzó a ocultar los resultados y a comunicarlos como negativo cuando aparecía un resultado positivo, solicitando a la paciente volver a hacerse las pruebas en un breve período de tiempo. En todos los casos, el test Papanicolau resultaba negativo. Durante casi un año la médico actuó de esa manera, archivando los resultados positivos y salvando de ese modo la vida a muchas mujeres. Lamentablemente, una paciente sospechó y se sometió a otro test Papanicolau en otro centro. La doctora fue condenada a una multa administrativa por ocultación de datos, pero nadie pudo acusarla de la muerte de un paciente.
— Pues no sabía nada
— ¿Vives sola, María?
— No, con mis padres.
— ¿Y qué dicen ellos?
— Quieren que me opere enseguida.
— ¿Y tu novio?
— Me deja que decida yo lo que me parezca mejor.
— Escúchame muy bien, la decisión de no operarte es una de las más difíciles porque todos se pondrán en contra, presionarán mucho y en todas las maneras posibles, con buena fe, evidentemente, y creyendo que te hacen un bien. Esto podría provocar en ti ciertas inseguridades y que te infravalores. En tu situación no te puedes permitir perder energías, las necesitas para estar físicamente bien. ¿Estás segura de que no prefieres una operación, tal vez pequeña, antes de luchar contra el mundo?
— Quiero luchar, no quiero operarme.
— Si es así, podemos considerarte prácticamente curada. Han pasado pocos días, pero como has sido tan rápida en todo... de todas maneras creo que sería útil hacer un control. No considero necesario volver a repetir la biopsia.
— Puedo volver a hacer el test Papanicolau.
— Estaría bien. No conozco los tiempos necesarios para favorecer la evolución del organismo tanto como para cambiar el resultado de la prueba de positivo a negativo. No tengo experiencia en esto. Necesito consultarlo con colegas que aplican la Nueva Medicina. Lo que también te digo es que si ahora te haces n un nuevo Papanicolau, el resultado podría ser negativo, algo que representaría para ti un impulso anímico y psicológico notable. Te toca decidir a ti. Pero si eliges volver a hacerte la prueba, mejor será hacerlo en un centro médico diferente, para estar seguros de que quien hace el análisis no se deje influenciar por el resultado positivo de hace algunas semanas.
— Bueno, sí, me lo vuelvo a hacer y lo haré en otro laboratorio.
— En estos días te sientes un poco más cansada de lo habitual, ¿sientes la necesidad de dormir más?
— Sí, es verdad, en ciertos momentos me cuesta mucho mantenerme despierta.
— Es absolutamente normal, estás en la fase de tónica de curación. No fuerces tu cuerpo; si sientes que necesitas descansar, hazlo, aunque sea sólo por unos diez minutos. No tienes que demostrar nada a nadie. Y mientras tanto, hasta que no tengas los resultados de la nueva prueba, evita cualquier conflicto, tensiones, presiones... No es fácil, lo sé y me consta. Has de saber que no estás sola, para cada duda, para cada dificultad me tienes a mí. Me puedes llamar, venir, a cualquier hora, en cualquier momento. Cuídate, sé un poco más egoísta de lo habitual, piensa en ti misma antes de nada.
— Lo haré, gracias. Por suerte, tengo a Lucía y otra amiga, son personas que me apoyan en este proceso y me entienden.
— Muy bien, me alegro mucho de verdad. Verás que todo irá bien. Te recomiendo, además, que una vez al día te des un baño de más de media hora durante los próximos tres días. Tiene que ser con agua muy caliente y 800 g de sal marina, sal gorda. Mientras estás en la bañera deberías hacerte lavados vaginales utilizando una perilla que habrás llenado con el agua salada del baño. Esto ayudará a tu vagina a eliminar las células muertas. Y al quinto día te vas a hacer la prueba.

Cino días más tarde, el 19 de marzo, María fue al laboratorio nuevo a hacerse la prueba. Seis días más tarde le dieron el resultado. ¡Negativo! Y le recomendaron repetir la prueba en un año.

Le escribí a mi profesor de Nueva Medicina comunicándole por correo electrónico la buena nueva, dándole las gracias a él y a l.a Nueva Medicina, al doctor Hamer y también a Dick (su hijo, cuyo sufrimiento es el origen de los descubrimientos de Hamer). Gracias también a Vittorio Emanuele di Savoia, quien al matar a Dick ocasionó también en cierta manera que se originaran las investigaciones que condujeron a Hamer a que descubriera la Nueva Medicina. Le escribo también a un amigo mío americano que me apoya siempre desde el otro lado del Atlántico.

El 31 de marzo es Pascua. Es un día de intenso intercambio de buenos deseos con María, que se siente en plena forma y renacida.

Información I: para completar el testimonio

Al día siguiente de hacerse la prueba, María tiene una muy fuerte discusión con sus padres, le dan una bofetada (hay un hematoma) y la acusan de ser una irresponsable, de no saber cuidarse e intentan convencerla a toda costa de que se opere enseguida.

El 21 de marzo ya han pasado dos días de la prueba pero los resultados no están listos aún, contacta conmigo el ginecólogo y oncólogo de María quien, de manera siempre muy profesional y después de haberme preguntado si yo también soy médico, y me ha recriminado que yo hubiera dado un diagnóstico, prescrito un determinado tratamiento y convencido a la joven de no operarse. Intenta, además, intimidarme y me reclama que no me meta en este caso. También me pregunta si sé lo que es un carcinoma y me ha señalado que María no pudiera operarse dentro de dos o tres meses o que si se operaba tarde su calidad de vida estaría arruinada para siempre.
Le contesté que no había realizado ningún diagnóstico dado que éste ya había sido efectuado, que no había prescrito ningún tratamiento y que había sido la misma interesada quien había decidido operarse o no hacerlo y que yo me había limitado a interpretar la situación desde el punto de vista de la Nueva Medicina de Hamer. Y agregué que, en cualquier caso, la situación no se habría alargado durante meses, sino todo lo contrario, ya que María estaba esperando los resultados de un nuevo test Papanicolau.

A mi interlocutor le sorprendió mucho recibir estas noticias y me aseguró que «nuestras» elecciones, refiriéndose a las suyas y de la familia de María, obviamente, habían sido fruto de una meditación acerca de los riesgos que se corren y con la debida precaución.

Estoy plenamente convencido de que este profesional actuó de buena fe y teniendo en cuenta el bien de María. Me habría gustado que una vez que tuvimos el resultado negativo del último test Papanicolau hubiese vuelto a contactar conmigo para intentar comprender si su comprensión de la salud y la de la Nueva Medicina podían compaginarse, o al menos por curiosidad intelectual.

Información 2: la historia aún no ha acabado

Habíamos previsto llevar a cabo una prueba más y de carácter minucioso el día 20 de abril y para la cual habíamos contactado con una doctora simpatizante del método de la Nueva Medicina. Con ello esperábamos
poder calmar y callar a los padres de María, que insistían acusándola de ser una enferma irresponsable y de no estar bien de la cabeza.

El día 11 de abril llevaron María a un cirujano con un falso pretexto y allí ya estaba preparado todo para realizarse una biopsia.

Por suerte, María tuvo la fuerza suficiente como para rechazar la biopsia, y al médico, al no poder actuar en contra de la voluntad de una persona mayor de edad, se limitó a realizarle un nuevo test Papanicolau, durante el cual tomó tres muestras (ciertameente invasivas y dolorosas). Él mismo se justificó afirmando que era necesario proceder de manera profunda.
Después de este hecho, y como resultado del golpe y sintiéndose traicionada por sus padres, María se aisló, con el riesgo para su salud. El 16 de abril, por la tarde, llegaron los resultados que verificaban que todas las muestras habían dado negativas.

Las reacciones fueron las siguientes. El centro médico del cirujano está alterado, él mismo interroga a María sobre qué tratamiento ha hecho conmigo.

Ella le contesta:
— Nada, no hicimos nada.

El cirujano solicita las muestras de la primera biopsia para volver a analizarla y estudiarla. El primer laboratorio no las quiere entregar y quiere verificarlas. Al final todo se confirma tal y como ha ido sucediendo.

Información 3

Aún no hemos llegado al final y hay más (y ojalá hubiéramos podido evitarlo). Los médicos y los padres de María continúan acusándola de irresponsable, generándole un sentido de culpa.

Cuatro meses más tarde la convencen para hacer una visita ginecológica en la cual se establece y se le comunica que sufre una gravísima inflamación que crece de manera descontrolada, aunque no se trata de un carcinoma. Pero insisten en que se dirija a un centro sanitario para que la observen y le aspiren una pequeña parte del cuello del útero. María está cansada de luchar, necesita toda su energía para su nueva actividad laboral y depende de sus padres, quienes la han ayudado económicamente en la apertura de su comercio. Así que decide aceptar. El 30 de septiembre permanece un día y medio en el hospital, se le realiza una pequeña intervención. Una vez finalizada se le comunica que se le ha extirpado la inflamación y que, además, había restos del carcinoma, con lo cual le han extirpado un poco más, ya que tenía ramificaciones.

Cuando María me cuenta todo lo que le ha sucedido y estas palabras de los médicos, le pido que le entreguen la historia clínica y los informes. Tardan varios días. Al final nos quedamos con la boca abierta al leer que no hay inflamación, no hay carcinoma y que solamente se encontró una vieja herida («daño viral») que se puede interpretar como la cicatriz del carcinoma que ya no existe.

Lo que tenemos que preguntarnos llegados a este punto es sobre la obsesión con el cáncer que se pasa por la cabeza de diversos médicos y entre la gente en general. Hemos de preguntarnos por los motivos que conducen a aconsejar la extirpación de un carcinoma aun sabiendo que los análisis demostraban su desaparición.

Ahora todos están felices y contentos. Los padres de María, porque la hija se ha salvado; los médicos, porque han podido llevar a cabo su protocolo; yo mismo, porque con todo esto se ha demostrado que María estaba ya curada de manera incontestable; María, que me confiesa que ya no podía soportar más las provocaciones de familiares y amigos que la querían siempre enferma y operada. Ella espera que con esta operación ya se haya acabado todo y la dejen definitivamente en paz. Ha llegado el momento de que nosotros podamos colocar un punto final en todo este testimonio.

Información 4

Y la verdad es que no podía haber tenido mejor final, ya que gracias a todo esto hemos podido evitar que algo similar le sucediera a otra mujer.
Stefania consulta a un amigo mío dentista quien ha estudiado la Nueva Medicina y ha leído lo sucedido a María. Durante el tratamiento odontológico, Stefania se confiesa preocupada porque un reciente test de Papanicolau que se ha hecho le ha dado un resultado positivo con un diagnóstico de sospecha de carcinoma y con el consejo de realizar una biopsia. El dentista le pregunta si ha pasado por un período de abstinencia sexual frustrante en los tres meses anteriores y si ha retomado las relaciones desde hace poco. Stefania le cuenta que su marido es auxiliar sanitario y que trabaja en el departamento de infecciosos, y que como se había arañado con una jeringa usada, habían tomado precauciones. El miedo a un eventual contagio los había conducido a interrumpir las relaciones durante dos meses, que se han retomado solamente desde hace unos quince días. El dentista la invita a no preocuparse, que todo entra dentro de los cánones normales y le aconseja volverse a hacer las pruebas dentro de unos quince días. Diecisiete días más tarde ya hay un nuevo resultado: ¡negativo!

Nota:

En mayo de 2005 me encuentro con María. Está bien, para ella lo sucedido es parte del pasado y sólo quiere olvidarlo todo.

Cronología y referencias

Test Papanicolau del 23/ 02 (muestra del 19/ 02) Diagnóstico
Alteración de las células de la mucosa, anomalía de las células epiteliales.
Lesión de la mucosa epitelial de bajo grado comprendiendo HPV, displasia leve.

Lesión de la mucosa intraepitelial de alto grado comprendiendo displasia moderada.

Displasia grave y carcinoma in situ.

Valoración hormonal Compatible con la edad

Comentario:
Se recomienda colposcopia y biopsia Análisis del 06 / 03 Colposcopia
Visualizada zona de transformación anormal en la unión cotonaria Area de yodo clara sin acididad en 0 de márgenes limpios Gl: mosaico regular en 1 -2-3 S G2: marcado regular en 1
Biopsia
Biopsia partió h.12 y 6.

Diagnóstico:
Carcinoma in situ focalmente microfiltrante, extendido en algunos nudos
glandulares, asociado a coilocitosis de VPH

Test Papanicolau del 19 / 03 Diagnóstico
Hormonal: ICP 40%
Oncológico: clase II células parabasales y metaplasma
Filogístico: Mite

Comentario:
Control dentro de un año
32 de marzo de 2002: Pascua (resurrección de los muertos)
Test Papanicolau del 11 / 04:

Diagnóstico
Resultados negativos que no he visto
Nota:
Las pruebas se han realizado en dos laboratorios diferentes.
Análisis histológico del 30 de septiembre de 2002 Descripción macroscópica
Cono de porción de diámetro aproximado de 2 cm y altura 0,8 cm en posición horas 12. La muestra se incluye en bases con secciones seriadas.
1) h. 12 -3
2) h 3-6
3) h 6-9
4) h 9-12
5) restos de material de raspado endocervical

Diagnóstico
Aspectos morfológicos de daño viral extendido HPV (condiloma plano de la partio), con áreas de escamas de metaplasma y con tendencia local a la displasia epitelial leve (1, 2, 3,4)

Restos endométricos con aspecto de referencia a la fase de secresión intermedia (<5)

® Consideraciones técnicas

Ahora analicemos el testimonio desde el punto de vista de la Nueva Medicina. La mucosa del cuello del útero es un tejido epitelial pavimentoso y, por tanto, unido al neoencéfalo, allí donde los tejidos en fase activa pueden ulcerarse y secarse, sin molestia alguna. Durante esta fase activa, el «tumor» ya está presente, pero si no se realizan análisis precoces (biopsia) nadie se dará cuenta porque el test Papanicolau resulta negativo y el tumor aún no desprende células. Incluso una biopsia daría un resultado negativo. La parte activa del conflicto está unida al tema «no hago el amor de manera satisfactoria». Pero desde el inicio de la fase de solución y reparación una biopsia podría resultar positiva mientras el test Papanicolau aún daría un resultado negativo.

En la fase de solución, la mucosa se inflama para reconstruir la zona con úlcera, las células viejas se escaman y aparecen virus asociados a la fase de solución. Es precisamente gracias a esta labor interna que la zona será restaurada. Durante la crisis puede darse una hemorragia.

Un test Papanicolau efectuado durante la fase de solución suele dar valores elevados precisamente porque se basa en la cantidad de células muertas presentes en ese momento; incluso la biopsia resultaría positiva.
Cuando acaba la fase de solución, todo vuelve a la normalidad y los valores de las pruebas son normales y negativos y no es aconsejable tomar tejido inútilmente. Si se realiza un test Papanicolau en la fase de conflicto activo, resultará negativo y con valores muy bajos.

En lo que respecta al diagnóstico del tumor, estamos en la fase reticente del conflicto antes indicado. Esto se debe a la actitud de María justo después de recibir los primeros resultados positivos y a la producción veloz de úlcera del tejido, que viene luego diagnosticado como tumor en la biopsia. La solución del conflicto llega una vez que la joven ha decidido no hacer nada y en el momento en el que su novio le dice que es mejor no preocuparse y ella vuelve a hacer el amor con él. Desde aquel momento, ella tiende a sentirse siempre cansada y duerme profundamente (fase de solución). La úlcera se cicatriza, el tejido crece y es en dicho momento cuando la medicina menciona el carcinoma. La crisis epitelial se da dos días más tarde (en el análisis realizado el 12 de marzo), con una hemorragia. El 6 de marzo llega el resultado positivo de la biopsia, se produce la resolución del conflicto el 10 de marzo. De tal manera se infiere, y teniendo en cuenta la visión de la Nueva Medicina, que podemos realizar la hipótesis de un plazo de tiempo corto en el que el conflicto activo dura pocos días (solamente cuatro) y la fase de solución ocupará el mismo plazo de tiempo aproximadamente, con una crisis epitelial después de dos días. Todo lo cual verdaderamente ocurrió.
La joven se sintió cansada durante dos o tres días más, y el 13 de marzo sufrió una pequeña hemorragia. Luego, desde el día 17 de marzo, volvió a su rutina.

De todo lo anterior podemos concluir las siguientes fases (véase también la cronología completa de la página 154).

Primer conflicto Conflicto activo: largo período de frustración sexual y Crisis del conflicto: la joven encuentra el nuevo amor

Fase posconflicto y fase de reparación: la joven vive este nuevo amor

Durante este momento realiza las pruebas de Pap el 19 de febrero y que dan un resultado positivo, dado que estamos en la fase de reparación (carcinoma).

Segundo conflicto

Conflicto de recaída de frustración sexual, alternando períodos de conflicto y solución, debido al diagnóstico del 23 de febrero. Es durante esta fase (1 de marzo) cuando se realiza la biopsia, cuyo resultado se entrega el 6 de marzo. Hasta entonces, María alterna momentos de preocupación e incredulidad.
El diagnóstico positivo de la biopsia (6 / 03) origina una tercera recaída. Crisis del conflicto (10 de marzo): María decide dejar de preocuparse. Fase de reparación: aproximadamente del 10 al 16 de marzo, con crisis epitelial entre el 12 y el 13 de marzo.

Regreso a la rutina a partir del 17 de marzo.

Durante esta fase se realiza el segundo test Papanicolau (19/ 03).

Durante esta fase se realiza el tercer test Papanicolau (11/ 04).

Durante esta fase se realizan la intervención y el análisis histológico (30 / 09).

En la página siguiente podemos ver la cronología completa del caso de María resumida en un cuadro sinóptico.

Cronología completa del caso de María

Fecha hastaEventos existencialesEventos físicosNivel psicobiológicoEstado psicológico
13/02Conflicto de frustración
13/02Encuentro amorosoSolución conflictoFeliz
19/02Test papanicolauFeliz
23/02Resultado T. PapanicolauPosible carcinomaFrustración reactivaPreocupada
01 /03BiopsiaConstantes reincidenciasAlterna serenidad y frustración
06/03Resultado biopsiaConfirma carcinomaRecaída conflictoFrustración sexual
10/03No es infecciosaSolución del conflictoFin de la preocupación
12/03Encuentro con terapeutaSerena
12/03Leve hemorragiaCrisis epitelialSerena
14/03Segundo encuentro con el terapeutaFeliz
16/03Fin fase reparación
Retorno a la normalidadSerena
19/03Test Papanicolau II
25/03Resultado test PapanicolauNadaMuy feliz
11 / 04Test Papanicolau a traiciónChoque momentáneoAislamiento
16/04ResultadosNadaExhultame
30/09Pequeña operación
Y después...Serena y feliz

Fuente:

Pierre Pellizzari - "Me he tratado con la Nueva Medicina del doctor Hamer"

https://www.pasadofuturo.com/archivos/libromehetratadoconlanuevamedicinadeldrhamer.pdf

sábado, 11 de agosto de 2018

Me duele el pie

Tengo dolor fuerte dolor en el pie y no sé a qué se debe.

Si aun no se cuenta con diagnóstico médico o una radiografía, entonces se puede proceder de esta manera:

En el pie hay, visto de forma general, 3 posibles conflictos biológicos:

En la epidermis (conflicto de separación). Si la piel está en perfectas condiciones entonces ver si es un tema en la dermis (conflicto de ataque). Si no hay bultos, ni micosis, hinchazón entonces podría ser un proceso  en el resto de los tejidos que pertenecen al mesodermo nuevo y que tienen el denominador común "conflicto de autodesvalorización".

El doctor Hamer da más detalles para el caso específico que se trate de una osteólisis y se localice en la articulación del pie:

"Conflicto de autodesvalorización de no poder correr, bailar, balancearse." Aparecen frases como "Ya que me doble el pie, no puedo asistir al baile."

Otros expertos también agregan connotaciones como: "No poder soportar a alguien o situación. No poder saltar, pisar fuerte, patear, frenar. Incluso un tema de no poder estar en un lugar determinado."

Si el individuo es diestro, el proceso en el pie derecho está relacionado con la pareja (o cualquier otra persona que no sea madre ni hijo). En la persona zurda, es al revés, el pié izquierdo está relacionado con la madre o hijo.

Por último no hay que olvidar algo importante: El dolor es un indicativo que el conflicto biológico de autodesvalorización ya ha sido resuelto. Si hay recidivas, entonces el dolor va y viene de acuerdo a la activación(fase CA) /solución (fase PCL).

Otro cosa importante también: Tomar consciencia que el sentido biológico, después del dolor, es que el tejido quedará más fuerte y más adaptado para futuros eventos.


El Dr. Eduardo Castellanos, nos aporta lo siguiente: 

También hay que considerar la fascia plantar que proviene del mesodermo antiguo. El conflicto es de ataque a la planta del pie. 

El conflicto de desvalorización mencionado en este artículo corresponde a los huesos del metatarso, que en la planta del pie responden a un conflicto de desvalorización por no poder manejarse en un terreno resbaloso, inestable. 

El espolón calcáneo afecta al talón y se debe a sentirse desvalorizado o no ser apto para rechazar a alguien o a algo.

 

jueves, 9 de agosto de 2018

Chalación, calacio, chalazo (glándulas de Meibomio)

Las glándulas de Meibomio son glándulas sebáceas de gran tamaño que se encuentran situadas en los párpados superior e inferior y producen una secreción compuesta por diferentes sustancias, entre las que abundan proteínas y lípidos diversos como fosfolípidos, triglicéridos y esteroles libres.

Esta secreción forma parte de la película lagrimal fomentando su estabilidad y previniendo su evaporación. Las glándulas meibomianas, a diferencia de otras glándulas sebáceas, no están en contacto directo con los folículos pilosos. Cada glándula de Meibomio se compone de múltiples acinos secretores que contienen meibocitos, dúctulos laterales, un conducto central y un conducto excretor terminal que se abre en el margen posterior del párpado.

Existen unas cincuenta glándulas de este tipo en el párpado superior y veinticinco en el inferior. La obstrucción del conducto de salida de alguna de estas glándulas determina la formación de un pequeño quiste en el párpado que se conoce como chalazión, perrillas, chalación, calacio o lipogranuloma.

Según las 5 Leyes Biológicas su activación se debe al conflicto biológico de preocupación por la integridad, peligro para la integridad, por haber visto algo inapropiado.

En los párpados se localizan las glándulas de Meibomio, que producen una secreción grasosa que al combinarse con la lagrima le da estabilidad y duración.

Cuando hay un conflicto activo de haber visto algo inapropiado, por ejemplo haber visto algo que preocupe o represente un peligro a la integridad. Aquí el tejido glandular prolifera y forma una pápula.

En la fase de curación se degrada el tejido que proliferó en la fase activa y se forma la pústula llamada orzuelo (ver primera imagen).

El tejido afectado es de origen mesodérmico (mesodermo Antiguo).

miércoles, 8 de agosto de 2018

Testimonio de Dr. Hanno Beck: Curación de cáncer de ovario.

« Gracias al Dr. Hamer
que revisó mi manuscrito:
"El Cáncer es curable" »
Dr. Beck 1992
Aquí el testimonio del Profesor universitario, Dr. Hanno Beck, de la Universidad de Bonn. Premiado con medallas como la medalla de Humboldt, la de la "Academia Alemana de Ciencias", la medalla Euler, Carl-Ritter, etc. Fue presidente de la World Union for Protection of Life.

En su libro "KREBS IST HEILBAR" (El Cáncer es curable) de 1992, Beck relata varios testimonios de sanación con la ayuda del Dr. Hamer. Entre ellos queremos compartir el caso de su hija Almut Beck:


Los médicos diagnosticaron cáncer a Almut, y determinaron que debía ser operada de inmediato. Pero, gracias a que conocía las 5 leyes biológicas, pudo desactivar todas las gradaciones del pánico que el diagnóstico generaba.

Almut acudió al Dr. Hamer quien, después de ver la tomografía del abdomen que mostraba el rápido crecimiento de un tumor, le dijo:
“Felicidades Almut, ya pasó lo peor. Has tenido un conflicto que lo has solucionado exitosamente.
Este conocimiento previo de la hija evitó que viviera el común y terrible choque psicológico del diagnóstico.

Se trataba de un tumor de los que crecen durante la fase de reparación y que es precedido por una necrosis celular. Normalmente, este tumor se convierte en un quiste firme, siempre y cuando no se opere inmediatamente, sino que se espere algunos meses. Este quiste que puede ser operado fácilmente. La medicina convencional mal interpreta tales quistes como crecimiento invasivo tumoral. 

La suerte del Almut es que contaba con la visión correcta del Dr. Hamer quien había demostrado ya mucho éxito en su tratamiento. 
Por supuesto que los médicos la presionaron, fuertemente pero ella saltó y se escapó de ellos para no ser una víctima más del bisturí.

Almut esperó un año según el consejo del Dr. Hamer. La gente que la conocía pensaba que estaba embarazada. Algunos llegaron incluso a preguntar “si ya nació el bebé”.

Suerte que el Dr. Hamer vivía cerca. Al final, ella fue tratada con un cirujano que comprendía el principio de las 5 leyes biológicas. En octubre del 1989 se realizó la operación que fue un éxito: Todo el quiste encapsulado fue retirado. Para ello se uso el Bisturí “Hamer”.
Un día antes de la operación los otros médicos habían detectado que su abdomen estaba lleno de metástasis y que es inoperable!!!
Pero la operación fue bien documentada. No fue negada, ni tergiversada. Al abrir el vientre se retiró un conglomerado del tamaño de una pelota de fútbol de 9 kilos de peso.

El cirujano dijo: “¡Hamer había tenido razón!

Almut fue dada de alta después de 10 días. La prueba histológica del tumor confirmaba el diagnóstico anterior: “Cáncer de ovario muy maligno”.

En el momento que el prof. Beck escribió su testimonio ya había transcurrido 3 años y Almut estaba sana. Huelga decir que sucedieron cosas extrañas en el hospital, no le quisieron cobrar nada al Prof. Beck por la costosa operación. La condición es que nadie dijera algo sobre la operación. Mejor dicho, la operación nunca sucedió. Se le prohibió al cirujano hacer en el futuro este tipo de operaciones. La idea era evitar dar más razón al Dr. Hamer. El prof. Bekc denuncia que se está reprimiendo la difusión de los descubrimientos del Dr. Hamer.
Fuente:
Libro: Prof. Hanno Beck - “KREBS IST HEILBAR – Dr. med Ryke Geerd Hamer - Beispiel einer Erkenntnisunterdrückung “ (“El Cáncer es curable - – Dr. med Ryke Geerd Hamer - Ejemplo de una represión del conocimiento”), edición 1992, pág. 69.

lunes, 30 de julio de 2018

El testimonio de “Julieta”

(Esta imagen es solo referencial)
Por Dr. Ryke Geerd Hamer

Uno de los primeros casos examinados en 1981 a nivel clínico que sirve como verificación de la Nueva Medicina.

Nombre: Prof. S. nacida en 1899.

Diagnóstico: carcinoma de cuello uterino CIN 3 (muy avanzado).

Histología: carcinoma del epitelio pavimentoso, CIN 3.

Establecido: fin de las hemorragias de noviembre de 1981 (momento en que se sienten los síntomas manifiestos), diagnosticadas en la clínica a principios de diciembre.

Período hasta la evaluación: de 20 a 22 meses (de enero a febrero de 1980 a noviembre de 1981), de los cuales la concentración del conflicto activo: todo el período comprendido entre enero y febrero de 1980 hasta dic. '81.

Anteriormente: hasta entonces el golpe más grave sufrido por la paciente: la muerte de la pareja en noviembre de '71 después de 49 años de vinculación era como el luto "casado" desde finales de 1971 hasta principios de 1973 (durante unos 15 meses), sin eventos conflictivos ¡Sin conflicto sintomático (sexual)!

El primer golpe de infortunio para la paciente fue la muerte de este profesor en noviembre de 1971.

Hasta entonces había sido la peor desgracia de su vida. En marzo de 1973, ella se resignó a la muerte de su compañero, como dice ella. Luego, la paciente no fue examinada, pero en ese momento no pudo haber ningún carcinoma de cuello uterino porque no había ningún síntoma de conflicto sexual. Su compañero tenía 78 años. También parece ser algo más que un hecho que la paciente sintió como una desgracia y que de hecho no tuvo la menor idea de reprochar. En cualquier caso, parece que fue el peor golpe, hasta entonces, para el paciente. Pero no parece que en ese momento haya habido ningún conflicto biológico.

El conflicto más grave que sufrió el paciente ocurrió en enero de 1980: "El profesor M., su compañero, que murió sin haberse casado sin hijos, había dispuesto que el paciente, su compañero, fuera el ejecutor del testamento, a un museo su gran colección de pinturas. En diciembre de 1979 toda la correspondencia del profesor fue enviada a la paciente que debía elegir qué letras eran adecuadas para el museo y cual no. Entre ellos se encontraban todas sus cartas de amor que se remontaban a casi 60 años atrás, que hicieron que la viuda, que se sentía internamente casada, recordara el período más hermoso de su vida.

"Doctor, fue la cosa más terrible que jamás haya experimentado en mi vida, mucho peor que la muerte de mi esposo, y durante muchos meses lloré de la mañana a la noche, siempre y solo lloré desesperadamente. Mi primera carta de amor de 1922 fue alcanzada por un rayo, y todas las cosas en mi carta me recordaron que estaban vivos de nuevo ante mis ojos, porque por supuesto nos dimos recíprocamente todo lo que solo como amantes que puede dar, a excepción de "esa cosa", que luego no se le permitió a aquellos que no están casados oficialmente. En ese momento me di cuenta, como si hubiera recibido un golpe con un palo, que mi amado estaba muerto! ¡Fue terrible, terrible!"

Psique:

personalidad diferenciada, introvertida, muy inteligente, un poco 'ralentizada' por la edad. Una de las pocas personas que, a pesar de ser una científica típica e incluso perfeccionista, tiene una vida espiritual rica, totalmente interiorizada, que solo una persona (su esposo) y nadie más (después de su muerte) pueden participar.

Anamnesis de la vida social:

Soltera, profesora de economía política en el retiro, sin hijos, vive recluida, tiene varios sobrinos, pero no solo tiene una relación cercana con ellos. Cambia a tipo excéntrico.

Enfermedades:

1953 abrasión (raspado) debido a mioma,

1974 supuración dental

1977 herpes zóster, dolorosa y larga, de lo contrario no hay otra enfermedad grave.

Desarrollo del conflicto (en detalle):

Premisa

Este caso tiene una dinámica particular, el carácter de un "caso probatorio" gracias al cual el representante de la medicina oficial, el Prof. Semm, creía que podía demostrar lo absurdo de todo el sistema de Hamer. Después de esta demostración, sin embargo, me han expulsado de la clínica, infamándome como un hereje declaradamente loco.

Prof. Semm había aprendido de una carta dirigida a mí por el profesor Holzmann, asociado editorial médica, que no publicó el artículo que yo había propuesto en "LA LEY FÉRREA DEL CÁNCER", pero primero quería escuchar lo que tenía que decir a este respecto, Prof. Semm, eso es si pudiera certificar que yo tenía razón. "Por el amor de Dios", me dijo más tarde, "¡no haré daño a ninguno de mis médicos tradicionales si alguna vez descubro que él tiene razón! Si hubiera sabido desde el principio que se trataba de una habilitación (cátedra de profesorado universitario) y qué dificultades podría haber ocasionado, ¡nunca se le hubiera permitido estudiar ni un solo caso en esta clínica!"

A la mañana siguiente, después de enterarse de la carta del Dr. Holzmann, el Prof. Semm hizo visitas a sus pacientes privados. He aquí una maestra de 83 años, jubilada, de economía política, que sufre de cáncer cervical (NIC 3), que no había estado casada, es virgen (virgo intacta), que vivía sola. Durante la visita que ha preguntado si los últimos dos años tenían ningún conflicto con nadie, especialmente sexual, o si tenía algún contacto sexual con un amigo o conocido. La anciana se negó, diciendo la verdad, y dice que vive sola y no tienen disputas o conflictos con nadie, ni tener un amigo o conocido que sabía ellos habían muerto durante más de diez años.

Así que el profesor Semm en la puerta le dijo a su asistente el Dr. G:... "¡Qué Hamer visite ahora a la anciana! Ciertamente no podrá encontrar ningún conflicto. Entonces diremos que es absurdo y tonto lo que está haciendo y, así, lo expulsamos fuera de la clínica. Así, gracias a Dios, por fin nos deshacemos de él y de una manera elegante. Él espera en la sala y dígale que venga a mí porque tengo algo que decirle!"

Cuando una hora más tarde llegó el colega G. me dijo, muy gentilmente: "Ah, Sr. Hamer, ahora puede visitar a un paciente privado, el jefe le dio permiso explícito, de hecho, ella le espera. ¿Desea verla?"

Hamer: "¡De muy buena gana, incluso los pacientes privados tienen almas como los prestada y ellos también están sujetos al mismo tipo de acontecimientos y conflictos, de hecho no cambia nada! ¿Qué pasa con esta dama?"

G.: "Carcinoma de cuello CIN 3, pero usted no puede ver el historial médico, el jefe no lo permite."

Hamer: "No es necesario, el diagnóstico histológico se comprueba si ya está muy avanzada."

G.: "Lo es, sin duda, pero ahora queremos determinar en primer lugar, precisamente, lo que postula precisamente para este caso en base a la LEY FÉRREA DEL CÁNCER.".

Hamer: "Está bien, eso es correcto".

G.: "Así que esta señora debe haber tenido, como usted dice, ¿el peor conflicto en su vida?"

Hamer: "¿Cuándo notó los primeros síntomas?"

G.: "A fines de noviembre de 1981".

Hamer: "¿Y vosotros solo lo notásteis en el CIN 3?"

G.: "".

Hamer: "Si el paciente es joven (sería un poco inusual) el conflicto debe ser buscado en mayo o junio 80, dependiendo de cómo el proceso avanzaba. Sin embargo, si la paciente es mayor de edad o incluso anciana el evento conflictivo estaría fechada a principios del año 80 porque estos procesos en los ancianos tienen un curso más lento".

G.: "Bueno, entonces, digamos que a principios de enero o febrero '80. Al ser un cáncer de cuello uterino, ¿debe haber sido un conflicto sexual, a la derecha?"

Hamer: "¡Exacto!"

G.: "Bueno, tomo nota. ¿Cuánto tiempo debe haber durado el conflicto?"

Hamer: "Con gran probabilidad todo el tiempo hasta que el descubrimiento de la enfermedad a finales de noviembre '81. Sobre lo que pasó después no puedo hacer otras declaraciones."

G.: "Está bien, he anotado todo con cuidado. Sr. Hamer, ahora yo y mi colega le deseamos mucha suerte por su visita, la señora tiene ochenta años, ya con esclerosis cerebral, una profesora jubilada, soltera, vive sola, ella no tiene un amigo o conocido, es virgo intacta, y no tiene ningún conflicto en los últimos dos años, ya hemos verificado esto."

Hamer: "Me di cuenta desde el principio que quería engañarme, pero esto es risible; las regularidad férrea inherentes al sistema se ríe de usted y de los no pueden hacerle trampas. Por el contrario, yo amablemente le invito a que venga conmigo donde la señora anciana para que después no vaya a creer que esto es brujería".

G.: "No, no es necesario, en todo caso podemos, si fuera necesario, interrogar a la dama más adelante si hay algo que no resulte claro. Nosotros preferimos esperar aquí; entonces tendremos que comunicar cualquier cosa de parte del jefe".

Hamer: "Ya sé lo. Pero no me importa. De hecho, su propio jefe es como usted mismo, parece tener muy poco entendido que no se trata de un capricho de Hamer, que puede ser manipulado a voluntad, sino de una "ley férrea" que Hamer no puede influir en cómo él no puede hacerlo con usted! Pero, ¿es el diagnóstico histológico realmente correcto?”

G.: "Sí, palabra de honor".

Hamer: "Bueno, pero primero me gustaría poner algo por escrito, a saber: 1) Podemos suponer que una paciente de 83 años de edad ha sufrido el peor conflicto de toda su vida de 20 a 22 meses antes del inicio de los síntomas, hay una probabilidad de aproximadamente 1 en 1000“.

G.: "Está bien, es muy poco probable, he tomado nota".

Hamer: "2) ¿Que una paciente de 83 años, virgo intacta, tenga un conflicto sexual de las personas mayores, esto puede suponer que puede a lo sumo con una probabilidad de 1 en 1000?"

G.: "Correcto, incluso una probabilidad menor, en la práctica: ¡nada!"

Hamer: "3) ¿Que en una dama así de anciana haya hecho un conflicto durante tanto tiempo tiene una probabilidad de 1 en 100, quizás incluso una mucho menor?"

G.: "Está bien, esto es muy poco probable también, he anotado todo".

Hamer: "Si estamos de acuerdo que la suma de las probabilidades de que los tres criterios de tales improbabilidades puedan ser todos satisfechos por casualidad es inferior de 1 en 10 millones, por lo que no tiene sentido realizar más cálculos de probabilidad. Así que en diez millones de pacientes de esta edad, a lo sumo podríamos encontrar "casualmente" un solo caso en el que esto ocurra "casualmente", ¿verdad?

G .: "Exactamente, eso es prácticamente nadie".

Hamer: "Sin embargo, si ahora , en contra de todas las expectativas, algo muy poco probable ya que ella era, de hecho, ya se informó, el paciente se vuelve realmente han tenido un evento en conflicto de naturaleza sexual en el momento especuló que también respeta exactamente la duración postulado. Entonces también usted debe certificarme cortesmente y por escrito que el sistema que es la ley férrea del CÁNCER se encuentra ante una probabilidad de 1 en 10.000.000, más aún teniendo en cuenta que ya había supuesto previamente, y estaba convencido de lo contrario".

G.: "Esto puedo prometerle con seguridad, porque ciertamente no podrá probarlo, y es 10 millones de veces más probable que más tarde tengamos que comunicarle esto al jefe, como usted ya se imaginará".

Hamer: "¡Vamos a ver!"

Entrevista con el paciente.

Entrevistar a la paciente fue muy agotador para ambos, sino no porque el paciente sufría de esclerosis cerebral, como suponían los colegas, pero ella era muy introvertida y cerrada, suspicaz y con ansiedad cuidando de no abrir al extraño a su vida interior, que bajo una cáscara ligeramente frágil era capaz de experimenta sensaciones, sentimientos claramente ricos y diversificados y un espesor humano inusualmente fuerte! Comprendí de inmediato que esta paciente, a pesar de su avanzada edad, tomó mis preguntas hasta el último matiz y, a medida que crecía la confianza en mí, también respondió con precisión y detalle.

La historia es contada en poco tiempo:

En 1922, la paciente que era una joven estudiante de economía política en la ciudad A. Conocía a un joven maestro con quien se graduó. Más tarde fue calificada para la enseñanza gratuita y trabajó con él en la Universidad de A. hasta 1939.

En ese año fue llamado a K. donde trabajó junto con otro profesor en el Instituto de Economía Mundial. Incluso con el profesor de K. tuvo una buena relación, murió en 1969 a una edad muy avanzada.

Paciente: "Fue triste, pero no se pudo hacer nada, para mí no fue tan terrible porque en la ciudad A. todavía vivía el profesor M ..."

Hamer: "¿Cuándo murió el profesor M. de A.?"

Paciente: "En 1971 a los 78 años, fue muy malo para mí".

Hamer: "¿Fue el golpe más horrible que haya recibido hasta entonces?"

Paciente (emocionada): "Sí, lo peor, fue absolutamente terrible para mí".

Hamer: "Usted conoció a su colega cuando usted era una joven estudiante, él era un asistente o un profesor joven, solo unos pocos años mayor que usted, ¿no será, profesora, que realmente él era para usted más que solo un colega?"

Paciente (muy emocionada): "Doctor, me hace preguntas como si pudiera leerla en mi alma como en un libro abierto, nunca he dicho una sola palabra de esta historia. Sí, es cierto, fue mi "esposo"!

Fue un maravilloso secreto entre nosotros dos. Hemos sido leales a nosotros por casi 50 años, hasta su muerte. Entonces, después de la Primera Guerra Mundial todavía no estaba permitido hacer todo como hoy. Como cónyuges secretos nos dábamos todo lo que podíamos darnos, no podíamos tener hijos. Y ni siquiera podíamos casarnos, pobres como nosotros. Pero nos amábamos infinitamente, incluso después, en la gran distancia que escribíamos todos los días, nos llamábamos unos a otros y con frecuencia nos encontrábamos. Él fue maravilloso entre nosotros, mucho más bello que la mayoría de las parejas casadas. ¡Su muerte me transformó de una esposa feliz a una vieja viuda solitaria!

Hamer: "Lo creo, profesora, debe de haber sido el suceso más duro que ha afectado de su vida. ¿Cuánto tiempo se tarda antes de que pudiera renunciar un poco a la muerte de su compañero, antes de que el dolor más intenso que se calmara?"

Paciente: "Un buen año, luego superé lo peor, desde entonces me cerré y viví sola".

Hamer: "Profesora, creo que realmente puedo leer en su mente como en un libro abierto, es verdad lo que me dijo, ¡pero no me ha dicho aun lo más importante! No sé si el profesor M., "su esposo", se levantó una vez más de la tumba, pero debe haber sucedido algo muy intenso en su persona hace aproximadamente un año y medio o dos años, un evento conflictivo que nunca había experimentado tan gravemente y que aun hoy no lo ha superado todavía!"


Paciente (con ojos abiertos de par en par con miedo, pálida, de pie perfectamente al frente de la cama, y ​​temblando por todo el cuerpo, como nunca he visto a ningún paciente):

"¡Doctor, ¿cómo lo ha sabido?, por el amor de Dios! ¡Nunca he hablado con nadie, nadie me ha visto llorar! Sí, es cierto. Con total precisión, incluso meses, que era lo peor que han experimentado en toda mi vida, magnífica y terrible y doloroso. Tiene razón, todavía no creo que de cualquier otra cosa, sin cesar día y la noche, cuando no puedo dormir, ya que sucede muy a menudo".

Hamer: "Profesora, es bueno que los dos hablemos ahora. Esperamos tener la oportunidad de hacerlo incluso más a menudo. Si se puede hablar de una vez con una persona que entiende, el tema es mucho menos terrible. Ya verá"

A continuación, el paciente describe cómo se produjo el conflicto, pudiendo precisar hasta la fecha, el día e incluso la hora. "Su marido" tenía una gran colección de pinturas, pinturas muchos también por él mismo, que había dejado toda la herencia al museo de H. porque era "soltero" y no tenía hijos, la paciente fue indicada por él como ejecutora. Después de su muerte, las pinturas ya habían llegado a H., pero con el fin de evaluar su personalidad era entregar su correspondencia importante aun museo, publicaciones, manuscritos, etc. A finales de diciembre '79 fueron enviados a la casa de la paciente de las grandes pilas de cartas atadas con una cuerda; entre ellos, sus propias cartas de amor que su hombre había guardado cuidadosamente.

La paciente recuerda haber tenido dudas durante varios días antes de abrir las cartas. Pero entonces se sintió atraído por la magia (se puede decir la hora con precisión) para leer esas cartas de amor escritas 60 años antes. Ella dice: "Doctor, todavía recuerdo así como desaté el primer paquete, era mi primera carta de amor a mi hombre y estaba paralizada. Fue maravilloso y horrible, me dio la felicidad y la desesperación al mismo tiempo, simplemente fue tremendo, Doctor! ¡Día y noche, no durante semanas, sino durante meses lloré, lloré, lloraba terriblemente, terrible, pero no podía deshacerme de las cartas, que mágicamente atraída: pasó todo de nuevo ante mis ojos durante meses, a partir de 3 enero '80. Cada letra me recordaba a toda la ternura que habíamos intercambiado, el momento más hermoso y despreocupado de mi vida. Estaba tan feliz entonces y le di todo lo que un amante puede dar a su hombre que amaba inmensamente. Reviví todos de nuevo, todavía tengo que escuchar con precisión toda la ternura como si mi hombre todavía estaba vivo, pero luego cuando tuve que pensar que mi amado estaba muerto, no podía dejar de llorar, llorar, sólo para continuar llorando ... y hasta hoy no ha cambiado mucho".

Consolé a la paciente lo mejor que pude y le prometí visitarla todos los días para hablar con ella. Entonces, muy confundido, me escabullí de la habitación. El amor ardiente, paciente auto-destructiva de esta paciente de 83 años haría el honor de cada Julieta. Admiré la anciana como una heroína y me sentí tanta compasión por esta persona maravillosa. Reflexioné sobre cómo podría conseguir el permiso del jefe de la clínica para ayudar a esta anciana.

Afuera, los colegas me estaban esperando, sonriendo maliciosamente.

G.: "Ha estado mucho tiempo allí; sin duda usted ha exprimido a esta mujer inutilmente como un limón, para captar todos los secretos de su alma."

Hamer: "Sabe Dios cuánto dolor me causó. No tengo ganas de bromear sobre ello. Déjeme decirle ..." Cuando finalicé mi "anamnesis" todos los colegas permanecieron muy silenciosos.

G.: "Hm, tal probabilidad ... que entienda a una persona tan anciana, es muy extraña. ¿Debe haber sido una mera coincidencia? Para llegar a la precisión del mes ... y que es sólo un conflicto sexual... por supuesto, el primer amor... ¡si eso no es sexual! ¿Y continúa hasta hoy? Pero Sr. Hamer, de hecho, puede ser sólo una coincidencia colosal, de lo contrario, sería un gran error que hemos hecho hasta ahora en la medicina! ¡Simplemente no puedo creerlo!”

Hamer: "Señor G., hemos observado que la coincidencia tendría una probabilidad de 1 a 10 millones o hasta menos. Ahora debe certificarme amablemente por escrito que el sistema tiene la oportunidad de 10,000,000 a 1. ¡Por favor, hágalo!

G: "Haré que lo confirme el jefe. Pues él mismo ha querido poner a prueba este caso."

Hamer: "Es lo mínimo que ustedes los colegas me deben: reconocer la verdad, que mi sistema y la LEY FÉRREA DEL CÁNCER contiene una regularidad absoluta y que después la verificación reproducible en más de 500 casos, por lo tanto, deben ser considerados como demostradas las reglas de la lógica causal de la medicina tradicional".

G:. "Debo decir que estoy impresionado. Ahora el caso es tan claro como el sol. Extraño es que la paciente no ha dicho nada, ni al jefe ni a nosotros. Sin embargo, nos preguntamos si los últimos dos años habrá tenido algún conflicto."

Hamer: "No tuvo ningún conflicto con nadie, ni siquiera con el amado, su "marido". La discrepancia entre el primer gran amor y la muerte, entre la vida en dos y la soledad, fue el conflicto de esta "Julieta", de 83 años. Como médico, debe ser amable para comprender a otra persona pobre, Sr. G.! ¿Qué cosa tenía ahora que decirme aun de parte del jefe?

G.: "No, ahora ya no es necesario, es decir, no sé lo que hará el jefe ahora, simplemente no puedo creerlo todavía".

Hamer: "Señor G., en este momento sólo podemos entretenernos con las discusiones teológicas sobre la fe en general y su incredulidad en particular, pero en la medicina guiada por las categorías mentales de la lógica causal para mí ya no es un interlocutor".

Esa misma noche, el profesor Semm sabía que había tomado un terrible "cangrejo". Debido a que se trataba de una profesora ni siquiera se podía decir que Hamer, de algún modo, la había inducido a dar ciertas respuestas. De hecho, ¿qué profesora se dejaría "persuadir" de algún modo?

Toda la historia fue aún más desagradable para el profesor Semm. Entonces, a la mañana siguiente, él me ordenó que fuera inmediatamente a verlo y me dijo que, de todos modos, el asunto solo le daba nada más que dificultad y que yo tenía que desaparecer inmediatamente y que, en particular, detuviera mi investigación. ¡Y que en ningún caso me daría alguna certificación, y así tuviera otros cien casos similares, porque solo le causaría dificultades!

Le dije: "Profesor Semm, creo que no se da cuenta de lo que está haciendo, no podría asumir la responsabilidad de lo que está a punto de hacer si lo supiera, pero si estoy en lo correcto con mi sistema (y la probabilidad es infinitamente grande) ) usted se convertirá en el hazmerreír de todos los doctores en el mundo".

Curso:

El conflicto es intensamente activo. La paciente dice que sueña casi todas las noches. De hecho, es el punto central de su vida alrededor del cual giran sus pensamientos.

Las enfermeras informan que después de mi partida, la paciente lloró durante dos horas. Las cataratas de su alma fueron, por así decirlo, saltaron. Llorando así "el alma fue liberada".

Nota:

En los 500 casos que he tratado hasta ahora, solo una vez conocí a alguien tan molesto, pero también agradecido de haber encontrado por primera vez a alguien con quien hablar sobre sus propias heridas.

Terapia:

La paciente necesita una persona educada y comprensiva con la que ocasionalmente pueda liberarse llorando sobre su conflicto. Entonces el conflicto será "resuelto".


EL SÍNDROME DE DIRK-HAMER Y LA LEY DE FERREA DEL CÁNCER

Tanto el Síndrome DIRK-HAMER (DHS) (la experiencia vivida de manera espectacular, de forma inesperada, debido a un momento preciso en el aislamiento espacial y social) y los otros dos criterios para la LEY FÉRREA DEL CÁNCER están plenamente satisfechos. En este caso, una probabilidad de aproximadamente 10,000,000 a 1 se había calculado previamente.

¡Tanto así que una coherencia similar con la LEY FERREA DEL CANCRO podría haber ocurrido "casualmente" solo en 10 millones de casos de cáncer de cuello uterino en el caso de una mujer de 83 años!

Extracto del "HP Journal" - undécimo año - número 7/83

Fuente:
Capítulo 31.1 (pág 1101)Uno dei primi casi esaminati a livello clínico quale verifica della Nuova Medicina nel 1981” de la obra del Dr. Ryke Geerd Hamer “Testamento per una Nuova Medicina”, octava edición del 2003.
Traducción del alemán al italiano:
Marco Pfister
Traducción del italiano al español:
Luis Martínez Costa
http://nuevamedicinaperu.blogspot.com

viernes, 27 de julio de 2018

Luz solar: ¿Protección contra el melanoma?

Bernard Ackerman: dermatólogo de prestigio mundial duda que la luz solar cause el melanoma.

El ya fallecido dermatólogo Bernard Ackerman, uno de los fundadores del campo de la Dermatopatología, fundador de dos revistas científicas de Dermatología de prestigio mundial (The American Journal of Dermatopathology y el Dermatopathology: Practical and Conceptual) manifestó que la evidencia científica que vincula la luz solar con el melanoma no es convincente.
Al respecto escribió un libro extraordinario, rigurosamente documentado, con el título: "The Sun and the Epidemic of Melanoma: Myth on Myth!" La traducción sería: "El Sol y la Epidemia del Melanoma: mito sobre mito", donde incluye los mejores trabajos científicos sobre la relación luz solar-melanoma existentes hasta el 2008, y en donde explica detalladamente las razones científicas de su posición:

Como es de esperar, este libro no es muy bien conocido o apreciado entre los dermatólogos y otros médicos convencionales, ya que la creencia de que el melanoma está causado en muchos casos por la exposición excesiva a la luz del Sol se ha convertido casi en un dogma, que ninguna evidencia en contra podría refutar.

¿Qué enseña la medicina convencional?

Según la medicina convencional: "el melanoma es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en las células de la piel llamadas melanocitos (células que dan coloración a la piel)".


Para comprender el melanoma es importante saber que la piel está formada por diferentes tipos de células. El melanoma sólo afecta a las células llamadas "melanocitos", que son las células de la piel que producen melanina (pigmento de la piel).

Como ya mencionamos, existe la creencia, casi un dogma, de que está científicamente demostrado que muchos casos de melanoma son causados por la exposición excesiva a la luz del Sol. Sin embargo, esta creencia es falsa, aún desde la perspectiva de la medicina convencional.

En efecto, la medicina convencional sólo ha establecido, mediante estadísticas, una relación entre la exposición al Sol y la aparición del melanoma. Pero en realidad no conocen la causa del melanoma, sólo conocen factores de riesgo asociados estadísticamente con la enfermedad, como se puede leer en el siguiente artículo publicado en la página de la American Cancer Society: "Aún no se sabe exactamente cuáles son las causas de la mayoría de los cánceres de piel de tipo melanoma, pero sabemos que hay ciertos factores de riesgo que están asociados con la enfermedad".

Uno de estos factores de riesgo es una excesiva exposición a la luz ultravioleta (UV) del Sol: "Se considera que demasiada exposición a la luz UV es el mayor factor de riesgo para la mayoría de los melanomas. La fuente principal de radiación ultravioleta es la luz solar. Las lámparas y cabinas bronceadoras son otra fuente de luz UV. Las personas que se exponen demasiado a la luz UV tienen un mayor riesgo de padecer todos los tipos de cáncer de piel".

A pesar de lo anterior, muchos científicos, médicos y medios de comunicación afirman categóricamente que los rayos solares realmente causan el melanoma. No lo afirman como una hipótesis más o menos plausible, sino como un hecho demostrado.

Pero lo que mucha gente no sabe es que los propios estudios de medicina convencional sobre este tema son contradictorios y nada concluyentes. Incluso, algunos señalan que la exposición al Sol puede ser de ayuda para la prevención del cáncer de piel, y que incluso mejora la tasa de superviviencia de pacientes con ciertos cánceres.

En este artículo se reporta la siguiente noticia titulada: "Tomar un poco de Sol podría proteger contra el cáncer de piel" y en la cuál se afiirma: "Aún tiene perplejos a los científicos, pero un nuevo estudio sugiere que la causa principal del mortal cáncer de piel, la luz solar, también podría proteger contra la enfermedad".

Es natural que tenga "perplejos a los científicos" el hecho de que el factor que ellos postulan como supuesta causa del cáncer de piel (luz solar) sea, a la misma vez, un factor que ayude a prevenirlo. ¿Cómo se entiende esto?

Más recientemente, otros estudios han señalado incluso una asociación entre la exposición al Sol y un aumento de la supervivencia en pacientes con cáncer. En esteartículo se señala: "Dos nuevos trabajos, aparecidos en el último número del Journal of the National Cancer Institute, afirman que la luz del Sol puede ejercer sustanciales beneficios en algunos tipos de cáncer. Uno de ellos ha observado una asociación entre la exposición al Sol y un aumento de la supervivencia en pacientes con melanoma".

Se puede ver que según la medicina convencional la luz solar no sólo puede prevenir el cáncer de piel, sino también aumentar la superviviencia de pacientes con melanoma. Todo esto, a la misma vez que se afirma (como lo hace uno de los investigadores del estudio mencionado) que la luz solar es la principal causa del cáncer de piel.

Para explicar esta contradicción se postula la hipótesis de que es la intensidad o dosis de la exposición la que determinará un efecto u otro. Como se puede ver en los artículos citados, los científicos basan sus especulaciones en el pretendido efecto anticanceroso de la vitamina D, sobre la base de experimentos con ratones, a los cuales se le redujo un cáncer de seno, no un melanoma, empleando radioterapia y dosis de vitamina D.

El Melanoma a la luz de la NMG

La NMG no necesita especular con las anteriores hipótesis que causan innecesaria "perplejidad". Según las leyes biológicas de la NMG, se puede demostrar que el melanoma es causado por un conflicto biológico de "ataque contra la propia integridad". Es un conflicto que se sufre cuando, en el momento del DHS, se es víctima de algún estímulo que nos afecte en nuestra integridad física. Por ejemplo: ser quemado, mutilado, lesionado, o lo que es más frecuente, en nuestra integridad moral. Por ejemplo: cuando se sufre una difamación, injuria o insulto en la propia reputación. Es un conflicto de sentirse manchado, mancillado o desfigurado (física o moralmente).

Un ejemplo frecuente se puede observar en las mujeres cuyo seno le ha sido amputado debido a un cáncer de mama. En estos casos, la mujer (sobre todo si es joven) puede sentirse "desfigurada" en la zona del seno amputado, en la cicatriz, y crear un melanoma en esa parte del cuerpo, que será considerado como metástasis del cáncer de seno. Esto sería un conflicto biológico de sentirse desfigurado físicamente.

Otro ejemplo sería el caso de un hombre muy aferrado a su buena reputación, y que súbitamente encuentra su reputación destruida por acusasiones falsas y difamaciones maliciosas. Esto sería un conflicto biológico de sentirse manchado o mancillado en el honor o la reputación.

El melanoma crece durante la fase activa del conflicto. En la fase de curación se reduce por acción de microbios especializados; o en ausencia de ellos, deja de crecer y se encapsula. En cuyo caso se diagnosticará como un tumor "benigno" o un simple lunar no canceroso.

El Foco de Hamer está siempre ubicado en el área dorsal del cerebelo, que es la parte que controla la dermis y los melanocitos, según la siguiente cartografía cerebral:

El sentido biológico del melanoma es ayudar al organismo a defender o proteger biológicamente la propia integridad, al inducir una proliferación celular de los melanocitos (células que producen melanina, que le da la pigmentación a la piel). El organismo crea una especie de "capa protectora" ante el estímulo que amenaza a su integridad biológica (física; y en el caso del ser humano, también moral).

Es una especie de "escudo" biológico que protege la integridad del organismo frente a la agresión externa. Por esa razón crece en la fase activa del conflicto, mientras se experimenta subjetivamente la desfiguración, mancillamiento, mancha o ataque/agresión a la propia integridad física o moral

Es por este motivo que puede encontrarse alguna relación estadística entre la exposición fuerte al Sol y los daños directos que este causa en la piel, y la aparición del melanoma, en la medida en que la persona sufra un DHS al sentirse manchada o desfigurada físicamente por la lesión sufrida en la piel debida a la luz del Sol.

Como ya mencionamos, algo similar ocurre en los tumores que crecen con frecuencia en las cicatrices sobre el seno después de la operación para amputar la mama en casos de cáncer de seno. La mujer con frecuencia se siente físicamente desfigurada en la zona de la cicatriz sobre la mama. Este tumoración que aparece allí es interpretada por la medicina convencional como "metástasis" del cáncer de seno. Esto se combina muchas veces con un conflicto de desvalorización en esa zona, lo que puede generar una descalcificación ósea en la zona de las costillas, interpretada también como "metástasis" por la medicina convencional.

Esto es más frecuente en personas que han sufrido continuas exposiciones fuertes al Sol y sus efectos físicos directos (quemaduras, insolaciones, etc.), al vivir en zonas tropicales y expuestas más intensamente a los rayos del Sol. Esto es lo que explica lo que señala el artículo de la American Cancer Society: "Muchos estudios han asociado la aparición de melanoma en el torso, las piernas y los brazos con las quemaduras frecuentes por el Sol, especialmente durante la niñez."

Un aspecto curioso del melanoma, que ocurre con mucha frecuencia, es el llamado círculo vicioso: mientras más crece el melanoma, más manchada o desfigurada se siente la persona por la presencia de las manchas oscuras del tumor, con lo que activa más intensamente el conflicto, provocando un crecimiento mayor del melanoma. Esto casi siempre se asocia a un pánico por la "progresión del cáncer", que estimula nuevos conflictos biológicos y las consiguientes metástasis o supuesta "diseminación del melanoma" por el organismo.

Es importante enfatizar que no se está diciendo que la exposición indiscriminada o sin protección al Sol sea buena. Lo que afirma la NMG es que la exposición solar, por sí sola, es insuficiente para causar un melanoma, sin el concurso de la psique (conflicto biológico de mancha o desfiguración) y el cerebro (Foco de Hamer en la zona dorsal del cerebelo).

Pero lo anterior no excluye los daños físicos directos que la exposición al Sol puede causar, tales como insolaciones o quemaduras en diferentes grados de severidad.

Como los dermatólogos, por lo general, no están interesados en los conflictos biológicos de los pacientes con melanoma, ya que eso no le es enseñado en la Universidad, la verdadera causa de la enfermedad les será siempre desconocida. Sin embargo, un dermatólogo desprejuiciado y con deseo de investigar se interesará en comprobar en sus pacientes con melanoma si lo que plantea la NMG en el caso del melanoma se cumple o no en esos casos.

Buscará a fondo y pacientemente el conflicto biológico de mancha y procurará contastar también el Foco de Hamer en el nivel del cerebro. Pero para hacer eso tendría que conocer en profundidad la NMG con todos sus criterios y leyes. Por ejemplo, distinguir un DHS de un estrés cualquiera o un conflicto psicológico normal, y es improbable que un dermatólogo convencional se interese por ello, aún después de leer este artículo.