miércoles, 21 de mayo de 2014

Constelación autística

 

 Corte esquemático del encéfalo

Ejemplo 1: Autismo a causa de un pleito con médicos del hospital.
El paciente al que pertenecen las imágenes siguientes, es de hecho una persona muy amable, sociable e inteligente. No se le puede considerar un tipo autista como han establecido los psicólogos en el pasado. Sin embargo ha atravesado un período de terrible autismo del cual consiguió salir gracias al conocimiento de la Nueva Medicina. Hoy en día está de nuevo sano como cualquier otro.

A mediados de 1995 hubo una pelea fuerte entre el profesor y la mujer del paciente en la escuela de “Taichi” a la que el paciente y su mujer asistían como hobby. El paciente se puso de parte de su mujer, y a su vez fue atacado también por el profesor. Eso le causó un DHS de rencor en el territorio. Desde aquel momento no fue más a la escuela; el caso tuvo un desenlace judicial, del que el paciente salió vencedor en enero del 96. Aquello fue la solución.

Añadir leyenda

En febrero le fue diagnosticado una ictericia, una hepatitis. Se hizo también un TAC, que sin embargo no le fue entregada, en la que se descubrió un (viejo) carcinoma hepático. Desde entonces el paciente no trabajó más.

Obviamente en aquel momento ya no era una “hepatitis”, sino un “carcinoma hepático con aumento de las transaminasas” que normalmente no se da en el carcinoma del hígado. Pero antes de decírselo le metieron en el hígado tres tubitos, mediante una intervención quirúrgica, “con el fin de dejar salir la bilis”.

Ya que nadie la había informado correctamente respecto a la operación, se enfadó tanto que sufrió un nuevo conflicto de rencor en el territorio. Con la nueva actividad conflictiva cesó la hinchazón de las vías biliares y la bilis consiguió salir.

Dado que ya no salía más bilis de los tubitos y que el paciente acusaba a los médicos de ser incompetentes, estos pusieron el grito en el cielo y dijeron que ya no se podía hacer nada más, que se trataba de cáncer de hígado.

En un instante el paciente sufrió otros dos conflictos, uno de miedo espantoso (laringe) -metiéndose así en la constelación autística- así como un cáncer de colon, además de un cáncer sigmoides y un carcinoma de la mama derecha.

Cayó en una total rigidez autística, permanecía sentado mirando hacia adelante sin decir prácticamente ni una palabra. Es lo que llamamos catatonia.

CL (Solución del conflicto): Su sensata mujer se lo llevó a casa en donde permaneció cinco meses, de los cuales hoy no consigue acordarse práticamente nada. Después oye decir a un terapeuta de la Nueva Medicina que el Dr. Hamer no consideraba su enfermedad tan grave. Sólo hacía falta descubrir los conflictos.

Eso hizo que desapareciera el mal encantamiento, como el mismo ha contó en una entrevista grabada en vídeo. Salió de un mundo extraño del cual a duras penas conseguía acordarse. Pero su mujer nos ha hecho una descripción exacta: Él había estado como si a alguien le hubiese tocado una varita mágica. En pocas horas había vuelto a ser del todo normal, como lo era antes. En ese entonces, apenas haber vuelto a casa tras haber abandonado el hospital, la mujer hizo que le quitaran todos los tubitos, pues si no había ictericia (=coloración amarilla de la piel), no eran necesarios ningún tubito.
Ahora vino pues una “hepatitis residual” proveniente de la primera hepatitis interrumpida y de la segunda, que debido a la constelación había producido sólo poca masa conflictiva y “masa orgánica”. Le explicamos rápido el origen del “antiguo carcinoma hepático”, también solucionó los DHS del carcinoma del colon y del sigma, que evidentemente habían durado 5 meses, y experimentó una TBC con sudor nocturno, es decir, una verdadera sanación biológica. El conflicto tenía que ver con una cosa fea y mentirosa ligada al pleito con los médicos. Al paciente le va muy bien hoy.


Segundo conflicto:
Flecha a la izquierda (flecha ancha): Vonflicto de miedo espantoso, por eso la constelación autística está activa.

Flecha frontal a la izquierda (arriba): Conflicto de miedo con repugnancia, activo.

Si el rencor en el territorio hubiese afectado a la mucosa del estómago, entonces el paciente habría tenido probablemente también una bulimia. Hablamos entonces de doble constelación esquizofrénica.





Primer conflicto:

Flecha de abajo a la derecha: conflicto de rencor en el territorio.

Flecha en medio a la derecha: Conflicto de territorio activo.

Flecha frontal arriba: conflicto del resistencia y conflicto de miedo frontal.


Primer flecha arriba a la izquierda: Carcinoma activo del colon (miedo de no poder absorber más el alimento).

Segunda flecha por arriba a la izquierda: Carcinoma sigmoides, ya cicatrizado, en recidiva es decir el conflicto está reactivado (no poder expulsar el excremento).

Tercera flecha izquierda: Carcinoma de mama, que se manifiesta sólo como un nódulo (conflicto general de relacion humana, vivenciado femeninamente a causa del primer conflicto de territorio y de rencor en el territorio).

Flechas delgadas de abajo: Muestran el relé peritoneal (¡todavía activo!). (Los médicos querían operarle cada vez más y más).

 

 

 

Ejemplo 2: constelación autística

(Véase este caso también en el capítulo “Síndrome del carcinoma de los túbulos colectores”).

Citamos sólo dos conflictos de esta paciente zurda, aquellos que han provocado la constelación esquizofrénica con autismo.

Primer DHS:
El primer conflicto de esta mujer zurda sucedió cuando tenía 12 años. Con 6 años empezó a tener un “amigo” al que estaba apegada. De un día para otro, de repente, él no quiso saber nada más de ella. Sufrió un conflicto de identidad con úlcera gástrica y depresión..jpg Desde entonces permaneció deprimida durante seis años (hasta su primera relación íntima) y después durante otros cuatro años, en total 10 años.

Segundo DHS:
Poco tiempo después del primer DHS tuvo una pelea con su madre. Esta última gritó hasta el punto de “helarle la sangre en las venas”. Sufrió un conflicto de miedo espantoso. A menudo oye todavía en sueños la voz que gritaba.
Desde entonces ha permanecido, con breves interrupciones, en constelación autística, no siempre de modo continuado, pero muy frecuente. Se queda meditabunda con mirada perdida durante horas, no tiene estímulos, está deprimida y como embrujada.

Primer conflicto: Flecha a la derecha en el relé de la mucosa gástrica, FH (foco de Hamer) activo (a causa de ser zurda).
Permanece, con interrupciones más o menos largas, desde que tenía 12 años: Depresión. Conflicto de identidad, porque el querido amigo de doce años la había dejado plantada.
Segundo conflicto, también cuando tenía 12 años. La madre, durante la pelea, gritó “con su voz estridente” tanto como para hacerla sufrir un conflicto de miedo espantoso.
Desde entonces, si una relación se rompe y oye la voz estridente de la madre (aunque sea por teléfono), inmediatamente cae de nuevo en constelación autística, entonces se queda sentada durante horas dándole vueltas obsesivamente a pensamientos, incapaz de poner fin a tales obsesiones.
Fuente: "Legado de una Nueva Medicina" de Dr. Ryke Geerd Hamer Capítulo 2.6.4.14

Sobre diabetes mellitus tipo 1 o 2

El conflicto biológico o DHS que genera diabetes mellitus tipo 1 o 2 consiste en un conflicto de resistencia con espanto. De esos que en el momento de la confrontación los vellos se erizan o se ponen en punta y la persona decide tomar una actitud "masculina" de resistencia. Esta actitud la puede tomar tanto un hombre como una mujer. Por lo general una mujer no toma esta actitud y un hombre no la toma necesariamente. El estado hormonal también influye, por ejemplo a más presencia de testosterona mayor la probabilidad de asumir la actitud de resistencia.

No hay que olvidar que un DHS presenta siempre 3 particularidades: Conflicto altamente dramático, vivido en aislamiento y experimentado en forma sorpresiva. Por eso no todos los que se resisten generan diabetes.

El proceso Bio-Lógico es muy sensato y se dispara para ayudar a la persona.
1) La resistencia requiere de mucha energía
2) La energía significa un consumo mayor de glucosa (azúcar).
3) El relé de la insulina en la corteza cerebral ordena reducir la producción de insulina
4) Las células beta en los islotes pancreáticos (islotes de Langerhans) empiezan a sintetizar menos insulina lo que conlleva a un incremento de glucosa en la sangre.
5) La persona tiene más energía para resistir por más tiempo hasta que se resuelva el tema.

Ejemplos de conflictos

1) Uno es obligado o se siente presionado a hacer algo.
2) "Se me erizan los cabellos en la nuca"
3) Tener que hacer cosas que no se desean. "tener que ir al colegio, al curso, etc."

Ejemplos de cómo se soluciona el conflicto.
1) Desaparece la causa real y ya no es necesario resistir más.
2) Se renuncia voluntaria o inconscientemente a la actitud de resistir.

Entonces se pasa a la fase de reparación

1) PCL-1 en donde lentamente decae el nivel de azúcar en la sangre.

2) Epicrisis: hay un aumento temporal del azúcar.

3) En la fase PCL-2 (después de la epicrisis) es probable que el nivel de azúcar baje debajo del nivel normal lo que representa un hipoglucemia. Aquí uno se siente sin energías, como que debilitado. Se puede sentir mucha hambre de comer dulces.

Nota: Hay que saber que el uso de ciertos medicamentos pueden hacer subir indirectamente el nivel de azúcar en la sangre, porque son simpaticotónicos. Como la cortisona, antibióticos, la catecolamina. Lo que podría confundirse con la diabetes.

Un ejemplo hipotético:

Un niño después de tomar leche comenzó a sentir horribles ganas de vomitar. Alrededor están sus hermanos menores ante los cuales él quiere ser el ejemplo de hijo modelo. Pero su malestar es tan fuerte que no le queda otra cosa que confesar el problema a su madre. La madre no le cree, y le amenaza con castigarlo con látigo si no continua tomando su leche. A niño se le eriza el cabello al ver tal situación violenta pero decide rechazar la leche.

Las tres condiciones del DHS

1) Conflicto altamente dramático.
La sensación de vómito y malestar severo, adicionalmente una vergüenza ante sus hermanos en la mesa de hacer el ridículo. y la amenaza de un acto violento.

2) Vivido en soledad
El niño se siente completamente aislado con su conflicto porque no ha logrado establecer una verdadera comunicación con la madre. No se atreve a contar de su problema ni a sus hermanos ni a su padre por miedo a la vergüenza o al castigo.

3) Sorpresa
Es la primera vez que vivencia la incomprensión de la madre. Nunca pensó que pudiera suceder algo así.

Entonces se siente obligado a ir a la confrontación y a resistirse.

El cuerpo inicia el proceso de la diabetes para ayudarle a alcanzar su cometido.

¿Es la diabetes algo maligno o es un proceso sensato de la naturaleza?

martes, 13 de mayo de 2014

Jack

Este es Jack, un pequeño perrito Jack Russel, que vive en una casa de campo con 3 grandes perros Antiguo Pastor Inglés. Los perros comen juntos, cada quien en su plato, una ración más bien escasa. El problema es que si Jack no come a toda velocidad, su comida es robada por alguno de los grandes perros.

Hace unas semanas, Jack fue traído a consulta con un gran abultamiento en el lado derecho de la cara, correspondiente a una inflamación de la glándula salival parótida o mandibular (segunda vez que le ocurre en un año).

Las glándulas salivales están formadas por 2 tipos de tejidos: El tejido glandular (glándulas de tipo exócrino- DERIVADAS DEL ENDODERMO) que producen saliva y la vierten a la cavidad oral, y los conductos que transportan la saliva de la glándula a la boca (DERIVAN DEL ECTODERMO).

Las glándulas salivales se afectan por conflictos de bocado, con el matiz de insuficiente insalivación. Las del lado derecho por no poder atrapar el bocado y las del lado izquierdo por no poder escupir el bocado. Durante el conflicto activo, lo primero que ocurre es un aumento en la función de la glándula, produciendo más cantidad de saliva que lo habitual. Cuando el conflicto es grande y de cierta duración, puede haber proliferación de las células de la glándula (endodermo), que en ocasiones es diagnosticada como adenocarcinoma (raro en perros) y en la fase PCL hay caseificación o absceso en presencia de mico bacterias.

En el caso de los conductos, el matiz del conflicto es: no poder, no querer o no tener permitido comer (insalivar) un bocado. Durante el CA hay ulceración y dolor (Patrón de sensibilidad de mucosa interna) y en la PCL hay reparación (inflamación y adormecimiento) pudiendo causar oclusión con acúmulo de saliva dentro de la glándula.

Cuando hay recidivas del conflicto puede haber daño permanente a la glándula o al conducto, pudiendo ser necesaria la cirugía.
La inflamación de Jack cedió al cabo de algunos días. Recomendé a los propietarios separar a Jack de los demás perros a la hora de comer, para que pudiera hacerlo tranquilo, sin prisas y sin sentir amenazada su comida.

Fuente: Ofe Robledo

jueves, 8 de mayo de 2014

Comparación de los conflictos biológicos entre el hombres y el animal


HOMBREMAMIFERO
Carcinoma de mama / carcinoma de los conductos latíferos, pecho izquierdoConflicto madre / niño Ej. niño desgraciadoConflicto de territorio-nido.
Ej. a la vaca le quitan el ternero.
Ulcera de los conductos biliares y colédocoConflicto de rencor en el territorio. Rencor, normalmente, hacia los parientes y a causa de dinero.
Ej. peleas por la herencia
Conflicto de rencor en el territorio/de envidia por el alimento.
Ej. el Teckel le quita los mejores bocados al pastor alemán jefe.
Ulcera del íntima de las coronarias.
Úlcera de la mucosa bronquial
Conflicto de territorio Conflicto de territorio amenazado. Ej. pérdida del puesto de trabajo. La muier o la novia se va con otro.Ej. el ciervo joven echa al viejo de su territorio, la cierva se aleja del territorio y entra en el de otro.
Carcinoma del cuello del úteroConflicto sexual femenino.
Ej. la mujer sorprende al marido “in”.
Conflicto biológico arcaico por el hecho de que la otra es poseída y quizás embarazada su lugar.
Conflicto de no ser poseída.
Ej. la perra en celo se tiene siempre lejos del macho, no puede tener cachorros.
Cáncer de los huesos (en fase de reparación leucemia)Conflicto de desvaloración de sí mismo.
Ej. el empleado no promociona, alguien no supera un examen o se le dice “tú tienes cáncer”.
Ej. el perro no puede correr durante un determinado tiempo; el ciervo, en la lucha se daña los cuernos; el elefante se daña la trompa.
Carcinoma de los testículosConflicto de pérdida
Ej. el padre pierde al hijo o a un compañero
Ej. el perro pierde la persona de referencia o el compañero de juego
Carcinoma del recto Carcinoma de la vejigaConflicto de identidad
Ej. al paciente le dice “tú no sabes quien es tu padre”.
Conflicto de no poder marcar el territorio.
Ej. la hija casada duerme siempre con otro hombre (carcinoma de la vejiga).
Ej. el ciervo rival del territorio colindante sobrepasa continuamente los límites de su territorio
Adenocarcinoma alveolarConflicto de miedo de la muerte.
Ej. “tú tienes cáncer, no hay esperanza” o: el paciente sueña todas las noches con un accidente de coche que parece mortal.
Ej. En la experimentación con animales a los ratones se les echa humo continuamente, el gato está al acecho delante del nido del ratón, el ratón tiene que conseguir pasar.
Adenocarcinoma de los túbulos colectores renalesConflicto del prófugo o de lucha por la propia existencia.
Ej. al niño pequeño se le lleva de repente con una abuela que vive a 100 Km de distancia, donde todos le son desconocidos. El agua se retiene para no “deshidratarse”.
El niño, al nacer, es metido en una incubadora, que si que está caliente, pero donde la faltan los movimientos y la voz de la madre. Un elevado número de neonatos puestos en incubadora sufre una denominada “insuficiencia renal” = retención de líquidos.
Ej. la vaca es vendida y llevada con vacas que no conoce, sufre el conflicto del prófugo, acumula agua (retención de líquidos).
El nuevo cachorro de una manada pierde de vista a la madre a causa de un accidente. Gracias a la retención hídrica añadida al conflicto obtiene dos días de tiempo para encontrar a la madre.

Fuente: Capítulo 6.2 de "Dr. Hamer - Legado de una Nueva medicina"

La evolución de los procesos biológicos del cáncer en comparación en el hombre y en el animal.

Un animal no tiene nadie que lo ayude a reconocer el conflicto que está sufriendo y que le dé un consejo para evitar que se repita ese conflicto en el futuro. El animal normalmente tiene que soportar su conflicto hasta que este se resuelva en realidad o hasta que el animal muere por un conflicto no resuelto y el cáncer.

Ya hemos visto que en la naturaleza la denominada “enfermedad cancerosa” no es un error, no se trata de una célula que ha perdido en control y se comporta como si hubiese enloquecido, sino de un suceso muy sensato que está contenido en el plan general de la naturaleza como momento indispensable.

En el animal observamos, lo que en el hombre podemos sólo intuir prudentemente, que la ayuda proveniente del exterior no previsto en la naturaleza, para superar un conflicto, no representa un añadido de cualidades para la raza, sino como mucho una ventaja cuantitativa, es decir, una disminución de calidad (más individuos pero menos fuertes).

También sucede así para los hombres, cuando se consideran una raza. Pero si miramos a la naturaleza que todavía no está manipulada por los hombres, vemos que los animales tienen que resolver en la realidad concreta sus conflictos, que han sufrido con un DHS, y por lo tanto su cáncer. Los animales no pueden resolver “psicoterapeuticamente” la pérdida de uno o más cachorros o la pérdida de un territorio, sino que lo tienen que hacer de un modo real.

Sin embargo vemos que en los animales superiores hay algo parecido a un ritual para superar un conflicto.

Pensemos solamente en los rituales fúnebres, que todos conocemos, de los elefantes, que son claramente un intento de disminuir o de resolver el conflicto de pérdida en los animales afectados o en toda la manada.

¿No hacemos lo mismo los humanos con nuestros funerales? Los elefantes se reúnen por todo el día alrededor del compañero muerto, al que primero han enterrado y cubierto de ramas y vegetación, para después velarlo.

Prescindiendo de estas “ayudas rituales” de los mamíferos más desarrollados, en general los animales tienen que soportar solos su enfermedad cancerosa, que a menudo se supera como una prueba regular de verificación de la idoneidad en intervalos regulares, o de otro modo el individuo se “descalifica”. Por ejemplo, el viejo ciervo, cada año, tiene que presentarse para una prueba de idoneidad frente al ciervo joven y cuando llega el momento en que ya no consigue pasar el examen, tiene que morir.

Por lo tanto, en general, la “terapia” del conflicto biológico es la solución real del conflicto. Esta solución real puede consistir tanto en el restablecer la condición precedente como en una solución alternativa. Por lo tanto, por ejemplo, o el ciervo viejo reconquista su territorio o expulsa al ciervo joven del territorio.

Una perra que haya perdido un cachorro, o consigue recuperar al pequeño de las garras del depredador, o se consuela con los otros cachorros o se pone de nuevo en celo (este último es el caso más frecuente).

Durante el embarazo, en general, reina la tranquilidad, es decir, no es posible ninguna actividad conflictiva, porque un embarazo, tras el primer tercio de la duración, transcurre en vagotonía y tras el parto de los nuevos cachorros se resuelve automáticamente.

Dado que normalmente los animales, a diferencia de los humanos, viven según el ritmo natural, la pérdida de un cachorro, por ejemplo, ya está prevista como algo “normal” en esta programación natural e igualmente la solución de ese “conflicto normal” por medio del sucesivo embarazo.

Por el contrario no podemos olvidad que el comportamiento humano, fuertemente sujeto a las obligaciones que fueron impuestas por cualquier fundador de religión o reformador social, en realidad no tiene mucho que ver con la biología.

Además, son poco frecuentes los innovadores sociales que se puedan considerar personas normales. Sustancialmente han sido una cruz para la humanidad; no se puede hablar de sabiduría si admitimos que la sabiduría fundamental conlleva el vivir lo más posible en armonía con el código preexistente en el cerebro y también con el de la psique o del alma. Para mí el más sabio sería aquel que nos hiciese entender a los hombres cómo se puede vivir en armonía con el código que la naturaleza nos ha dado, el lugar de realizar perversiones en guerras que eliminan la vida humana.

Si consideramos que el hombre y el animal (el mamífero) sufren de un modo análogo los conflictos que provocan el cáncer, podemos decir que también el cáncer a nivel orgánico es igual o comparable. También el Foco de Hamer en el cerebro del animal, en un punto correspondiente al del hombre, es igual o comparable. Pero si estos dos niveles son iguales o comparables, entonces hay un buen motivo para creer que también el nivel psíquico sea igual o por lo menos comparable.

Cuando digo que un animal ha sufrido un conflicto, entiendo un conflicto biológico, y esta afirmación resulta en general aceptable. Si añado que el animal, igual que el hombre, no tiene apetito, no consigue dormir, está en simpaticotonía, también se acepta, pero si afirmo que el animal “piensa” día y noche o revive su conflicto biológico y de noche sueña con ese conflicto, eso lleva inmediatamente a la indignación y el rechazo. Se sostiene que estos son atributos del pensamiento, algo exclusivo del ser humano. Pero no es verdad. 
El conflicto es análogo en el caso del hombre y el animal, es decir, en los dos sucede en los tres niveles. (¿No habéis oído nunca gemir a vuestro perro en sueños?).

Para muchos de nosotros, sobretodo para aquellos que tienen determinadas ideas religiosas o ideologías, esta es una cuestión difícil de aceptar. Para mí, por el contrario, es la cosa más normal del mundo.

Por ejemplo, el contenido del conflicto de envidia por el alimento es ligeramente diferente para cada tipo de raza animal; diferente en el hombre, el contenido conflictivo está solamente traspuesto. Pero también los conflictos biológicos traspuestos del hombre se pueden reconducir siempre al modelo fundamental arcaico. La tabla siguiente, en la que se han seleccionado los tipos individuales de conflicto, os lo debería aclarar.

Fuente: Capítulo 6.1 de "Dr. Hamer - Legado de una Nueva Medicina"