martes, 13 de noviembre de 2012

Testimonio - Esclerosis múltiple debido a los hombres


Yo, nacida en 1971, soy madre de varios hijos y no tenía idea de la NMG.

Hace poco (2012) estuve conversando con alguien sobre mis problemas y mi esclerosis múltiple (focos de desmielinización en el área de la visión y de las piernas como en zona motora para caminar) porque una persona me había descrito con la ayuda de la NMG un caso de EM (esclerosis múltiple) tomado del círculo de amigos.
Se trata de una mujer con 4 hijos de 3 padres diferentes. Ella no pudo soportar una “relación cachonda” de la cual no podía liberarse. (Una relación que no podía soportar tanto físicamente debido a los viajes de turismo por diferentes ciudades, como también, en general, porque él, como persona libertina, nunca quiso involucrarse en una relación).
A partir de esta relación ella tuvo una EM progresiva. Un avance previo fue desencadenada debido a un embarazo de la cual ella quería liberarse pero que no lo realizó porque tenía una posición contraria al aborto. El conflicto se solucionó con una pérdida espontánea y natural.

El desarrollo posterior de la EM sucedió recién a través de que la relación no llegaba a concretarse ni tampoco a terminar. Durante años ella desarrolló una enorme limitación en la capacidad de caminar. Solo podía andar penosamente con ayuda. Posibles conflictos para ir al trabajo fueron desencadenados mediante el Berentung. La relación llena de conflictos fue conservada debido a la atracción erótica por los hombres.

Este caso fue aun más dramático porque un hijo no podía lidiar con la vida amorosa de la madre. El hijo tenía que escuchar cosas que prefería no escucharlas y desarrolló una psicosis paranoide en donde escuchaba voces.

A través de la descripción de este caso yo pude comprender, en forma bastante sorpresiva, el desarrollo de mi EM:

El primer lote de EM lo obtuve, sin tener claridad del diagnóstico que me hicieron en ese entonces. Esto sucedió después de un viaje de luna de miel con mi primer marido. Tuve la sensación que yo no era compatible con él y que no podía andar con él.

Oficialmente el comienzo de la EM fue en 2006 con el diagnóstico médico durante un tiempo difícil con dos niños pequeños, un embarazo, mudanza en la casa recién construida y con problemas económicos (No se pudo recuperar el dinero invertido en operaciones comerciales que prometían altos intereses; este problema se repitió en 2008).

También el entorno me decían (madre) “no lo vas a lograr”. Yo me casé con otro hombre, el padre de mis hijos. Pero yo tenía la sensación “esto no funciona”, “antes le extrañaba pero ahora prefiero no verle”.

Él se abandonó a sí mismo y no se aseaba y no tenía modales. No podía ver esto, pero no planifiqué una separación, pensé que quizás con el paso de los años nuestra relación mejoraría.

Al final lo logré, pero hace pocos meses apareció un nuevo lote de EM que fue tratado con cortisona.

Tuve un novio más joven. Casi fue amor, pero tenía la sensación que yo no podía estar a la altura, lo que lamentablemente se constató.

Ya desde el inicio de la relación tenía la sensación que no podía manejarla con mi EM, sin saber que tales altibajos en la vida amorosa preparaban justamente la base conflictiva para la EM.

Al principio solo me motivaba estar con mi joven y terso novio debido a los bajos deseos sexuales para los encuentros. Pero traté de convencerme que era amor, o quizás fue mi cuerpo que, con la ayuda de la hormona sexual (oxitocina), simplemente quería andar con él cada vez más intensivamente. Yo no podía gozar suficientemente los bonitos sentimiento que yo permitía finalmente. Él cortó dos veces nuestros encuentros de 1 a 2 veces al mes debido a su novia y a principios de 2012 terminó definitivamente nuestra relación.

Estoy sorprendida de cómo se relaciona la EM con los órganos con sus sentimientos correspondientes. Ahora, con esto, tengo un estímulo de cómo puedo cuidar mejor de mí.
20 de Julio de 2012

Fuente: http://www.germanische-heilkunde.at/index.php/beitrag-anzeigen-87/items/erfahrungsbericht-multiple-sklerose-wegen-den-maennern.html