lunes, 22 de diciembre de 2014

Dr. Hamer: El disidente de los disidentes

de la teoría oficial del VIH SIDA.

Los que están interesados en la teoría del SIDA desde una perspectiva crítica, los que cuestionan que la teoría oficial del SIDA sea verdadera, estarán familiarizados con los siguientes rostros de los principales disidentes de la teoría oficial:

Todos estos científicos tienen varias cosas en común:
  1. No tienen miedo a defender ideas heterodoxas.
  2. Están convencidos que la teoría oficial del VIH-SIDA es falsa, o cuando menos no está apoyada científicamente.
  3. Son principalmente investigadores teóricos, bibliográficos, que manejan a la perfección la literatura científica relevante sobre el SIDA, pero rara vez hacen investigación clínica. Una excepción pudiera ser el Dr. Kremer y el Dr. Giraldo, pero ambos desconocen la NMG.
  4. Con la excepción del primero (Stefan Lanka), desconocen la Nueva Medicina Germánica, o sólo tienen un conocimiento bastante superficial e inadecuado de ella. Por ejemplo, creen que Hamer no ha aportado nada nuevo porque antes de él ya se sabía que el "estrés" o la "depresión" puede causar enfermedades... como si Hamer hubiese alguna vez dicho o defendido que el estrés o la depresión causaren enfermedades.
Este último punto explica que estos investigadores, muy competentes en sus respectivas áreas, no tomen en cuenta el descubrimiento crucial que el Dr. Hamer ha realizado sobre el origen del diagnóstico "VIH positivo" (alergia al esmegma que se produce en el prepucio masculino) y a la explicación que sobre el SIDA ha ofrecido el Dr. Hamer (conflictos biológicos de diversos tipos, fases e intensidades).

En consecuencia, al ignorar el descubrimiento del Dr. Hamer, estos científicos disidentes proponen teorías alternativas que (en la medida en que contradigan las leyes biológicas) son falsas. Y en este sentido están colaborando (sin proponérselo) en la desinformación del público y en el encubrimiento de las verdaderas causas del SIDA y de la "seropositividad al VIH".

Uno esperaría que estos científicos disidentes se tomen la molestia de comprobar, clínicamente, si el Dr. Hamer tiene razón o no en cuanto a la explicación del SIDA; pero es improbable que esto ocurra, porque como ya mencionamos, estos científicos disidentes rara vez logran ver en su vida a un paciente con VIH-SIDA y todo lo que conocen de ese tema lo han aprendido leyendo libros y revistas científicas. Esto último no es que sea malo, pero es insuficiente: no se puede aprender las causas de una enfermedad sólo leyendo libros de Virología, Bioquímica o Genética. Es necesario y esencial examinar al paciente en profundidad, a nivel de la psique, el cerebro y los órganos, y eso sólo lo puede hacer quien conozca la NMG.

Es por este motivo que he llamado al Dr. Hamer, entre el grupo de científicos disidentes, como el disidente de los disidentes de la teoría oficial VIH-SIDA:

El Dr. Hamer no sólo es disidente con respecto a la teoría oficial del VIH-SIDA, sino también es disidente con respecto a gran parte de las opiniones expresadas e hipótesis planteadas por los llamados: "científicos disidentes de la teoría VIH-SIDA".

Las diferencias del Dr. Hamer en relación con el resto de los disidentes científicos del SIDA puede resumirse en los siguientes puntos:
  1. El Dr. Hamer es un investigador clínico, no un investigador de sillón o biblioteca. Esto significa que él no investiga leyendo revistas científicas o libros de medicina (solamente), sino principalmente estudiando directamente y en profundidad, a nivel psíquico, cerebral y orgánico, a todos y cada uno de los pacientes afectados de una enfermedad concreta, a los fines de descubrir el común denominador de esa enfermedad.
  2. El Dr. Hamer conoce leyes biológicas y naturales (las leyes de la NMG) que le facilitan el descubrir las causas de las enfermedades muy rápidamente. Esto a condición de que tenga un número de entre 10 a 20 pacientes como mínimo, afectados de esa enfermedad concreta y tenga el tiempo suficiente para investigar con calma cada caso en profundidad.
  3. Todos los investigadores anteriores (quizás con la excepción de Lanka, quien recientemente aprendió la NMG y la aceptó) aceptan las hipótesis de la medicina convencional, gran parte de las cuáles han sido demostradas falsas por los descubrimientos científicamente reproducibles de la NMG. Por este motivo, es casi imposible que tales investigadores descubrieran el origen del SIDA, aunque sí estaban en condiciones de poner en duda, o incluso de refutar a la teoría oficial, la cuál no se corresponde con muchos datos científicos actuales que maneja la propia medicina convencional.
El Dr. Hamer encontró la clave de la seropositividad del VIH donde nadie podía pensar que estuviese. Y encontró las causas de las enfermedades del SIDA donde pocos pensaban que estarían. Pero esto sólo puede comprenderse si se conocen bien las leyes biológicas de la NMG.

Los interesados en profundizar un poco más en los descubrimientos del Dr. Hamer sobre el VIH-SIDA deberían leer detenida, reflexiva y rigurosamente este artículo publicado en mi blog.

Fuente:  http://nuevamedicinahamer.blogcindario.com/2010/12/00114-ryke-geerd-hamer-el-disidente-de-los-disidentes-de-la-teoria-oficial-del-vih-sida.html

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar