domingo, 1 de julio de 2012

Testimonio: Tuberculosis crónica

Ahora solo tiene sudoración nocturna y tos intensa, pero se siente bien.

Diagnóstico encontrado por casualidad.

A la paciente de 62 años, diestra, se le determinó por casualidad un supuesto tumor en el pulmón en junio de 2012. La doctora le dijo toscamente a la paciente que se sentía bien: “Ud, tiene tan solo 2 meses más de vida.”

Cuando se sabe que una paciente tiene una tos intensa, sudoración nocturna desde hace muchos meses y cavitaciones recientes (cavidades pulmonares generadas hace poco tiempo) en lado derecho del lóbulo superior en el dorso medio, entonces el diagnóstico está claro: Tuberculosis galopante.

DHS:

La paciente había roto el contacto con la hija desde 1997 cuando ella se casó con un francés 30 años mayor en contra de la voluntad de la madre.

Pero cuando en 2007 la hija (después de un carcinoma mamario?) tuvo que ser operada en la 4ta y 5ta vértebra (osteolisis), la paciente experimentó un miedo mortal por la hija.

El miedo permaneció por varios años. En el pulmón se desarrolló un adenocarcinoma alveolar de 4x4 cms.

CL (solución del conflicto):

Cuando la hija se liberó de la crisis, en la paciente se inició la curación tuberculosa. El adenocarcinoma en el pulmón se caseificó generando varias cavitaciones.

Dr. med. Mag. theol. Ryke Geerd Hamer
www.germanische-heilkunde.at

No hay comentarios:

Publicar un comentario