sábado, 16 de junio de 2012

Testimonio: Epilepsia - Criminalística en la nueva medicina germánica


Epilepsia sanada por San Valentín, Alemania 1510
Una joven de 21 años, diestra, única hija que aún vive con sus padres, padece de epilepsia desde hace 7 años con convulsiones grand-mal (crisis tónico clónica).

Durante los primeros 3 años, cada 2 semanas, aparecía una gran convulsión a pesar de la medicación, después durante los siguientes 3 años no hubieron más convulsiones. Desde hace un año hay convulsiones grand-mal cada 2 a 3 semanas.
La joven se ha graduado de la escuela secundaria, trabajaba en un banco.

---

Naturalmente, mi primera pregunta fue: "¡¿Qué ha ocurrido hace 7 años?!”
Padres: "Nada. Ya hemos estado pensando mucho."
Pregunta: "¿No ha sucedido nada? Esto no es posible. ¿Empiezan las crisis siempre de la misma manera?"
Padre: "Sí, en el comienzo de la convulsión ella desvía los ojos siempre hacia la izquierda."
Pregunta: "¡Ah ya, interesante, así que ella, como persona diestra, siempre al lado de la madre! Ella ya no podía perseguir a su mamá con los ojos (mirando hacia la izquierda). ¿Qué ha pasado pues con la madre? "
Padre: "¿Se puede concluir esto en forma tan precisa?"
Los padres: "¿Podría también estar relacionado con el hecho de que nosotros (padres de unos 50 años) hemos tenido una crisis matrimonial de vez en cuando?"
Pregunta: "Tener crisis matrimonial de vez en cuando", le contesté, "no es suficiente para generar epilepsia (= conflicto motor). Es bien posible, siempre y cuando esta haya sido muy intensa. ¿La mamá se fue de la casa?"
Madre: "Sí, una vez fue una crisis muy intensa y me mudé por 2 semanas. Una semana después de mi regreso nuestra hija sufrió la primera convulsión hace 7 años."
Respuesta: "Por supuesto. Una vez que se ha cogido un cabo del diagnóstico diferencial, el resto se vuelve mayormente solo rutina."
Padre: "¿Qué entiende usted por rutina?"
Respuesta: "Bueno, ya no se necesita pensar mucho para imaginar que después del regreso de la madre los pleitos en el matrimonio continuaron."
Padre: "Sí, es cierto."
Respuesta: Y seguro que la niña habrá estado temblando siempre: “Oh, Dios mío, espero que esto no empeore de nuevo y que mamá no se escape de nuevo."
Padre: "Y ¿qué hay de los medicamentos?"
Respuesta: "Los fármacos llamados anti-epilépticos impiden pasar a la fase pcl (post-conflictolisis, posterior a la solución del conflicto). Pero a veces se pasa a esta fase, a pesar de la medicación, con la crisis epiléptica en medio de esta fase pcl."
Madre:Pero nuestra hija, después de los primeros 3 años, ya no tuvo más convulsiones durante 3 años."
Respuesta: "También aquí se necesita sólo un poco de imaginación para pensar que la chica ha estado viviendo hasta los 17 años en constante el temor (justificado) de un posible aumento de los pleitos en donde la mamá se vaya otra vez. A partir de entonces, las peleas en el matrimonio parecen haber sido a un nivel bajo, de modo que la hija ya no tenía sospecha razonable de que la madre pudiera irse de nuevo."
Madre: "Doctor, si me pongo a reflexionar, todo esto fue exactamente así."
Respuesta: "Todo esto puede descubrirse como lo hace un criminalista."
Madre: "¿Y por qué ella - a pesar de que toma los medicamentos - sufre de nuevo grandes convulsiones desde hace 1 año, incluso si ha estado bebiendo alcohol?"
Respuesta: "¿Desde cuándo bebe ella alcohol?"
Padre: "No tanto, pero a veces los fines de semana unos vasitos desde hace un año más o menos."
Respuesta:Parece que las disputas matrimoniales se han intensificado de nuevo desde hace 1 año. Y la hija, ¿está viviendo en la casa? "
Padre: "Sí, es cierto que los conflictos conyugales se ha vuelto algo más violentos desde hace 1 año. Mi esposa también ha vuelto a amenazar varias veces con mudarse. Pero, ¿qué hay de malo con el alcohol?"
Respuesta:Esto es el famoso 'rail de extensión'. Si alguna vez la hija ha sido testigo de un pleito matrimonial algo más violento bajo el efecto del alcohol, el alcohol puede actuar como un rail independiente (el llamado rail de extensión). A partir de entonces, el alcohol siempre le recuerda las disputas conyugales de los padres. El consumo de alcohol en sí mismo puede llevar a la recidiva (reaparición de una enfermedad algún tiempo después de padecida) con crisis epilépticas que aparecen en la fase pcl."
Padre: "¿Y qué podemos hacer?"
Respuesta: "Ustedes dos deben esforzarse en usar la imaginación auto-terapéutica:
  • por ejemplo enterrar finalmente el hacha de guerra matrimonial,
  • ocuparse que la hermosa hija consiga un buen novio o marido con quien ella pueda construir su propio nido y tener hijos.
Así ella ya no necesitará más trabajar en el banco deshonesto, sino que puede ser una madre honesta. Y luego ya no será tan importante si los padres, a quienes ella ama, siguen viviendo juntos o separados. Se lo prometo, con esto la hija no sufrirá más convulsiones."
Padre: "Doctor, esto tiene sentido para mí, pero, ¿es esto así de fácil"
Respuesta: "Si usted va a la realización, se dará cuenta de que 'en principio' es sencillo". Pero ahora tiene muchas tareas que hacer, usted y su señora esposa."
Padre: "Gracias, doctor, usted nos ha ayudado mucho. ¿Le podemos volver a llamar por teléfono? "
Respuesta: "Por supuesto que sí, pero las tareas la tienen que hacer ustedes mismos. ¡Le deseo todo lo mejor y mucho éxito!
Padres: “¡Muchas gracias! "
---
Nota de Helmut Pilhar:
Muchas gracias al Dr. Hamer por esta lección de enseñanza.


1 comentario: