jueves, 17 de mayo de 2012

Sanar desde las emociones - La nueva medicina germánica del Dr. Hamer


Los conflictos emocionales desencadenan enfermedades, esta es la conclusión a la cual ha llegado el médico alemán Dr. Hamer, a través de una propuesta holística de lo que realmente es la enfermedad, en particular el cáncer.

Hasta hace unas décadas, cuando una persona se sentía mal, acudía al doctor y le pedía algo para aliviar ese problema. El resultado era que esa persona dejaba de sentir el malestar temporalmente, pero por lo general seguía presentando complicaciones. La medicina convencional, “la oficial”, reconoce que está aún tiene muchas carencias y que los tratamientos no curan, sólo tratan las enfermedades en su mayoría, le ofrecen un soporte de diferente índole que muchas veces es superficial ya que el organismo humano es sumamente complejo. Frente a esta situación están surgiendo nuevas formas de atender las enfermedades que se orientan más a la integración del ser humano que al estudio de sus partes. La medicina convencional todavía no se define, y por ende no acepta, que la mente, los pensamientos o los conflictos personales tengan una relación concreta y demostrable con el cuerpo. Para el médico alemán Ryke Geerd Hamer esto ya no debe ser así.
La nueva medicina germánica desarrollada por el Dr. Hamer está profundizando en la influencia que tienen los estados emocionales en el funcionamiento de nuestro organismo. A través de una investigación científica, el Dr. Hamer ha determinado una relación directa entre los conflictos emocionales de las personas y las enfermedades. Todo empezó en el hospital universitario de Munich, donde era jefe de medicina interna en la clínica del cáncer. En esta clínica tuvo la oportunidad de entrevistar a todos los pacientes que tenían cánceres del sistema reproductivo y descubrió que todos ellos habían sufrido el mismo tipo de evento dramático antes de haber sido diagnosticados. Es así que descubrió que los conflictos emocionales que viven las personas son la causa de determinados tipos de cáncer en el cuerpo.
Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de “conflictos emocionales”? Nos referimos a los problemas de diversa índole por el que tienen que pasar todas las personas. El tema económico, las dificultades laborales, la presión de la vida cotidiana, la familia, etc. Existen muchos eventos negativos en la vida de alguien que determinan el tipo de cáncer que puede llegar a desarrollar. El Dr. Hamer denominó conflicto biológico a la reacción elemental del cuerpo ante un hecho que lo toma por sorpresa.

CONFLICTOS EMOCIONALES = CANCER


El Dr. Hamer continuó con las investigaciones para determinar la influencia de determinadas situaciones y tipos de cáncer. A través del estudio de los anillos concéntricos en el cerebro, él pudo ver que el funcionamiento del cerebro cambió con relación a nuestros conflictos personales. Para hacer más precisa su investigación, el doctor realizó los estudios necesarios para determinar los tipos de problemas y su relación con el tipo de cáncer.
Como resultado de sus investigaciones, el Dr. Hamer formuló cinco leyes biológicas que le han permitido clasificar todas las enfermedades en forma tabular, indicando para cada enfermedad, el tipo de conflicto que la produce, el lugar en el cerebro donde se encuentran los anillos concéntricos, la forma en que la enfermedad se manifiesta en la fase de conflicto activo, y los hechos que pueden esperarse después de la resolución, en la fase de curación.
Muchas de las personas que han pasado por una situación traumática describen que frente a ese hecho, sintieron cómo todo su cuerpo reaccionaba. Por ejemplo, ante una discusión muy acalorada, algunas personas sienten el efecto que este conflicto ocasiona a nivel biológico. ¿Cómo? Pues sienten que las manos se les ponen frías, se ponen nerviosos, no hablan con precisión, les duele la cabeza, algo bastante clásico. Todos hemos sentido esto en algún momento. Este es un ejemplo muy básico para que todos comprendamos por fin la influencia que tienen la mente y los conflictos emocionales en todo el organismo.
Entre los conflictos que pueden ocasionar el desarrollo de algún tipo de cáncer, podemos mencionar la separación de un ser querido, un miedo muy intenso, las discusiones agudas por algo que sentimos que nos pertenece o rechazamos, o el temor de perder a un ser amado. Todos estos conflictos que pueden surgir en la vida de cualquier persona son lo que finalmente detonan algún cáncer o cualquier otra enfermedad.
CONECTADOS TOTALMENTE
Muchas culturas han explicado que existe una conexión entre la parte física y mental de los seres humanos. Las investigaciones realizadas por diversos especialistas en el mundo empiezan a demostrar lo que se decía en la antigüedad. De ahí, que se está atendiendo las enfermedades de los seres humanos desde una perspectiva mucho más integral, pensando no sólo en lo que les duele, sino también en qué es lo que sienten.
Existe un estudio llamado el triángulo de Hamer, el cual está basado en un análisis de tres niveles: la psique, el cerebro y el órgano. Para poder determinar una enfermedad dentro del marco de las cinco leyes biológicas creadas por Hamer, es necesario que se evalúen los tres aspectos que para Hamer son los aspectos determinantes para detonar una enfermedad. Es decir, no sólo se realiza un estudio sobre el órgano afectado, sino que también se hace una evaluación en el cerebro, al mismo tiempo que se estudia el conflicto que está pasando una persona, para poder determinar el tipo de enfermedad según la clasificación del Dr. Hamer.
Es necesario que se confirmen diversos criterios para conseguir un diagnóstico certero del problema del paciente. Determinar cuál es el conflicto, realizar un estudio sobre el órgano afectado, y realizar un examen al cerebro. El estudio de estos tres aspectos determinará una clasificación mucho más precisa de la situación del paciente.

NUEVA MEDICINA GERMANICA
en la cura integral de las enfermedades

El doctor José Luis Pérez-Albela, director de nuestra revista, sostuvo una conversación con el difusor de esta nueva medicina germánica en el Perú, el Ing. Luis Alberto Martínez. En esta charla, el Ing. Martínez explica de manera precisa todos los beneficios de la medicina germánica y las cinco leyes en las que se basa. Disfruten de una conversación que cambiará la forma en que concebimos las enfermedades y nos ayudará a entender la conexión que existe entre la mente y el cuerpo.
José Luis Pérez-Albela (JPA): Luis Martínez Costa está aquí, después de haber estado dos décadas en Alemania. ¿Cómo estás, Luis? Cuéntame, ¿Qué has hecho veinte años por allá?
Luis Alberto Martínez (LAM): Postulé y conseguí una beca para ir a estudiar a Alemania la carrera de ingeniería. Estuve estudiando y laborando todos estos años. He regresado al Perú porque aquí he nacido y dicen que uno debe volver al lugar donde nació. Yo, personalmente, digo que aquí en el Perú he crecido mucho más que si me hubiera quedado en Alemania.
(JPA): Y, ¿por qué?
(LAM): No lo sé. Supongo que el Creador sabe dónde crece mejor una persona.
(JPA): Y es como los frutos. No te da cañihua aquí en la costa, tiene que ser en Puno. De la misma manera que uno debe comer lo que su pueblo produce. Dicen que les preguntaron a diez premios nóveles de dónde se reconstruiría la nueva humanidad si se diera el caso de que hubiese una guerra nuclear o un terremoto masivo. Y siete de ellos respondieron: en el Perú. Tenemos un banco de todo, de granos, de algas, de todo. Se siente una energía diferente. ¿Cuál es tu opinión?
(LAM): Definitivamente aquí hay una biodiversidad enorme. Tal vez tengamos en la costa bastante desierto, pero en general en la sierra y en la selva tenemos una biodiversidad que no existe en otras partes del planeta. Se dice que la cultura del Perú viene de los antiguos fenicios y griegos, nuestra cultura ancestral viene de ahí.
(JPA): Luis te he invitado como amigo porque has conocido al Dr. Hamer, un médico alemán que esta revolucionando la visión de la medicina con sus nuevos conceptos.
(LAM): Conocí al Dr. Hamer hace algunos años. He estudiado su propuesta acerca de la medicina, sus ideas, sus libros, y ahora estoy convencido de que esa nueva forma de ver la medicina es verdadera. Después de tantas investigaciones...
(JPA): La llaman la nueva medicina germánica.
(LAM): Antes se llamaba la nueva medicina, pero han habido muchas vertientes que se alejan del concepto original. Entonces este es el nuevo nombre actual: La nueva medicina germánica del Dr. Ryke Geerd Hamer.
(LAM): Él es del norte de Alemania. Estudió medicina al mismo tiempo que estudió teología. Él es teólogo y al mismo tiempo médico. Entonces, eso probablemente haya sido lo que le ha dado la calidad de persona que valora su conciencia. Ofrece una medicina que está al margen de los intereses comerciales. Él hizo varias especializaciones. Cosa también extraordinaria, porque muchos médicos, en Alemania por lo menos, toman una sola especialización, pero él sacó tres especializaciones: En oncología, en pediatría, y otra especialización más. En los últimos años se dedicó al campo de la oncología.
¿QUIÉN ES EL DOCTOR HAMER?
Ryke Geerd Hamer nació en 1935 y creció en Frisia, Alemania. Terminó sus estudios en la secundaria a los 18 años y comenzó sus estudios de medicina y teología. En el camino conoció a la que se convertiría en su esposa, una estudiante de medicina llamada Sigrid Oldenburg. A los 20 aprobó los exámenes pre-eliminatorios de medicina, se casaba un año más tarde y terminó sus exámenes de teología a los 22. Más adelante nació su hija y más tarde un hijo, Dirk, quien jugaría un papel muy importante en sus vidas. A los 24 años, Hamer aprobó su examen médico del estado en Marburgo. Tras completar su residencia, dos años más tarde, se le otorgó la licencia profesional de Doctor en Medicina. Pasó varios años en las clínicas universitarias de Tubinga y Heidelberg. En 1972, Hamer completó su especialización en medicina interna.

Los Hamer eran una familia normal, con cuatro hijos: dos niños y dos niñas. Hasta agosto de 1978, cuando un evento terrible cambió por completo el rumbo de sus vidas. Un principe italiano, heredero de la casa de los Saboya, accidentalmente le disparó a Dirk Hamer mientras dormía en un yate anclado en la costa de la isla de Cavalo. La batalla de Dirk con la muerte duró casi cuatro meses, mientras su padre le cuidaba día y noche. Dirk finalmente murió el 7 de diciembre de 1978. Años más tarde se hizo claro que esto resultó en un conflicto emocional para el Dr. Hamer, causándole un carcinoma testicular. Posteriormente denominó este tipo de conflicto como el "síndrome de Dirk Hamer".
Cuando estaba laborando en el hospital de Munich, desarrollo dos instrumentos médicos que patentó. Uno era un bisturí que cortaba mucho mejor, y el otro era un microscopio que tenía cierta calidad de nitidez. Entonces con estas patentes él consiguió mucho dinero, y como tenía un gran corazón, que deseaba servir, él se fue a Italia con su esposa. Ellos vivían con sus hijos en Roma, y llevaba un hospital para pobres en Nápoles. Entonces un día, durante las vacaciones, el hijo se encontraba durmiendo en un barco y una bala perdida le cae en la cabeza. Queda en coma y tratan de salvarle la vida. Después de algunos meses muere. Y curiosamente a Hamer y a su esposa les da cáncer, al poco tiempo de sucedida la tragedia. Y ambos se sorprendieron porque nunca habían enfermado antes.
(JPA): Ambos laboraban en el mismo hospital. Los dos estaban sanos. Y de pronto aparece esa enfermedad. "Esto es la emoción”, dijeron. La esposa tuvo un tratamiento convencional y murió.
(LAM): Así parece. No sé exactamente cuál fue el tratamiento de su esposa. Pero él sí se sometió un poco a la medicina normal, la oficial. Pero al poco tiempo él encontró la relación que tenía entre la psiquis, el cerebro y el órgano.
(JPA): Y como él era radiólogo, él comenzó a investigar. Y descubrió que las personas que tenían cáncer de seno, tenían la misma parte del cerebro afectada. Los que tenían cáncer de hígado, tenían la misma parte del cerebro afectada. Entonces, él estaba comprobando que todo tenía un base psicosomático pero con forma científica. Y él estuvo preso.
(LAM): Bueno, eso es posterior. Él descubrió las leyes biológicas de la enfermedad y las publicó. Entonces, hizo una tesis sobre las cinco leyes que había descubierto para su propia universidad. Pero qué resulta, que los médicos a puertas cerradas comprobaron que eran ciertas. Los médicos pensaron que ese descubrimiento los iba a dejar como unos idiotas. Imagínate si nosotros decimos: “ahora la quimioterapia no sirve”. Rompe todos los esquemas.
(JPA): Entonces él, en todos estos años, comenzó a curar gente buscando la causa. Ya que la causa del cáncer de él y el de su esposa fue la pena por la muerte de su hijo. Los médicos, cuando sacan una radiografía y aparece una marquita, le llamamos artefacto. Puede ser algo que por ahí apareció generado por algún trauma o es una cuestión de la máquina, es decir falla de origen, del mismo cuerpo. Pero el encontraba la misma marca en la misma zona y en diferentes personas. Y comprobó que se puede localizar y se puede curar cuando la gente entiende que hay un problema emocional en toda enfermedad. No sólo en el cáncer, en todas. ¿Verdad?
(LAM): Exactamente. A menos que sea una intoxicación o un accidente. Pero todas las enfermedades son psicosomáticas. Ese es el resultado que el doctor ha descubierto. Y ha formulado cinco leyes que él ha descrito en su libro.
El Ing. Luis A. Martínez es entrevistado
por el Dr. José Luis Perez-Albela Beraún.
(JPA): ¿Cuáles son las cinco leyes?
(LAM): La primera es la Ley Férrea del Cáncer. Es decir, para que se genere un tumor se requieren tres condiciones. La primera condición es una emoción o un conflicto altamente dramático. La segunda condición es que caiga de sorpresa, un conflicto que venga y no te lo esperabas. Como en este caso, que es la muerte de su hijo. Altamente dramático. La tercera condición es que uno se sienta aislado. Es decir, puede estar casado o tener su pareja pero no lo habla. O puede tener sus amigos pero no quiere hablar sobre esa pena, sobre ese conflicto.
(JPA): Lo reprime. Por eso vemos por qué el perdón cura y sana. El resentimiento baja la inmunidad. ¿Y cuál es la segunda ley?
(LAM): La segunda ley es que toda enfermedad es bifásica. ¿Qué quiere decir esto? Son 5,000 enfermedades y se habían hecho dos grupos, las enfermedades frías y las calientes.
(JPA): Los que estudiamos medicina china, lo llamamos yin y yan. Enfermedades yang y enfermedades yin.

Según Hamer todas las enfermedades son psicosomáticas y se pueden curar cuando se entiende que hay un problema emocional en toda enfermedad.

(LAM): Él ha descubierto que las enfermedades son bifásicas. Es decir que no son 5,000, por decirlo así, sino que son 2,500. Es decir, que van en grupo. Hay una etapa anterior y una etapa posterior. La etapa anterior es cuando el conflicto está activo. A esta etapa se llama simpaticotónica. Entonces hay ciertas características en esa fase de la enfermedad. Y cada fase tiene sus características. Hay algunas en las que aparecen más síntomas que en la otra.
Simpático se le llama por que la persona está en estrés. Está con el conflicto activo. Entonces por lo general ahí no necesariamente aparecen síntomas. Uno se siente hasta sano. Aparentemente sano. Pero ya empezó la enfermedad, el conflicto ya está activo. Y el tiempo que dura la enfermedad ya depende de la persona, hasta que resuelva su conflicto.
(JPA): ¿Siempre empieza con simpaticotónica?
(LAM): Siempre.
La ley bifásica de los procesos biológicos
(JPA): Entonces, cuando entra a la etapa vagotónica, ¿qué quiere decir?
(LAM): Quiere decir que ya resolvió el conflicto.
(JPA): Eso quiere decir que hay gente que queda en simpaticotónica y muere, cuando hay una mala terapia.
(LAM): En un caso extremo se mueren.
(JPA): Una persona que pasa por las clásicas terapias de la medicina convencional, como la quimioterapia y todo lo demás, se queda en simpaticotónica.
(LAM): Una persona se puede morir si no sale de ese estado. Pero de alguna manera todos resuelven su conflicto a su manera.
(JPA): Pero muchos no mueren de cáncer. Mueren por un infarto. Mueren por una neumonía. Mueren porque se deprimieron y se suicidaron.
(LAM): El tema del infarto es algo especial, porque ei infarto normalmente da en la etapa vagotónica, aunque parezca raro. Normalmente en la etapa simpaticotónica no da infartos. Eso es lo más curioso del tema.
(JPA): Claro. Porque en toda la etapa simpaticotónica gastó magnesio. Y llega la etapa vagotónica en la que ya estaba curándose y muere. Tanto nadar para morir ahogado en la orilla. Porque nadie le dio el soporte nutricional. Y a esto quiero llegar con esta entrevista. Hay que apoyar con la nutrición en toda esta etapa. Mejor dicho, lo que dice Hamer es que el cuerpo se cura solo.
(LAM): Eso es con otras palabras. En la imagen superior se muestra la etapa simpaticotónica y la vagotónica. Cada etapa tiene sus características y una relación con el cerebro. En la parte simpaticotónica normalmente hay características donde hay pocos síntomas. La persona se siente bien pero está con el conflicto activo. Está bajo estrés. Esta es la etapa fría. Es decir, se caracteriza porque tiene las manos frías porque está bajo estrés constante. Y está tratando de resolver su conflicto. Una vez que resuelve el conflicto llega un punto en que se pasa de la etapa simpaticotónica a la etapa vagotónica. Y acá hay una epicrisis. Es una característica de toda enfermedad. Y aquí es donde dan los infartos. Y este doctor es tan exacto que te puede decir a tal día y tal hora te va a dar un infarto.
En la etapa vagotónica hay una epicrisis. Pero toda ésta es una etapa caliente. Aquí aparecen mayormente los síntomas. Las manos calientes, fiebres, aparecen tumores, aparecen ciertas cosas con las que nosotros normalmente decimos “acá va a empezar una enfermedad”.
(JPA): La ley de Hering, quien es un alemán, dijo “la curación es de arriba hacia abajo y de adentro para afuera”. Y lo que dicen los chinos: la eliminación es vida. Es decir la descarga. Por eso a los médicos naturistas nos llaman médicos higienistas. No tapamos, sino que destapamos, ¿cierto? Puede estar aparentemente muy limpia la sala, y si no has movido los muebles entonces está toda la basura abajo. Entonces, él le está dando un valor científico a toda la medicina holística.
(LAM): Definitivamente. Él ha demostrado todo eso que se ha hablado antiguamente. Y los sabios antiguos ya lo decían, como Hipócrates y otros grandes maestros de la medicina. El Dr. Hamer lo ha demostrado científicamente.
(JPA): Claro. ¿Sabes qué decía Hipócrates? Los síntomas y signos no son la enfermedad. Son la curación de la enfermedad.
(LAM): Coincide con esta etapa vagotónica, donde el Dr. Hamer dice: “no metas nada de mano aquí porque el cuerpo ya está en su proceso de recuperación”.
(JPA): Para que se cure el enfermo, a uno se te produce fiebre. El doctor Casanova lo dice. La hipertermia, es producir fiebre para curarlo. Y la gente cree que debe cortar la fiebre. La fiebre es bendita y sagrada. Pero la gente todavía no lo entiende.
(LAM): Por ejemplo, si en esta etapa vagotónica se da alguna medicina o se pasa por quimioterapia, se pasa de esta etapa a la etapa simpaticotónica. Retrocede. Y esto se puede volver un círculo vicioso.
(JPA): Los animales están más sanos que los seres humanos por eso.
(LAM): Ellos se curan de cáncer sin quimioterapia. ¿Por qué?
(JPA): Dejan de comer. Comen verde, clorofila. Y no tienen conflictos emocionales. Se pueden pelear con otros animales, pero no guardan rencor, no tienen envidia.
(LAM): Y tampoco tienen a alguien que les diga: “te vas a morir de cáncer”.
(JPA): Tienes un mes de vida. Tienes cuatro meses de vida. Lo programan.
(LAM): ¿Sabías que cuando un paciente va al médico por algo y le dicen: bueno, tú te vas a morir, esa noticia le genera un conflicto con tres condiciones? Primero, dramáticamente, te vas a morir. Segundo, te cae de sorpresa. Esa persona no esperaba que se fuera a morir. Tercero, se queda callado porque no quiere que nadie se entere que tiene cáncer. ¿Qué significa esto? Que se está generando un nuevo cáncer. La noticia le genera cáncer. ¿Y quién le genera la noticia?
La causa del cáncer del Dr. Hamer fue
la pena por la muerte de su hijo.
(JPA): No es la metástasis, es la noticia. No se trata de que el cáncer haya viajado y se haya localizado en otro lado.
(LAM): Así es. Por ejemplo, una persona que desarrolla cáncer al pulmón es porque siente miedo a la muerte. Hay personas que no le tienen miedo a la muerte, pero piensan, “¿qué van a comer mis hijos?" Eso genera cáncer al hígado. Metástasis no es más que un nuevo conflicto generado por la noticia del cáncer.
Pero con esta nueva medicina ya no hay metástasis, ¿por qué? Porque el paciente va, le detectan un tumor, resuelve su conflicto, y tema cerrado. Ya no hay más conflictos. Por eso esta medicina es preventiva. Uno tiene que enterarse de eso para que a una persona no le de cáncer.
(JPA): Ahora, cuéntame de la tercera ley.
(LAM): La tercera ley es el sistema ontogenético de los tumores. Es decir, un tumor no se genera en cualquier lugar. Corresponde aun conflicto y a una parte del cerebro. Este doctor ha separado tres partes del cerebro. El cerebro central o el antiguo, el cerebro mesodermo, y el ectodermo. Él localiza un conflicto con una determinada parte del cerebro.
(JPA): El Dr. Hamer tiene un estudio de treinta años de investigación. El 95% de las personas se curan del cáncer. Es decir, el cáncer se cura.
(LAM): Totalmente cierto. Dicen que los judíos lo están aplicando, por eso ninguno de ellos se muere de esta enfermedad.
(JPA): Pasemos a la cuarta ley.
Artículo publicado en revista
Bien de Salud, Año 4, N° 13, Julio 2012
(LAM): La cuarta ley es el sistema ontogenético de los microbios. Esto quiere decir que los microbios tienen una utilidad a favor de la biología. Por ejemplo, tenemos un caso específico. El bacilo de Koch generador de la tuberculosis. Se dice que el bacilo de Koch es maligno, dañino, pero no es así. Con esta cuarta ley se dice que el bacilo de Koch está laborando a favor del cuerpo. En este caso, las células tumorales que se crearon en el pulmón son desmontadas por el bacilo de Koch. Pero, ¿qué hacemos nosotros? Le metemos químicos para matarlo, y estamos matando a un aliado nuestro. Y no sabemos el daño que nos estamos haciendo. En otras palabras, el doctor Hamer dice: “deja que la tuberculosis haga su trabajo porque te va a restablecer las células”. Dejar que haga su acción curativa de recuperación. Y la naturaleza no se equivocó.
(JPA): Dale zinc para que se recupere, es un mineral que eleva las defensas y también magnesio, que eleva el sistema in-munológico 300 veces. Estimado Luis, terminemos con la quinta ley.
(LAM): La quinta ley se le llama la quinta esencia de la nueva medicina germánica. Dice que toda enfermedad tiene un sentido biológico a favor de la persona. Es decir, la enfermedad no hay que verla como algo maligno, como un castigo de Dios, como una desgracia. Es un proceso biológico sensato que apoya a la resolución del conflicto. Esa es la quinta ley. Es la más importante de todas.
(JPA): ¿Cómo se puede resumir?
(LAM): Es la quinta esencia de la nueva medicina. En otras palabras, te explica que una enfermedad es un proceso biológico sensato a favor de la resolución del conflicto del paciente.
(JPA): La medicina es una sola. La medicina son dos caras de una misma moneda. Es arte y ciencia, y eso mejora la consciencia. Cuando la consciencia se aclara se van los conflictos. Cuando se va el conflicto y se regula la emoción, se despierta el poder autosanador. Entonces, la medicina es una sola. La vida en movimiento. Hay que integrar la ciencia con el arte. Gracias Luis por esta charla y gracias por regresar al Perú.

Página web: http://nuevamedicinaperu.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada