sábado, 9 de marzo de 2013

Sinusitis generada por la leche del desayuno

Yo sufría de sinusitis (inflamación de los senos nasales) durante 9 años. Se inició con 10 años y se ha disuelto con 19 en un solo día. Cuando tenía 7 años, mi madre me "servía" todas las mañanas antes de la escuela, una taza de leche para bebida del desayuno tenía que hacerlo, para que yo sea grande.

Después de 2 o 3 años, me di cuenta que no me gustaba la leche. En realidad, yo ya no era más una bebe y este ritual de desayuno de la mañana ya no lo podía oler!

Mi madre siempre insistía en que tenía que beber la leche, y de hecho hasta el día de mi cumpleaños 18! Yo era un "chica buena" y siempre había bebido mi leche, a pesar de que no podía olerla. En realidad, no era la misma leche, porque todavía bebo leche. Fue la obligación y el olor de la coerción.

Los "problemas nasales" comenzaron ya en ese entonces (con 10 años) y finalmente pasé por varios años de tortura por parte de especialistas otorrinolaringologos, tomografías computarizadas innecesarias y resonancias magnéticas inútiles, biopsias nasales, todas las fisioterapias hasta el agotamiento de todos los métodos naturales de curación en el mundo. Nada me ha ayudado. Mis padres estaban desesperados y totalmente agotados por las constantes citas con el médico.

Yo destruí mi mucosa nasal a través del uso diario, durante años, de gotas nasales (nafazolina y Xylo) recomendadas por los médicos y ya no podía respirar libremente sin las gotas. La nariz estaba constipada, todas las secreciones amarillas, verdes, sangrientas eran muy comunes. Por no hablar de un dolores de cabeza (cuando era una niña!)

Después de 3 años me resigné pues tenía que vivir con la situación. Y luego, a los 19 años, cuando me fui de casa para estudiar, mi conflicto crónico se ha disuelto. Ya desde el primer día en el dormitorio (yo era ya independiente, lo suficientemente grande, ningún bebé, ninguna madre con la botella de leche a mi lado) Me preparé una taza de café en vez de la "leche odiada" para el desayuno y en la noche, me crea Usted o no, mi nariz estaba libre. 

¡Un cambio repentino así nunca se olvida! A la semana siguiente tuve muchas secreciones, pero NUNCA la nariz tapada. Después de una semana también desapareció mi inflamación sinusal de grado IV que los "especialistas" había tratado por años. Si mi madre hubiera sabido que un cacao o jugo para el desayuno podría haber resuelto mis problemas, sin duda lo habría hecho. 
Desde el año 1990 vivo libre de "problemas nasales", y también bebo con gusto una taza de leche caliente de vez en cuando, sin pensar en la nariz. A través de ser independiente he resuelto mi conflicto y también los rieles allí. El olor a leche ya no me molesta. Por último, puedo decidir por mí misma si quiero o no beber.

Hace unos días calculé el costo de mi tratamiento, ya que trabajo en este campo. He costado al seguro de salud unos soberbios 120.000, - Euro costo (ciento veinte mil!). Sólo por una sinusitis como causa de la "obligación de beber leche". Con sólo renunciar a la leche el seguro de salud se habría ahorrado todo ese dinero. Aquí hay más que solo estafa. Pero no hay vuelta atrás a pesar que se entienda y comprenda esta situación. Es como en la película "Matrix".

Sr. Ing. Pilhar y Dr. Hamer estoy eternamente agradecida de que me han abierto los ojos. La medicina germánica para mí significa no sólo la salud y la felicidad, sino la comprensión del significado de la vida.

Gracias! Maria S. 13 / feb / 2013 



No hay comentarios:

Publicar un comentario