domingo, 15 de marzo de 2015

Sobre la cirrosis

Descartando el daño causado por alguna intoxicación o traumatismo hepático, según la Nueva Medicina Germanica, la cirrosis puede tener dos causas:

1)    Un solo conflicto de bocado (*)  con una enorme masa conflictual o un conflicto de bocado (*) pendiente.

El conflicto de bocado (*) consiste en el miedo a morirse de hambre , ya sea un miedo por sí mismo o por otros (pareja, sus hijos, sus empleados, etc)

Este conflicto biológico genera un proceso biológico ( SBS) con dos fases:
    Fase CA: Crecimiento de uno o varios adenocarcinomas en párénquima del hígado
    Fase PCL: Eliminación del tumor mediante la tuberculosis hepática
La hoja embrionaria correspondiente es el endodermo.

La cirrosis en la parénquima es por tanto el proceso de caseificación (tuberculosis del hígado) que causa la formación de pequeñas cuevas. Éstas cuevas con el tejido cicatricial dan una imagen clínica de cirrosis del hígado.

¿Cuál es el sentido biológico de todo esto?

Sacar el máximo partido a la poca comida que hay a disposición, pues se trata de un conflicto correspondiente al miedo a morirse de hambre por falta de medios, por problemas familiares, miedo a carecer de lo esencial, miedo profundo de «carencia» en todos los sentidos del término y hasta miedo a morirse de hambre por un cáncer en el intestino, ya que es precisamente el intestino el que asimílala comida.

El organismo pone en acción a unos trabajadores especializados, como son las células tumorales hepáticas, que digieren, almacenan y trabajan al máximo. La solución biológica del cerebro para evitar morirse de hambre es la de crear nódulos, pequeños «graneros» para almacenar la comida, y por tanto aumentar el volumen del hígado a fin de que el cuerpo pueda tener reservas en espera de tiempos mejores. Una vez pasada la «carestía», el cerebro activa los bacilos de Koch para caseificar los nódulos (tuberculosis del hígado); en ausencia de los bacilos, los nódulos se enquistan y eventualmente se calcifican. (Mambretti)

      
2)    Conflicto pendiente  de rencor en el territorio/contrariedad territorial

El foco de Hamer (FH) se localiza en área territorial masculina.
Pero la activación del SBS solo se efectuará en un hombre diestro o una mujer zurda (*1)

Debido a las fases repetitivas de reparación del SBS en epitelio pavimentoso de los conductos intrahepáticos da como resultado la acumulación de placas en las vías biliares,

La hoja embrionaria correspondiente es el ectodermo.

(*1) Adicionalmente, en caso de una constelación, tambien podría afectar a:
     * un hombre zurdo / una mujer diestra
     * una mujer diestra en un estado hormonal de mayor testoterona
         (Menospausia, uso del anticonceptivo,  extirpación de un ovario, etc.)
     * un hombre zurdo en un estado hormonal de mayor estrógenos
              
Una anamnesis o una TAC podría dar luz si el paciente ha sufrido el conflicto 1) o 2) o ambos.

El Dr Hamer explica: "La inmensa mayoría de los carcinomas del hígado en caso de un hombre joven se regeneran, de modo que más tarde se vuelven invisibles. Cuando el paciente envejece, comprobamos una transformación de estos carcinomas - a condición de que el conflicto acabe por pararse - en tejido conjuntivo. Es lo que llamamos cirrosis del hígado. En otro tiempo, nos imaginábamos siempre que la cirrosis tenía como causa el alcohol." (Dr. Hamer - El Legado de una Nueva Medicina)

Adicionalmente nos aclara el Dr. Hamer:

"Sucede a menudo que pacientes que han tenido un adenocarcinoma de hígado (conflicto de miedo a morir de hambre) solucionado más tarde con tuberculosis hepática que deja como resultado cavernas, tienen posteriormente en su vida un conflicto de contrariedad territorial, al que en su fase-pcl denominamos hepatitis. Cuando un paciente de este tipo es ingresado en un hospital, a causa de su hepatitis, experimenta un conflicto de refugiado.
¡Esto le provoca entonces un SINDROME!
El organismo retiene entonces enormes cantidades de líquido, a la vez que reduce las emisiones de orina al mínimo (hasta 200 ml.).
El hígado se edematiza mucho más de lo normal en una fase de solución, y esto es a lo que denominamos hepatomegalia. Es debido a esta gran inflamación del hígado en su totalidad que las antiguas cavernas, hasta entonces invisibles al escáner porque estaban comprimidas, se rellenan de líquido y se inflan haciéndose visibles. Los ignorantes que realizan el diagnóstico dictaminan entonces: cáncer de hígado con hepatomegalia!
E inmediatamente administran morfina.
Si al paciente se lo llevase de inmediato a su casa, donde se sintiera bien y seguro, eliminaría rápidamente dos litros de orina al día, y su hígado pronto se deshincharía. y no quedaría ni rastro del supuesto cáncer de hígado, porque las cavernas pegadas de nuevo por la presión de los tejidos son prácticamente invisibles en un escáner abdominal." (Dr. Hamer - Germanische Heilkunde, Kurzinformation)


No hay comentarios:

Publicar un comentario