lunes, 15 de abril de 2013

Yo tenía angina de pecho (testimonio)

Horst Tuhy y Dr. Hamer
Conocí personalmente al Dr. Ryke Hamer, descubridor de la Nueva Medicina Germánica. Es un hombre afable e inteligente a quien se le ha jugado muy sucio por años para evitar publicar y aplicar su medicina beneficiosa para todos los hombres.

Yo tenía angina de pecho, tinnitus, arritmias cardíacas y edema en la circulación coronaria. Mi médico de cabecera y otro médico, un especialista del corazón (cardiólogo), me querían transferir directamente al hospital, pero me negué, y tampoco quería tomar ningún así llamado diluyente de sangre, de esos que son elaborados sintéticamente.

Mi odisea normal en el hospital hubiera sido hasta que se haga el diagnóstico: Introducir al torrente sanguíneo un líquido de contraste por vía intravenosa, pasar un catéter de balón para comprimir y aplanar los depósitos en los vasos sanguíneos o insertar baipases para proporcionar un conducto alternativo para los vasos coronarios obstruidos.

En un libro leí un pequeño informe sobre la comprensión de la "Nueva Medicina" ahora llamada “Nueva Medicina Germánica ®” del Dr. Ryke Geerd Hamer. Comprendí, a través de los descubrimientos médicos del Dr. Hamer, que sólo podía salir de mi odisea de sufrimiento si resolviera mis conflictos.

Unos abogados me había substraído, bajo condiciones fraudulentas, mi marca sobre la que había construido mi negocio con una amenaza de denuncia por el valor de 1'000,000 de marcos alemanes de tal manera que tuve que entregarles mi certificado para el uso de ellos.

Este truco insidioso me costó por lo menos unos 100.000 marcos alemanes y también he tenido que renunciar a mi negocio.

Si bien la deuda la estoy pagando hasta ahora, ¡pero estoy perfectamente sano!
Para poder resolver mi conflicto, he tenido que observar todas las condiciones dadas por este buen médico de tal manera que volví a estar completamente sano, sin baipás, ni productos farmacéuticos o terapias posteriores.
Después de un tiempo, los médicos sólo podían mirar asombrados los buenos valores de los análisis sin lograr entender la recuperación de mi salud.
Por desgracia, estos descubrimientos beneficiosos son negados a la población. (No son un buen negocio.) Al contrario, se busca luchar contra ellos y poner en ridículo públicamente al médico Dr. Hamer y perseguirle con juicios fraudulentos.

Dr. Hamer, magíster en teología, ha pasado años trabajando en un hospital de cáncer y tratando a los pacientes con cáncer hasta que hizo sus descubrimientos médicos.

Por esto ya se le debería haber otorgado hace tiempo el Premio Nobel.

¡Estoy eternamente agradecido a mi amigo, el Dr. Hamer!


Horst Tuhy
Fuente: http://www.tuhy.ws/page4.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario