viernes, 19 de junio de 2020

La malinterpretación de los virus

Por Dr. Stefan Lanka

Parte 1


Toda alusión concerniente a los virus como patógenos es incorrecta y está basada en malinterpretaciones fácilmente reconocibles, entendibles y verificables.

Mientras tanto, las causas reales de las enfermedades y los fenómenos atribuidos a los virus han sido investigados y aplicados. En lugar de utilizar virus, todos los científicos en el laboratorio trabajan con componentes típicos especialmente preparados, de células y tejidos muertos. Ellos creen que los tejidos y las células mueren porque son infectadas por un virus. En realidad, esos tejidos y células de laboratorio, mueren debido a la privación de nutrientes y al envenenamiento, como resultado de las condiciones a las que son expuestos durante el test.

Los virólogos creen en los virus debido a que añaden sangre supuestamente infectada, saliva infectada, u otros fluidos supuestamente infectados a tejidos y células- después de haberles retirado su solución de nutrientes y después de la adición de antibióticos tóxicos.

Ellos creen que la muerte de las células y tejidos que ocurre tras esto, está causada por los virus. Los tejidos y células mueren enteramente por sí mismas, sin la adición de material " infectado". ¡Esto aún no se les ha ocurrido a los virólogos! De acuerdo a los principios del procedimiento científico, se tendrían que haber realizado test de control.

Con el fin de controlar el método pionero para la supuesta multiplicación de los virus, es decir, para asegurarse de que el método mismo no produce o falsifica los resultados del experimento, uno tendría que haber añadido sustancias estériles o sustancias de sujetos sanos a los tejidos y células en inanición.

Increíblemente, estos procedimientos de control, nunca se han llevado a cabo por la "ciencia". Como parte del procedimiento judicial en al caso del Virus del Sarampión, yo encargué estos test de control a un laboratorio independiente.

El resultado: Los tejidos y células morían justo como si hubiesen entrado en contacto con supuestos materiales infecciosos.

El cometido de los experimentos de control, es el de descartar la posibilidad de que la técnica o método experimental causen los resultados observados.

Los experimentos de control son la primera prioridad y un criterio obligatorio para poder ser capaces de catalogar el resultado como científico. Como veremos en los procedimientos del caso judicial del virus del sarampión, el experto designado por el Tribunal determinó que las publicaciones presentadas, que constituyen los fundamentos para toda la disciplina de la virología, no contienen ningún experimento de control. En otras palabras, los científicos involucrados en ésta disciplina conducen sus investigaciones de una manera extremadamente acientífica.

La explicación para ésta conducta acientífica, que descalifica los estudios realizados de las credenciales científicas que proclama, tiene un origen histórico.

En Junio de 1954, una conjetura contradictoria y acientífica que fue publicada, de acuerdo a la cual, la muerte del tejido vivo en un tubo de ensayo puede indicar la presencia de un virus. Seis meses después, el primer autor de éstas ideas especulativas recibió el Premio Nobel de Medicina, el 10 de Diciembre de 1954.

Éste honor elevó la especulación de junio de 1954 al nivel de hecho científico, el cual ha llegado hasta nuestro días sin ser verificado. Desde entonces, la muerte del tejido y las células en el tubo de ensayo ha sido considerado como la evidencia de la existencia de los virus.

LA APARENTE EVIDENCIA DE LA EXISTENCIA DE LOS VIRUS

No sólo eso. A la muerte de los tejidos/células, también se le llama "aislamiento" de un virus basado en el razonamiento de que se trajo algo supuestamente al laboratorio desde el mundo exterior a través de un organismo, a pesar del hecho de que un virus nunca ha sido aislado en el sentido estricto del término, presentado en su forma completa y caracterizado bioquímicamente. En realidad las fotos de supuestos virus realizadas con microscopio electrónico, sólo revelan componentes normales de tejidos y células que mueren. Debido a que los investigadores aplicaron la creencia de que los tejidos y células se transforman completamente en virus cuando mueren, la muerte de las células es empleada también para ingerir la multiplicación viral.

Las partes implicadas siguen manteniendo ésta creencia hasta el día de hoy, debido a que los investigadores que fueron pioneros en el método, crearon éste dogma de fé, que respaldado por un Premio Nobel, continúa sirviendo como principio rector de éste campo.

Sin purificar esta mezcla, consistente en tejidos y células agonizantes de monos y de fetos de vacuno, así como de antibióticos tóxicos, éste preparado se aplica como una vacuna "viva", debido a que ahora consiste

supuestamente en virus debilitados. Todo esto se debe a que la muerte de los tejidos y las células- en realidad, provocada por la inanición y el envenenamiento y NO por una supuesta "infección"- ha sido y continúa siendo malinterpretada como prueba de la existencia de virus, como prueba de su aislamiento, y como prueba de su multiplicación.

De esta forma, la mezcla tóxica resultante repleta de proteínas extrañas, ácidos nucleicos extraños, antibióticos citotóxicos, microbios y esporas de todo tipo, se nos presenta como una "vacuna viva". En el procedimiento de vacunación, la vacuna es normalmente inyectada en los músculos del niño en una cantidad, que de ser inyectada en vena, resultaría con certeza en una muerte inmediata. Sólo con una completa ignorancia y fé ciega en las autoridades estatales, que "testan y aprueban" las vacunas, puede una inyección de éste tipo ser descrita como "un pequeño, inocuo pinchazo".


Componentes individuales son removidos de partes de tejidos y células muertas, malinterpretándolos como componentes de un virus y ensamblándolos conceptualmente para formar un modelo de virus. Un virus real y completo no aparece en ningún sitio en toda la literatura "científica". El proceso para llegar a un consenso, donde las partes involucradas discuten sobre qué pertenece al virus y qué no, llevó décadas para el virus del Sarampión. Con el supuesto nuevo "Covid-19" éste proceso para llegar a un consenso sólo llevó unos pocos clicks de ratón.

Con unos pocos clicks de ratón en un programa que deriva la secuencia molecular a partir de segmentos cortos de ácidos nucleicos ( que pertenecen al tejido muerto y a la célula), se construye el supuesto material genético completo de cierto virus, conocido o nuevo. De hecho, ni siquiera éstas manipulaciones, llamadas "alineamiento", resultan en una secuencia genética "completa" de un virus, conocida como genoma.

A través de éste proceso de construcción conceptual de las "cadenas de genoma viral", secuencias de ácidos nucleicos que no son compatibles, son "eliminadas" y las que faltan se añaden. De ésta manera, se inventa una "secuencia genética" que no existe, nunca ha sido descubierta realmente y nunca ha sido caracterizada como un todo.

Resumiendo: A partir de fragmentos cortos, se construye una secuencia genética más grande en línea con un modelo de genoma viral que no existe en realidad. Por ejemplo, en el caso del modelaje conceptual de genoma del virus del Sarampión, a los fragmentos cortos de ARN y ADN de la propia célula (que están presentes realmente), les faltan bastantes más de la mitad de las secuencias moleculares que representan supuestamente el virus completo. Algunas de éstas son creadas bioquímicamente de forma artificial y el resto simplemente son inventadas.


Esos científicos chinos que ahora claman que la mayoría de los ácidos nucleicos a partir de los cuales el genoma del nuevo virus Covid-19 fue construido, son originarios de unas serpientes venenosas, con, como todos nosotros, víctimas de un desarrollo científico erróneo que es ahora global. Cuantas más cadenas de genoma "viral" son inventadas, más similitudes "encuentran" con todo lo que hay por ahí. Un método se esconde tras éste error. Gran parte de nuestra ciencia académica funciona así: tú inventas una teoría, te mueves dentro de ésta teoría, la llamas ciencia y clamas que representa a la realidad. En realidad, sólo representa a aquello que ha sido ya previamente ideado.

EL TEST DEL VIRUS

Debido a la falta de experimentos de control, los investigadores involucrados han sido incapaces de darse cuenta de que todos los métodos de testeo de "virus" siempre testan a cierto número de personas como "positivo", dependiendo de cuán sensitivo sea el método de testeo. Las fórmulas requeridas para la supuesta detección de "virus", no proceden de "virus", sino de tejidos, células y suero fetal (sangre sin componentes sólidos) de animales, en su mayor parte monos y ganado.

Debido a que éstos animales son bioquímicamente muy similares a los humanos, está claro que sus componentes, que son malinterpretados como componentes de virus, pueden ser detectados en todos los humanos usando "el método de testeo de virus".

Algunos "virus" y sus "vacunas" en realidad vienen de fetos humanos abortados. Es particularmente chocante aquí, que los métodos de testeo detectan moléculas que están presentes en todos los seres humanos y que las vacunas pueden disparar reacciones alérgicas particularmente peligrosas, que se han definido como "enfermedades autoinmunes".

El suero fetal, que es extraído de una manera extremadamente cruel de fetos no anestesiados, de madres no anestesiadas, y sin el que los tejidos y las células no pueden crecer lo suficientemente rápido en el laboratorio, está especialmente contaminado. Contiene todos los microbios conocidos y desconocidos concebibles, sus esporas, y un gran número de proteínas desconocidas. Aquí tienen también su origen- añadidas a las células animales- los componentes obtenidos que después son mentalmente asignados a un modelo de virus que no existe en realidad y que nunca ha sido identificado como un "virus" completo en toda la literatura "científica".

Debido a que las vacunas mismas son obtenidas exclusivamente de éstas sustancias, es comprensible porqué particularmente las personas vacunadas

tienden a dar "positivo" para todos los "virus" que en realidad fueron meramente conjurados en las mentes y en los modelos de los investigadores y en base a los cuales las "vacunas" han sido y continúan siendo aplicadas. Éstos métodos de testeo detectan meramente proteínas animales y ácidos nucleicos que a menudo resultan ser muy similares o idénticos a las proteínas y ácidos nucleicos humanos. Por ésta razón, los métodos de testeo de virus no detectan nada específico, ciertamente nada "viral", y por lo tanto los resultados que ofrecen no tienen ningún significado. Lo que consiguen, como en los casos del Ébola, VIH, Gripe etc. es proporcionar un shock debilitante, a veces fatal al cuerpo, debido a un más o menos peligroso, a veces fatal, uso indebido del procedimiento.

Es importante mencionar que todos los así llamados métodos de testeo de virus, nunca dicen "sí" o "no", sino que son calibrados para que sólo den como "positivo" por encima de un umbral de concentración. Por lo tanto, dependiendo de la calibración del método de testeo, uno puede testar arbitrariamente a unos pocos, a muchos, a ninguno o a todos los sujetos testados como "positivo". Cuando uno se da cuenta de que síntomas que de otra manera serían "normales," pueden ser diagnosticados como SIDA, Gripe, SARS, Sarampión, etc. Una vez un resultado "positivo" es recibido en un test, el verdadero alcance de éste engaño se vuelve claro.

DETALLES DECISIVOS

Antes de 1952, los virólogos creían que un virus era una proteína tóxica, o una enzima que era directamente venenosa y que de alguna forma se propagaba por el cuerpo y que se extendía a través de él, tanto en personas como en animales. La medicina y la ciencia han abandonado ésta idea desde 1951 debido a que los sospechosos virus nunca fueron vistos bajo un microscopio electrónico y, sobre todo, a que no se habían llevado a cabo experimentos de control.

Se reconoció que el deterioro de los animales, órganos y tejidos producen los mismos productos de deshecho a los que previamente se había nombrado como "virus". La virología se refutó a sí misma y se dio por vencida.

Cuando la esposa del que luego fue laureado premio Nobel Francis Crick, esbozó una doble hélice y éste boceto acabó siendo publicado en la famosa revista científica Nature como un presunto modelo desarrollado científicamente del material genético ( que en aquél tiempo aún no era más que un concepto), fue el amanecer de un despliegue publicitario nuevo y de largo alcance, concretamente, la así llamada genética molecular. A partir de entonces, las causas de las enfermedades se buscaron en los genes.

La idea de lo que era un virus cambió, y virtualmente de la noche a la mañana, el virus ya no era una toxina, sino una peligrosa secuencia de código genético, una sustancia hereditaria peligrosa, un peligroso genoma viral. Fueron jóvenes químicos los que fundaron la nueva disciplina de la virología genética. Éstos químicos no tenían ni idea de biología y medicina, pero tuvieron acceso a vastos fondos de investigación. Tampoco se dieron cuenta de que la vieja virología había sido abandonada.

Por 2000 años, el viejo proverbio sigue siendo cierto:..."porque no saben lo que hacen.". Desde 1995, cuando pedimos pruebas de la evidencia y publicamos las respuestas, algo se ha añadido con claridad: "porque no pueden admitir que lo que han aprendido y practicado es incorrecto y, además, es una amenaza para la salud humana". Debido a que nadie ha tenido una perspectiva amplia y el coraje de decir la verdad hasta ahora, más y más hipótesis tipo "sistema inmunitario" o "epigenética" se están desarrollando con el fin de - como Goethe apuntó en su día- apoyar las irrealistas teorías inventadas.

Por consiguiente, fue a partir del razonamiento de la vieja teoría de la célula maligna-venenosa (nota: veneno="virus" en latín), que fue elevada al estatus de dogma en 1858, de donde derivó ésta idea de los virus indefinidos. Luego vino la idea de las bacterias patógenas, luego de las toxinas bacterianas, luego la de los virus-toxina, hasta que incluso ésta idea fue abandonada en 1952. Desde 1952, la idea de enfermedad-veneno de Virchow se convirtió en la idea de gen-virus; de aquí surgió la idea de los genes del cáncer que inspiró "la guerra contra el cáncer" ( término acuñado por el presidente de EE.UU Richard Nixon), y más tarde, la idea de que los genes eran los responsables de cualquiera y de todas las enfermedades posibles. Todas las teorías concernientes a los genes fueron refutadas total y completamente en el año 2000 con la publicación de datos contradictorios del así llamado proyecto genoma humano y la vergonzante afirmación de que el genoma humano entero había sido leído, incluso aunque más de la mitad tuvo que ser inventado.

Hasta la fecha, la población general no es consciente de que es muy difícil para los académicos implicados, admitir su propia participación en ésta serie de desarrollos equivocados, en nombre de la ciencia.

LOS APARENTES "DEVORADORES" DE BACTERIAS

El modelo para la idea de virus gen en humanos, animales y plantas, que se desarrolló a partir de 1953, fueron los así llamados devoradores de bacterias, llamados "fagos" de los que se tiene noticia desde 1925. Desde 1938, cuando los comercialmente disponibles microscopios electrónicos empezaron a usarse ampliamente en la investigación, estos fagos pudieron ser fotografiados, aislados como partículas completas, y todos sus constituyentes pudieron ser determinados y caracterizados bioquímicamente de una vez.

Éste procedimiento de concentrar las partículas y separarlas de todos los demás constituyentes (=aislamiento), fotografiándolas inmediatamente después de forma aislada, y caracterizando todos sus constituyentes de una sola vez, nunca ha sido llevado a cabo con éxito para los supuestos virus humanos, animales y vegetales, debido a que no existen.

Los investigadores de bacterias y fagos, por otra parte, que trabajaban con estructuras realmente existentes, proporcionaron el modelo al que los virus humanos, animales y vegetales se podían parecer. Al interpretar a los fagos como devoradores de bacterias, sin embargo, los "especialistas en fagos" fallaron en reconocer que el fenómeno de la formación de éstas partículas, es un efecto de la endogamia extrema en las bacterias.

Éste efecto de la formación y la liberación de fagos (devoradores de bacterias, también conocidos como virus bacterianos) no existe en las bacterias naturales que se obtienen "frescas" de organismos o del ambiente. Una vez su solución de nutrientes empieza a escasear o sus condiciones de vida se vuelven insostenibles, las bacterias normales responden formando las bien conocidas estructuras de supervivencia llamadas "esporas", que pueden sobrevivir por largos períodos de tiempo, e incluso indefinidamente. Nuevas bacterias surgen automáticamente a partir de éstas esporas una vez las condiciones requeridas para la vida son restablecidas.

Si, por otra parte, las bacterias que han sido previamente separadas de forma artificial se están multiplicando constantemente, éstas van perdiendo todas sus propiedades y habilidades gradualmente. Sin embargo, muchas de ellas no son automáticamente exterminadas en éste proceso de reproducción y en su lugar se transforman súbitamente y completamente en partículas que son malinterpretadas como fagos devoradores de bacterias, desde la perspectiva de ésta forma predominante de mirar el mundo como "bueno-malo". En realidad, sin embargo, las bacterias realmente surgen de éstos "fagos" y vuelven a mutar a éstas formas si sus condiciones de vida son súbita y drásticamente comprometidas. Günther Enderlein (1872-1968)

describió exactamente éstos procesos de emergencia de las bacterias a partir de estructuras invisibles, su consiguiente desarrollo hacia formas más complejas, y su reversión de nuevo a éstas formas.

Por éstas razones, rechazó la teoría celular que sostiene que la vida sólo se forma y se organiza como células. Como joven estudiante, yo mismo aislé una de éstas estructuras, un "fago" a partir de una alga marina, y creí en aquél momento, que había descubierto el primer virus inofensivo y el primer "sistema huésped virus" estable.

La idea de que las bacterias existen como organismos viables, aislados que pueden existir por sí mismos sin otros seres vivos es incorrecta. En su forma aislada, inevitablemente mueren después de cierto tiempo. Los investigadores no se han percatado de esto, porque después del "aislamiento" exitoso de una bacteria, parte de ella es congelada y puede ser usada durante décadas. El concepto tipo de bacteria, la idea de que ellas solas son organismos vivos viables e independiente, es un artefacto de laboratorio y una malinterpretación.

La afirmación de que las bacterias son inmortales, es por lo tanto falsa. Las bacterias son inmortales sólo en simbiosis son muchas otras bacterias, hongos y probablemente muchas más formas de vida desconocidas que son difíciles de clasificar, por ejemplo la ameba. Las amebas, bacterias y hongos forman esporas tan pronto como las condiciones de vida no son las adecuadas y reemergen de nuevo,tan pronto como las condiciones de vida se restablecen, si comparas esto con nosotros los humanos, resulta ser lo mismo, sin un entorno vivo, nada funciona.

Pero esto va más profundo aún. No es sólo que éste concepto extravagante se esté disolviendo actualmente, sino también la idea y la aseveración tras el hecho aparente de la existencia de materia inanimada o muerta. Las observaciones y conclusiones acerca de una "materia activa" ( como le llaman los físicos), animada, ha sido desestimada por ser considerada vitalismo acientífico. Sin embargo hay muchos indicios que apuntan a que todos los elementos a los que la "opinión prevalente" de la "ciencia" no atribuye ninguna propiedad posible de vida, se desarrollan a partir de la sustancia membranosa del agua, la sustancia original de la vida. De éstos elementos emergen los ácidos nucleicos y de éstos a su vez, la vida biológica en la forma de amebas, bacterias, tardígrados y organismos crecientemente complejos. Dos comprensiones claras salen a la luz a partir de ésta perspectiva. Una de ellas puede ser observada por todo el mundo en ellos mismos y en los demás, concretamente, que la vida biológica en la forma de nuestro cuerpo es una materialización de unidades de consciencia. Éstas pueden ser nombradas específicamente, y las muy específicas interacciones y cambios en nuestros órganos y nuestra psique, basados incluso en pura información,, por ejemplo, un comentario hiriente o favorable, son comprensibles, verificables en uno mismo y en otros, y permiten la predictibilidad.

Esto cumple con los tres criterios de la ciencia. Ésta comprensión, el conocimiento de éstas conexiones, nos libera de la mentalidad bueno-malo que nos llena de miedo y dispara el miedo y también de las respuestas conductuales basadas en éste. Con estos esclarecedores hallazgos científicos, el fenómeno de la enfermedad, la recuperación, las crisis curativas, interrupciones en la sanación, así como los consecuentes fenómenos como las enfermedades sucesivas, conocidas como contagio en la vieja forma de ver el mundo, son clarificadas. Virus....estás despedido.

La pesadilla de los científicos materialistas- que incluso la materia aparentemente inanimada contiene vida- parece ser cierta. Éste vitalismo, de acuerdo al cual hay una fuerza vital inherente presente en todo, fué combatido por los filósofos post-Socráticos griegos Demócrito y Epicuro, así como por los pensadores de la Ilustración que apelaron a éstas figuras y las legitimaron. Esto se hizo con la justificación explícita de restringir de una vez por todas el abuso de la fé y prevenir su reemergencia. Por ahora todo bien. Sin embargo, mediante su desestimación de la consciencia, el espíritu y sus mecanismos, por no ser mensurables empíricamente, los pensadores de la ilustración inadvertidamente se convirtieron en los destructores de la vida y en los enemigos mortales de la humanidad. Al mismo tiempo, adoptaron las históricamente desarrolladas conjeturas sobre el "bien" y el "mal" de los filósofos, profesores del estado y las religiones en su visión materialista del mundo.

Debido a la presión constante para la obtención de rendimientos, que Silvio Gesell descubrió para el ámbito general, y que Ivan Illich, describió en el campo de la medicina, éstos supuestos concernientes a lo que constituye lo "bueno" y lo "malo" están intensificándose constantemente y automáticamente. Las consecuencias de la presión inherente en nuestro sistema monetario hacia el siempre creciente crecimiento perpetuo, que genera catástrofes cíclicas, ganadores cada vez más poderosos en paralelo a un empobrecimiento creciente, son interpretados por aquellos que no reconocen el mecanismo matemáticamente determinado tras el sistema monetario, como prueba de la existencia de un principio independiente maléfico. De la misma forma, aquellos en el bando vencedor, ven su matemáticamente inevitable generación de ganancias como una prueba de bendición divina o de providencia única.

Esto se volvió no sólo la base del Maniqueísmo, sino que fue y es la fuerza motora tras los peligrosos aspectos y efectos de la industrialización, tal y como Max Weber y otros han reconocido.

EL RECONOCIMIENTO DE LA VIROLOGÍA A TRAVÉS DEL GANADOR DEL PREMIO NOBEL JOHN FRANKLIN ENDERS

A partir de 2014 en adelante, presentamos en la revista Wissenschafft Plus, un marco de referencia más amplio del estudio del incorrecto desarrollo de la biología y la medicina, a saber, el dogma persistente de la así llamada teoría celular, de acuerdo a la cual, el cuerpo se desarrolla fisiológicamente a partir de las células y no a partir de los tejidos.

La teoría celular de la vida, fundada por Rudolf Virchow en 1858 bajo el nombre de "patología celular" que sigue siendo la base exclusiva de la biología y la medicina, afirma que todas las enfermedades ( como toda vida) surge a partir de la degeneración de una sola célula y de la enfermedad-veneno ( Latín-virus) que se forma como resultado. Dos factores cruciales fueron el prerrequisito y la base de la aceptación global actual de la patología celular, de la que han derivado inevitablemente las teoría de la infección, los genes, el cáncer y la inmunidad:

a)    La teoría celular fue capaz de reivindicarse a sí misma, gracias a que Rudolf Virchow suprimió conocimiento decisivo en lo concerniente al tejido. El conocimiento y la comprensión a cerca de la estructura, función e importancia central de los tejidos en el desarrollo y la plasmación de la vida, que eran conocidas en 1858, fundamentalmente refutan la teoría celular y las teorías que se han desarrollado a partir de ésta, como la genética, la inmunológica y la del cáncer.

b)    La teoría de la infección sólo pudo ser establecida como dogma global a través de la política concreta y eugenésica del Tercer Reich. Antes de 1933, los científicos se atrevían a contradecir éstas teorías; después de 1933, éstos científicos críticos fueron perseguidos.

Para poder trabajar con "virus" y llevar a cabo aparentes intentos de infección, los "virólogos" se vieron forzados a licuar y filtrar tejidos "enfermos" y en descomposición hasta que la virología fué abandonada en 1952. Creían que los filtrados concentrados, contenían un patógeno-veneno, una toxina en forma de proteína, que, como una enzima, causaba daños de una forma desconocida, que podía causar y transmitir una enfermedad. La idea del virus después de 1953, año en el que se anunció un supuesto material genético bajo la forma de una supuesta estructura alfa-helice, fue que se trataba de una sustancia genética maligna cubierta por una capa de

proteínas. Así que de 1952 a 1954 hubo un cambio de paradigma en lo referente a la comprensión conceptual de lo que un virus debería ser.

Los "experimentos infecciosos" con animales fueron llevados a cabo con líquidos filtrados de órganos en descomposición, o líquidos que supuestamente contenían las proteínas/enzimas que supuestamente representaban los virus. Los resultados probaron supuestamente que un virus estaba presente y que estaba causando la enfermedad que se le atribuía. Sin embargo, lo que nunca se menciona en público, es que los síntomas atribuidos al virus (en experimentos animales) nunca se pudieron producir en humanos, sino que siempre se trataba de síntomas simplemente "similares". Éstos síntomas similares fueron equiparados con enfermedades humanas. Nada fue probado aquí de ninguna manera que se pueda calificar como ciencia.

En el caso de éstos "experimentos infecciosos", los experimentos de control siguen sin realizarse aún a día de hoy. En otras palabras, la evidencia de que los síntomas generados no han sido causados por el "tratamiento" implicado en el procedimiento del así llamado "experimento infeccioso", sino por un virus. Con el fin de descartar la posibilidad de que el líquido putrefacto proveniente de tejido en decadencia es el responsable de los síntomas observados en los test con animales, habría que haber hecho exactamente la misma cosa, sólo con fluidos esterilizados u otros no putrefactos. Sin embargo, esto nunca sucedió.

Hasta éste día, se llevan a cabo experimentos animales extremadamente crueles en los que, para probar las transmisibilidad del Sarampión, por ejemplo, a monos que han sido encerrados en un cámara de vacío, se les introducen éstos fluidos supuestamente infecciosos en su tráquea o sus pulmones a través de tubos introducidos por la nariz. Los mismos daños y síntomas correspondientes pueden ser causados con un líquido salino estéril, sangre esterilizada, pus o saliva. Sin embargo, éstos síntomas, que son solamente "similares" a aquellos asociados con el sarampión, son equiparados con el sarampión. Dado que los supuestos fluidos infecciosos eran presionados a través de filtros supuestamente a prueba de bacterias y/o calentados ligeramente, los científicos clamaban que el sufrimiento y la muerte de los animales en el experimento infeccioso, no podían ser causados por bacterias, sino por patógenos más pequeños, los virus.

Los investigadores ignoraron los hechos ya conocidos en aquella época, concretamente, que existen extremadamente muchas más bacterias desconocidas que las que se conocen, y que un gran número de bacterias son resistentes al calor y que forman esporas que no pueden ser filtradas.

Es importante mencionar que tampoco hay ninguna evidencia de que las bacterias causen enfermedades. Éstas están a menudo presentes en los procesos de enfermedad, pero sólo en el mismo sentido en el que una brigada de bomberos está presente en la extinción de un fuego. No son la causa, sino componentes biológicos esenciales en el proceso de reparación. Como evidencia aparente del supuesto rol perjudicial de las bacterias, están sólo- al igual que con los virus- los extremadamente crueles y carentes de sentido experimentos animales, que otra vez, todos ellos comparten el rasgo común de carecer de experimentos de control.

ENDERS Y LA POLIO

Hasta 1949 los "virólogos" han estado multiplicando sus cifras de proteínas virales sospechosas colocando un trozo de materia en descomposición que ha sido tomada de un tejido "infectado por un virus" en un disco de tejidos "sano" del mismo tipo. La visible expansión de la descomposición, que pasaba del tejido "enfermo" al tejido "sano", fue malinterpretada como la multiplicación y la propagación del virus, el veneno-patógeno. Mediante test de control llevados a cabo por primera vez en 1951, los virólogos de la época reconocieron que esto era un proceso totalmente normal de descomposición y no un virus que sólo tenía lugar en tejido "enfermo".

En 1941, por casualidad, Enders descubrió - porque no tenía tejido nervioso "sano" fresco - que cualquier otro tejido que no fuese nervioso, también se descomponía cuando se le añadía un trozo de cerebro de una persona que había muerto por la "polio". Hasta entonces, los virólogos creían que cada virus particular sólo podía multiplicarse en el material en el que se suponía que causaba el daño. El 10 de Junio de 1954, Enders y otros eruditos involucrados recibieron el Premio Nobel de Medicina por el supuesto descubrimiento de que los "virus" también se reproducen en otros tejidos a los que no dañan, en personas vivas.

A partir de aquí, el supuesto "virus de la polio" fue multiplicado mezclando piel fetal humana y músculo fetal humano, con trozos de cerebro de personas que habían muerto de "polio" y permitiendo que éstos reactivos decayesen juntos. El filtrado de esto se consideraba que contenía virus. El famoso Jonas Salk, adoptó exactamente ésta idea sin nombrar a su autor. Salk utilizó el filtrado de piel y músculo fetal en descomposición como su vacuna para la polio, el New York Times proclamó que la vacuna era efectiva y segura, y Salk generó millones de beneficios mediante la vacuna de la polio, sin reconocer a los inventores de la idea de los fetos humanos en descomposición.

Por ésta razón, Enders trabajó duro en el desarrollo de otra técnica por la que pudiese reclamar los derechos desde el principio. Se zambulló en la

segunda área más lucrativa de la teoría infecciosa, a saber, la sintomatología que fue definida como sarampión. Enders transfirió la idea y los métodos de la bacteriología (sobre la que hizo el doctorado) y creía que los fagos, eran los virus de las bacterias.

De forma análoga a la técnica que demuestra el aparente efecto mata-bacterias de los fagos en un césped bacteriano ( Placa de Petri: gelatina cubierta de bacterias que contiene nutrientes bacterianos), desarrolló un frotis de tejido en el que se aplicaba un supuesto líquido infeccioso. De forma análoga a la muerte de las bacterias, la muerte del frotis de tejido se equiparaba a la presencia de un sospechoso virus del sarampión, a la prueba de su existencia, a su aislamiento y a su multiplicación. Exactamente éste protocolo es el que se sigue usando hoy día para el sarampión y con sólo alguna modificación menor, para la "detección" de todos los virus patógenos. A la mixtura de tejidos/células muertas se le llama vacuna viva. Si se usan componentes individuales del tejido muerto o moléculas producidas sintéticamente en la vacuna, la profesión habla de vacunas muertas.

Dado que Enders atribuía el drástico incremento de muertos y daños causados por la vacuna de la polio de Salk, a la contaminación de la vacuna de la polio con virus humanos desconocidos- a los que se refieren igualmente sin hechos que lo respalden, los teóricos del bien y el mal de la esfera alternativa, cuando hablan de armas biológicas- trabajó con tejidos provenientes de riñones de mono y suero fetal (sangre sin componentes sólidos) proveniente de caballos y fetos de reses.

Hay cuatro chocantes y decisivas diferencias entre la detección de fagos bacterianos reales, y la supuesta detección de lo que Enders sospecha, son "virus" en humanos y animales. Éstas diferencias ilustran las falsas suposiciones de Enders, que, debido a su Premio Nobel, todavía, a pesar de sus propias dudas muy claramente formuladas, tienen a día de hoy a todo el estamento médico y por lo tanto a todo el mundo ( observar el Corona-pánico) en el disparadero. Éstas cuatro diferencias son:

1- Los fagos de las bacterias son realmente aislados en el verdadero sentido de la palabra usando métodos estandarizados ( centrifugación por gradiente de densidad) Inmediatamente después del aislamiento, son fotografiados mediante un microscopio electrónico, se determina su pureza, y sus constituyentes, el número manejable de proteínas y los trozos de material genético que contiene, son presentados bioquímicamente en un solo paso y todo a la vez.

2-    En el caso de todos los "virus" relacionados con humanos, animales y plantas, ningún virus ha sido nunca aislado fotografiado de forma aislada y sus constituyentes presentados bioquímicamente, todo al mismo tiempo y dentro del mismo procedimiento. Lo que ha sucedido en vez de esto, es que en un proceso en el que se ha establecido consenso a lo largo de los años, a los componentes individuales de las células muertas simplemente les han sido conceptualmente asignado un modelo de virus. En éste proceso interpretativo, los fagos demostrables y reconocibles sirvieron como punto de partida para los primeros modelos de "virus".

3-    Los tejidos y células empleados para la "detección y propagación" de los "virus",son pretratados de una forma muy especial antes de proceder con el supuesto experimento "infeccioso". Son privados del 80% de sus nutrientes de forma que se vuelven hambrientas e incrementan la absorción de supuestos virus. Después son tratadas con antibióticos para descartar las bacterias que están presentes en todas partes y siempre, en todos los tejidos y sueros, a causa de la muerte de tejidos y células. Fue sólo en 1972 que los bioquímicos reconocieron que los antibióticos usados,independientemente, realmente dañaban y mataban las células sin que los virólogos lo hubiesen tenido en cuenta o se hubiesen percatado de ello. Son precisamente los factores "desnutrición" y "envenenamiento" los que conducen a la muerte visible de las células, que ha sido , y sigue siendo hasta día de hoy malinterpretada como la presencia, aislamiento, efecto y multiplicación de supuestos "virus".

4-    Los experimentos de control que son obligatorios en ciencia y cuyo propósito debería ser descartar la malinterpretación de componentes típicos de la célula como virus, no se han llevado a cabo hasta la fecha. Por otra partes, éstos experimentos de control han sido llevados a cabo en la detección, aislamiento, y caracterización bioquímica y a través de microscopio electrónico de los fagos bacterianos.

De esta manera, y con la ayuda del prestigio de ésta "vacuna de fetos humanos/virus de la polio", el Premio Nobel del 10 de Diciembre de 1954 ,las espurias especulaciones de Enders el 1 de Junio de 1954 acerca de la "posible evidencia" de "un agente" que "podría jugar un rol" en el sarampión, se transformó en un supuesto hecho "científico" que se convirtió en el fundamento exclusivo de toda la nueva virología genética a partir de 1952. Unos meses después de su Premio Nobel, bien olvidó o suprimió las contradicciones y dudas presentes en su propia publicación de 1954. Habiendo sufrido el robo de sus ideas por parte de Jonas Salk para su vacuna de la polio, se iba a asegurar de que todos los futuros desarrollos de la vacuna del sarampión estuviesen basados en su propia técnica.

Dado que Enders mezcló una muestra del niño enfermo de 11 años David Edmonston con su cultivo de tejido en descomposición( debido a la falta de test de control, ¡un argumento clave en la batalla contra la vacunación forzosa del sarampión!", el cultivo original para el "virus" del sarampión y la correspondiente vacuna del sarampión ( la suma tóxica de todas las células muertas y en decadencia) son hasta el día de hoy conocidos como " La Cepa de Edmonston". Parte de ésta mezcla de tejido de mono y suero fetal bovino muerto involuntariamente fue congelado con el fin de producir continuamente "virus del sarampión" y "vacunas vivas" a través de la " inoculación" de cultivos de células y tejidos en descomposición.

LAS CONSECUENCIAS DEL CASO JUDICIAL DEL VIRUS DEL SARAMPIÓN

Las declaraciones, actas y dictámenes decisivos del proceso del virus del sarampión ( 2014-2017) , al que me refiero más abajo, están a libre disposición en Internet en www.wissenschafftplus.de. Informes adicionales y refutaciones a las alegaciones del virus del sarampión, que el tribunal no tomó en consideración, fueron publicados en varios números de la revista Wissenschafftplus desde 2014 a 2017.

La motivación tras el proceso judicial del virus del Sarampión, que empezó en 2011, tenía el propósito de hacer frente al requisito de vacunación del sarampión que se había hecho ya obligatorio por aquella época. Un antiguo ministro de justicia federal me llamó y me preguntó por alguna evidencia que pudiese impedir los planes de vacunación del Sarampión. Un abogado general mayor, me aconsejó que formulase un desafío de tal forma que provocase un proceso judicial por la ley civil concerniente a la evidencia científica sobre la presunta existencia de los virus y la presunta seguridad y efectividad de las vacunas. Esto ha sido desde entonces plenamente logrado. Seguro de la comprensión de cómo fue que la publicación de John Franklin Enders del 1 de Junio de 1954 se convirtió en la única y exclusiva base para la nueva teoría de los genes virales, que sigue siendo la base de la producción de la "vacuna viva" desde que la vieja idea de virus-veneno fuese abandonada en 1951, el resultado no fue ninguna sorpresa.

Dado que sabía que el Instituto Robert Koch no había, en contra de su mandato legal, publicado ni una sola publicación de la supuesta existencia del virus del Sarampión, especifiqué en las condiciones de la oferta de recompensa que sólo publicaciones científicas del Instituto Robert Koch serían reconocidas como evidencia válida de la existencia del virus del sarampión. Un joven médico de Saarland,me presentó seis publicaciones,ninguna de las cuales era del Instituto Robert Koch: El papel de Enders del 1 de Junio de 1954 y otros cinco, que se basaban todos exclusivamente en el papel de Enders, incluyendo el único estudio en el que se hace una revisión completa a cerca del virus del sarampión. Ésta "revisión" describe con detalle el largo y tedioso proceso de décadas de búsqueda de un consenso concerniente a qué componentes del tejido es descomposición debían de ser atribuidos al modelo virus del sarampión y cómo el modelo de virus del sarampión tuvo que ser cambiado constantemente.

Al joven doctor, que me recomendaba encarecidamente que me abstuviese de laboriosos procesos de "disputa legal" para que le pagase el dinero del premio en el corto plazo, le respondí que en ninguna de las publicaciones que me había presentado como evidencia se presentaban estructuras virales, sino simplemente componentes celulares típicos. Éste entonces emprendió acciones legales ante el tribunal del distrito de Ravensburg, al cual nunca presentó las seis publicaciones. La corte de Ravensburg sentenció en mi contra sin haber siquiera revisado las seis publicaciones en cuestión: quedó probado que ni siquiera estaban en los archivos del caso del Tribunal. Además de esto, el Tribunal Regional de Ravensburg emitió su resolución bajo circunstancias más que inusuales.

Durante el turno de preguntas por parte del juez que presidía el caso en la vista de apelación, en la Corte Regional Superior de Stuttgart, el demandante admitió que él ni siquiera había leído las seis publicaciones en cuestión. Por lo tanto contaba con que yo y mi refutación de la vacunación fuésemos eliminados a través de la "tediosa batalla legal". Quizá él mismo se convirtió en una víctima de las ideas equivocadas a cerca de los virus porque él aparentemente confiaba en sus colegas de estudio, que no fueron capaces de reconocer el desarrollo equivocado de la medicina desde 1858 y que no quisieron profundizar en su historia a la hora de revisar sus suposiciones. De ésta forma acabó siendo a la vez víctima y perpetuador de la creencia fatal en las teorías de la infección viral y los programas de vacunación.

Es bastante creíble que el demandante fuese negligente a la hora de leer las seis publicaciones que me presentó. Al fin y al cabo, no las escogió él mismo, ya que son precisamente ésas las únicas publicaciones en todo un campo aproximadamente 30.000 artículos científicos con revisión por pares en las que se hace referencia a la existencia del virus del sarampión. Pero el resto de publicaciones también asumen todas " a priori" y desde el

comienzo, la existencia del virus del sarampión y en última instancia se apoyan exclusivamente en las referencias a las así llamadas "evidencias" de Enders de 1 de Junio de 1954.

El Tribunal del distrito de Ravensburg decidió en el 2014 dictar sentencia a favor del doctor, que entre tanto había obtenido su doctorado, y decidió que el dinero del premio debía ser pagado, a pesar de el hecho que ninguna publicación del Instituto Robert Koch había sido remitida. Además, el Tribunal del Distrito de Ravensburg decidió que no era necesario que la evidencia de la existencia del virus del sarampión estuviese limitada a una publicación. En su lugar, la corte decidió que la evidencia requerida definida en el anuncio de recompensa podía ser satisfecha también por la suma total de 3.366 publicaciones (el total de los estudios citados en las seis publicaciones presentadas) publicadas entre 1954 y 2007.

El experto determinado por la corte, el profesor Dr. Podbielski de Rostock argumentó (o el Tribunal regional corrigió su decisión original de 2014 en anticipación a la opinión del experto) lo siguiente:

" Tengo que dejar clara una cosa concerniente a la terminología, simplemente no es posible en biología proporcionar evidencias en el sentido clásico, como en las matemáticas o la física. En biología, desde el comienzo, sólo la evidencia que en algún momento en su aplicación ha demostrado su valor en la evidencia práctica puede considerarse como tal." A partir de ésta afirmación tan extremadamente acientífica, que surge de la tensión entre la necesidad de Podbielski de presentar pruebas y la contradicción de sus creencias (la base de su legitimidad), emerge algo que los conductistas definen como desplazamiento. Él inventa una excusa que surge de éste rechazo a confrontar la realidad de que la biología y la medicina basada en ésta, la vacunación etc. Son acientíficas e indemostrables: sólo un ensamblaje de evidencias puede "en algún momento" y "de alguna manera" (= práctica) alcanzar el valor de la evidencia. Una admisión tan clara de la naturaleza acientífica no sólo en el aspecto formal sino también en el práctico de la biología moderna y la medicina, no han sido nunca puestas en papel.

Ahora se trata de aplicar esto y actuar en base a la evidencia de ésta base claramente acientífica y las afirmaciones consecuentemente ilegales que se han hecho sobre la infección y la vacunación, que han sido utilizadas a su vez para justificar vulneraciones de nuestros derechos humanos fundamentales y libertades personales.

Debemos oponernos seriamente a la vacunación obligatoria del sarampión que se ha hecho legalmente efectiva en Alemania desde el 13 de Febrero de 2020 y entra en vigor en 1 de Marzo de 2020. Puede encontrarse información sobre esto en nuestro boletín.



La malinterpretación de los virus

Parte 2



Principio y fin de la crisis del Corona.


La definición de SARS y Corona o Covid-19 establece que la neumonía atípica se considera el cuadro clínico característico de la enfermedad. Si se pueden detectar patógenos conocidos en la neumonía, la neumonía se conoce como una típica, si no atípica. Uno de los dos factores que son decisivos para el SARS y la crisis del corona virus es que al menos el 20-30% de toda la neumonía es atípica. Las causas de la neumonía atípica son muy conocidas y, por lo tanto, NO se informará como la causa de un virus desconocido. Este hecho es suprimido por infexiólogos y virólogos, y es la base de la generación actual de ansiedad y pánico, porque da a las personas, al público en general y a los políticos la impresión de que la neumonía atípica es particularmente peligrosa y, con mayor frecuencia, mortal porque todavía no hay medicamentos ni vacunas, para la supuestamente nueva enfermedad.

El número de casos aumenta automáticamente desde el punto en que se ofrece un procedimiento de prueba para el supuestamente nuevo virus, que, lo que está oculto por los involucrados, también evalúa a las personas sanas “positivamente”. Primero, se registran las personas con neumonía típica, luego cada vez más personas con otras enfermedades. Esto se considera evidencia práctica de la propagación del virus. Convertiendose automáticamente en la enfermedad original. La “neumonía atípica” agregó más y más enfermedades y este “síndrome” como “la nueva enfermedad viral” emitida.

El otro hecho, que no solo es decisivo para el SARS y la crisis del Corona, es que los virólogos que afirman que son virus patógenos suprimen una situación obvia por razones comprensibles. El procedimiento de prueba de virus ofrecido es un procedimiento de detección genética. Las secuencias de genes que usan para la prueba de detección no las aíslan de un virus. Aíslan las secuencias genéticas típicas que se liberan cuando los tejidos y las células mueren. Estas secuencias genéticas generalmente cortas, componentes del metabolismo humano, forman la base para futuros trabajos de laboratorio, sin embargo, con la ayuda de programas informáticos, los virólogos solo pueden construir largas cadenas de material genético a partir de muchas secuencias genéticas cortas utilizando programas informáticos. Estos se emiten como hebras reales del genoma viral, lo cual hace que los test den positivo en pacientes sanos.

Para que estos virólogos no se refuten a sí mismos, ignoran constantemente dos reglas prescritas en la ciencia. Una es revisar constantemente todas las reclamaciones ellos mismos. El otro es probar todos los supuestos y métodos utilizados mediante pruebas de control. Si realizara los experimentos de control, encontraría que TODAS las secuencias genéticas cortas que solo vincula mentalmente para formar una cadena de genoma viral provienen del metabolismo humano y no del exterior, de un supuesto virus.

El impulso de la crisis del corona virus fue provocado por un mensaje de un joven oftalmólogo el 30 de diciembre de 2019 en Internet, que se extendió de inmediato y muy rápidamente. Le dijo a sus amigos que varias personas fueron puestas en cuarentena en su hospital, se han confirmado siete casos de SARS, deben tener cuidado y protegerse. El profesor Christian Drosten, de la Charité de Berlín, se enteró e inmediatamente comenzó a desarrollar métodos de prueba para los virus del SARS antes de que fuera claro si el informe de China sobre el SARS era verdadero y comprobado, y sobre todo antes de Los virólogos chinos publicaran sus resultados.

Los virólogos de la Agencia de Control de Enfermedades de China (CCDC) publicaron sus resultados el 24 de enero de 2020 y el 3 de febrero de 2020. Informan sobre el aislamiento de muchas secuencias genéticas cortas que, unidas, podrían representar una cadena genética de un nuevo virus. Los autores señalan expresamente, incluidos todos los demás virólogos involucrados hasta la fecha, que los experimentos absolutamente necesarios aún no se han llevado a cabo, lo que permitiría afirmar que, de hecho, es un genoma de un virus que causa una enfermedad.

Por el contrario: los virólogos chinos incluso señalan explícitamente que la cadena genómica construida tiene hasta un 90% de similitud con las cadenas genotípicas del corona virus inofensivos y conocidos en murciélagos que se conocen desde hace décadas.

El 21 de enero de 2020 (¡3 días antes de la primera publicación del CCDC!), La OMS recomendó a todas las naciones que utilicen el procedimiento de prueba desarrollado por el Prof. Drosten. Al afirmar que había desarrollado un método de prueba confiable para el virus, que se está extendiendo rápidamente en China, el profesor Drosten, en violación de las reglas claramente definidas del trabajo científico, que forman parte de su contrato de trabajo, y violando

Leyes de pensamiento y lógica de virología que desencadenaron y provocaron el aumento y la globalización de la epidemia china.

1. Comienzo de la crisis de la corona.

Cuando el 30 de diciembre de 2019, el joven oftalmólogo Li Wenliang en Wuhan a través de WhatsApp informó a siete médicos amigos, que varias personas fueron puestas en cuarentena en su hospital; “se confirmaron siete casos de SARS, sean cautelosos y protéjanse “; no tenía la intención de causar pánico. De lo contrario, si no, hubiese publicado el mensae en Internet y advirtido al público. Uno de los siete destinatarios de este mensaje privado de WhatsApp publicó una “captura de pantalla”, es decir, una foto de este mensaje, en Internet sin ser consciente de las posibles consecuencias. Por supuesto, esta información se difundió muy rápidamente dentro de China y luego en todo el mundo.

Debido al pánico de una crisis de SARS en 2003, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó como una “amenaza global” el 12 de marzo de 2003, este lanzamiento desencadenó una ola de miedo, pánico y demandas sobre las agencias de salud y el gobierno chino. El gobierno de Pekin envio el 31.12.2019 una “rápida fuerza de intervención “, compuesta por epidemiólogos y virólogos de la Agencia de Control de Enfermedades de China (CCDC) hacia Wuhan,

para apoyar a las autoridades sanitarias locales y de la provincia circundante de Hubei. Se trataba de revisar y verificar las denuncias de una epidemia. Que de ser confirmada debería ser controlada inmediatamente.

En la primera publicación autorizada de los autores del CCDC sobre los resultados de su investigación, “Un nuevo coronavirus para pacientes con neumonía en China, 2019” no menciona una acumulación de casos con neumonia atípicos

(“pacientes con neumonía de causa desconocida”). Informan que los pacientes encontrados se pueden combinar en un “grupo”, en un grupo con características comunes. La característica común fue la visita más o menos frecuente a un mercado de venta al por menor de mariscos en Wuhan. Lo pequeño que era el grupo de pacientes con neumonía atípica en realidad se puede ver por el hecho de que el CCDC tomó muestras y líquidos del tracto respiratorio inferior de solo cuatro pacientes para buscar patógenos conocidos y desconocidos.

Mientras tanto, el pánico en Wuhan y sus alrededores aumentó extremadamente. Las medidas tomadas por la policía, la

El 3 de enero de 2020, el oftalmólogo Li Wenliang solicitó firmar un mandato punitivo para comprometerse a no difundir nada sobre un posible brote de SARS, pero ya no pudo frenar la dinámica de pánico peligrosamente agravada. Wenliang, y poco después sus padres, desarrollaron los síntomas de la neumonía el 10 de enero de 2020. Li Wenliang se aisló por que estaba convencido de que había sido infectado con el virus del SARS en un paciente ocular el día anterior. Eso también aumento del pánico

Los médicos supervisores realizaron una variedad de diferentes procedimientos de prueba, los cuales todos fueron negativos. Ya que su estado de salud se deterioró y cada vez más personas mostraron preocupación pública por su destino, siguieron haciendo pruebas, hasta que la primera prueba de SARS el 30 de enero de 2020 fue calificada como “positiva”. Ahí comenzó la calamidad del creciente pánico del SARS que se transformó en la crisis mundial del corona virus.

Li Wenliang difundió este resultado en Internet con las siguientes palabras: “Hoy las pruebas de ácido nucleico regresaron con un resultado positivo, el polvo se ha asentado, finalmente diagnosticado”.

Esta noticia aumentó el pánico ya existente. Todo quedó completamente fuera de control cuando publicó en Internet su obligación firmada de cesar y desistir el 3.1.2020. Esta publicación peligrosa de su declaración de cese y desistimiento fue considerada por todas las personas en pánico como prueba de que hay una nueva epidemia de SARS porque un médico afectado, a pesar de la amenaza de castigo, continúa informando y advirtiendo al público. El pánico aumentó aún más porque la salud de Li Wenliang se deterioró a pesar del uso intensivo de una gran cantidad de sustancias antibióticas y participo al público regularmente en ella. La situación estaba al borde de la escalada porque la cobertura de su muerte fue más que caotica y desordenada. Esa fue y es la razón central por la cual el público chino y mundial asumió que ocurrió un nuevo brote de SARS en Wuhan, que, sin embargo, se redefinió como una nueva plaga, una pandemia con un nuevo nombre, Covid-19.

2. Una de las dos posibles causas del miedo de Li Wenliang

Por un lado, el miedo al oftalmólogo Li Wenliang se basa en los acontecimientos en China en 2003, cuando los científicos occidentales afirmaron que había una acumulación de neumonía atípica en el sur de China. Dos días después de la creación intelectual de una línea genética del virus supuestamente nuevo (SARS-CoV-1), en el que el Prof. Drosten estuvo significativamente involucrado. Prof. Drosten ofreció un supuesto procedimiento de prueba para este presunto virus. Aprox. 800 personas con neumonía atípica, es decir, una neumonía en la que no se detectan agentes patógenos conocidos, pero que fueron evaluados con la prueba por el profesor Drosten “positivo”, por lo tanto murieron, posiblemente incorrectamente y sobretratados, con el diagnóstico de SARS en lugar de “neumonía atípica”.

La base de que el miedo al SARS se ha mantenido y aumentado hasta 2019 se basa en dos publicaciones en 20134 y 20175, que comenzaron a especular sobre la posibilidad de la aparición de nuevos virus corona del SARS. Los autores de ambas publicaciones afirman que en los murciélagos sanos hay indicios de la existencia de secuencias genéticas cortas que pueden interpretarse como componentes de un virus. Estas secuencias genéticas cortas serían similares a las secuencias genéticas cortas que fueron declaradas componentes del supuesto virus SARS Corona Virus-1 (SARS-CoV-1) en 2003. SARS significa Síndrome Respiratorio Agudo Severo, que es otra descripción de los síntomas de la neumonía atípica.

Se dice acerca de estos hilos genómicos intelectuales (ficticios) que es posible que también podría surgir en realidad y formar un virus real. Uno de ellos, en murciélagos y otros animales salvajes.

El virus reclamado, pero aún inofensivo, podría propagarse a los humanos a través de la mordedura, el contacto o el consumo y podría convertirse en un asesino mortal. En los humanos, este virus inofensivo podría, a través de cambios (mutaciones), convertirse en un virus corona del SARS realmente nuevo y causante de enfermedades. Tal evento y la ola resultante de enfermedades, como la neumonía atípica, deben esperarse en cualquier momento.

Hasta la fecha, los virólogos no han logrado sacar de un paciente, un murciélago, otro animal o en el laboratorio para aislar un virus SARS y usarlo para detectar una línea genética intacta y completa de un virus SARS. La suposición de los virólogos de que en realidad existen cadenas genómicas virales que están estructuradas como las cadenas genómicas que están compuestas por secuencias genéticas cortas no se ha confirmado hasta la fecha. En otras formas, tampoco ha sido posible demostrar la existencia y presencia de un genoma completo de un virus SARS, a pesar de que las técnicas estándar muy simples para determinar la longitud de las secuencias genéticas han estado disponibles durante mucho tiempo.

Los temores alimentados masivamente por tales afirmaciones falsas fueron la base de los temores del oftalmólogo Li Wenliang, como de otros médicos e infectólogos, no solo en Wuhan. Estas afirmaciones son la razón por qué los epidemiólogos y virólogos del CCDC se centraran en encontrar secuencias genéticas similares a partir del 31 de diciembre de 2019 que se definieron como componentes de los virus corona del SARS en 2003 (ver las explicaciones a continuación).

3. La segunda de las posibles causas del miedo de Li Wenliang

Las crisis de SARS y Corona comenzaron con la afirmación de los medios de que hay una acumulación de pacientes con neumonía atípica. Este reclamo nunca ha sido corroborado. El único reclamo fue que la neumonía atípica que ocurrió podría explicarse por la suposición de la aparición de un nuevo virus porque algunas de las personas con neumonía atípica tuvieron contacto con los mercados de animales. Para confirmar la sospecha de que un virus desconocido podría ser la causa de una neumonía atípica, se han suprimido los hechos conocidos descritos en la literatura médico-científica. Existen varios espectros amplios de causas no infecciosas de neumonía atípica. Esta neumonía atípica suele ser mortal por varias razones, como lo seria también en una neumonía típica.

Las causas incluyen la inhalación de humos tóxicos, solventes y sustancias. Incluso la penetracion de la comida,las bebidas o el contenido del estómago que ingresan a los pulmones al tragar o la pérdida del conocimiento pueden causar una neumonía grave (neumonía por aspiración). El agua sola es suficiente si llega a los pulmones de las personas que se están ahogando para causar neumonía atípica severa. Otra causa es el espectro reconocido de mala conducta inmunológica, como alergias y reacciones autoinmunes. También se sabe que la radiación del cáncer causa inflamación de los pulmones, que no se puede diferenciar de la neumonía típica. La neumonía estancada se conoce especialmente en personas mayores. Estos surgen debido a la acumulación de agua (edema), el estar postrado en la cama, la debilidad del corazón y / o los riñones, lo que puede conducir a una mala ventilación y flujo sanguíneo a los pulmones, lo que puede conducir directamente a la inflamación de los pulmones, es decir, a la neumonía atípica

Lógicamente, una combinación de causas subliminales también causa neumonía atípica. Una neumonía atípica puede cambiar rápidamente a una típica, si hay colonización secundaria de los pulmones inflamados. Es por eso que la proporción de neumonía atípica es probable que sea mayor que el estimado del 20-30%.

Las investigaciones de las cinco personas, que están documentadas en las dos publicaciones relevantes para la crisis del corona virus, no investigaron la posible presencia o historia, signos, mecanismos y efectos de estas causas conocidas de neumonía atípica. Los virólogos generalmente no hacen esto de todos modos y los miembros de CCDC no pudieron hacerlo debido a las circunstancias del pánico. Excluir la mención de neumonía atípica demuestra una negligencia médica grave y evita el tratamiento correcto del paciente. Por lo tanto, los afectados corren el riesgo de ser maltratados con un cóctel de sustancias antibióticas que es rico en efectos secundarios y que, especialmente en caso de sobredosis, es capaz de causar la muerte de los pacientes de forma independiente. Todos deben ser conscientes de que el pánico extremo, especialmente con problemas respiratorios, puede causar la muerte por sí solo. El pánico puede ser fatal en poco tiempo, no solo en problemas cardiovasculares.

La respuesta a la pregunta crucial de si realmente se ha detectado un nuevo virus o si solo los fragmentos cortos de sustancias genéticas del cuerpo se entregan como componentes de un virus o se malinterpretan como tales es decisivo para determinar si la crisis del corona puede terminar rápidamente. Al igual que con H1N1, los contaminadores dicen que

la crisis del Corona solo se puede terminar con la vacunación. La idea de la vacunación es tan refutada como la del virus.

Útil para la evaluación y clasificación de los eventos relacionados con la activación y el mantenimiento de la crisis del Corona es el recuerdo de la olvidada pandemia de gripe porcina de 2009. La mayoría de la población en ese momento estaba dispuesta a vacunarse contra el presunto virus de la gripe porcina. Luego hubo un retraso en la entrega anunciada de las vacunas. Las vacunas no pudieron llenarse en jeringas precargadas porque los nuevos potenciadores de fármacos utilizados por primera vez, dañaron la mezcla de la vacuna y la dejaron inutilizable. Por esta razón, la vacuna se introdujo en ampollas para 10 personas cada una, en las cuales los potenciadores del fármaco solo se pudieron agregar poco antes del acto de vacunación.

En ese momento se supo que los potenciadores del fármaco, llamados adyuvantes, sin los cuales una vacuna tenía sus efectos, no pudieron desarrollarsey quedaron sin ser probadas. Se supo que estos nuevos potenciadores de drogas consisten en nanopartículas. Se sabe de las nanopartículas que su pequeño tamaño las hace muy reactivas, por lo que se usan como catalizadores en muchas reacciones químicas y, por ejemplo, en procesos técnicos hacen que las superficies se comporten de manera muy diferente de lo que se puede lograr con los métodos convencionales. Luego se supo que la canciller Angela Merkel y las Fuerzas Armadas alemanas recibirían esta vacuna sin el nuevo potenciador de drogas de nanopartículas, mientras que la policía y la población recibieron la vacuna con las nanopartículas no probadas.

Como resultado, el 93% de la población rechazó la vacuna para la que fueron hechas. Solo el 7% de los alemanes tenían esta vacuna administrada. El metabolismo humano no puede metabolizar y excretar nanopartículas. Debido a este rechazo de casi toda la población, la gripe porcina en realidad desapareció mágicamente de la noche a la mañana; seguidos de los medios de comunicación, y las vacunas en un alto horno. (Se permite una pequeña polémica: Sorprendentemente, el virus de la gripe porcina H1N1 estalló en el galope porcino, ya no infectó a otras personas, no dejó que los infectados se enfermaran, su presencia en los medios de comunicación se detuvo de inmediato. Quizás el virus de la gripe porcina se haya convertido en un virus de la gripe porcina transformado.

Los epidemiólogos, infectólogos y virólogos aprendieron del fracaso de la planificación de la pandemia, que no llegó a la cima de la vacunación. Analizaron las causas y publicaron sus hallazgos y recomendaciones para el futuro 12 de diciembre de 2010 del Federal Health Gazette. El título revelador de este tema: “Pandemias. Lecciones aprendidas “Lo que significa algo como: ¡Las lecciones que aprendimos de la debacle de la gripe porcina H1N1!”

Algunos de los artículos de este número están disponibles en línea, 8 pero los esenciales no. Las recomendaciones clave para el manejo de la pandemia son:

– Asegúrese de que los expertos no se contradigan entre sí en las discusiones públicas.

– Integración temprana de claves y redes sociales.

– Control de internet. Esto es para evitar que las afirmaciones y las críticas pongan en peligro el consenso y la aceptación de las medidas en la política y la sociedad.

¡Estas recomendaciones ahora se han implementado con éxito! Internet está censurado, los críticos están excluidos por los insultos, entre otras cosas. Los argumentos obligatorios que han contradicho el supuesto de pandemia y lo han puesto a la vista del público simplemente no se tratan. Solo un experto, el Prof. Drosten, es escuchado en los medios y la política. La única “crítica” de él, presentada por un virólogo del VIH, tenía la función central de reclamar la existencia de un nuevo virus para fortalecer el SARS-CoV-2.

4. La globalización del pánico del virus del SARS chino y el curso de la crisis de la corona por el Prof. Drosten

El profesor Christian Drosten de Charité en Berlín afirma que desde el 1 de enero de 2020 desarrolló un procedimiento de detección genética con el que puede detectar de manera confiable la presencia del nuevo virus corona en humanos. El 21 de enero de 2020, la OMS recomendó el método de prueba que había desarrollado para los chinos y todas las naciones como un método de prueba confiable para determinar la propagación del presuntamente nuevo virus corona.

Con el fin de a) comprender qué supuestos y acciones están detrás de las afirmaciones del Prof. Drosten yb) verificar si sus conclusiones han desarrollado un procedimiento de prueba seguro para el nuevo virus corona, están probadas lógica o científicamente o no. , o incluso refutado, requiere una explicación de los términos, técnicas utilizadas, presentación de su razonamiento y análisis de los dos

Publicaciones decisivas a las que se refiere el Prof. Drosten.

– ¿Cómo se definen un virus y un virus corona?

– ¿Cómo se definen las secuencias en este contexto?

– ¿Cómo funcionan los métodos de detección de secuencias que se denominan PCR, RT-PCR y RT-PCR en tiempo real?

– ¿Cuándo se puede emitir prueba de la presencia de secuencias en humanos como evidencia de la presencia de un virus?

– ¿Cómo se prueba científicamente la existencia de un virus?

Condiciones

• Un virus se define en la ciencia por su material genético específico que solo pertenece a este virus.

• El material genético de un virus también se conoce como una cadena viral, como una molécula genética viral o como su genoma.

• El material genético viral de un virus contiene sucesivamente las diversas secuencias genéticas para la formación de las diversas proteínas virales, que se denominan genes virales.

• El material genético de un virus puede consistir en los dos tipos de ADN o ARN.

• Los virus corona se definen por el hecho de que consisten en una molécula específica de ARN que está rodeada por una envoltura.

• El material genético de un virus en particular se define por su longitud definida con precisión y la determinación exacta de la estructura del genoma viral.

• La composición del genoma de un virus resulta de la determinación precisa del número y la secuencia específica de los cuatro componentes básicos que componen un material genético. Los cuatro componentes básicos de un material genético se llaman nucleótidos.

• El proceso de determinar la secuencia específica de los cuatro componentes básicos de un material genético se llama secuenciación.

• El resultado de la determinación de la secuencia de los bloques de construcción de un material genético se denomina secuencia o secuencia genética.

• Los virus patógenos se definen por el hecho de que su secuencia es única y no ocurre en organismos sanos.

• Para poder detectar y determinar la presencia del material genético de un virus, de acuerdo con las leyes del pensamiento y la lógica que precede a cada ciencia como regla fundamental, este virus debe aislarse y en forma pura para que las propias secuencias de genes de la célula no se malinterpreten como componentes de un virus. .

• La determinación de la secuencia de una sustancia genética solo es posible si está en forma de ADN.

• Para poder determinar la secuencia de una sustancia genética que tiene la forma de un ARN, primero debe convertirse bioquímicamente en ADN.

• El proceso de convertir una sustancia genética de ARN en ADN se denomina “transcripción inversa” y se abrevia como “RT”.

Las técnicas utilizadas por el Prof. Drosten y las primeras conclusiones.

• La presencia y longitud de un material genético se determina separándolo longitudinalmente en un campo eléctrico. Las piezas cortas se mueven más rápido, las piezas más largas más lentamente. Al mismo tiempo, para poder determinar la longitud del material genético a examinar, se agregan piezas de material genético de diferentes longitudes de longitud conocida. Esta técnica estándar confiable para la detección y determinación de la longitud del material genético se llama “electroforesis en gel”.

• Si la concentración de cierto material genético es demasiado baja, de modo que no puede detectarse utilizando la técnica de “electroforesis en gel”, esto puede llamarse mediante la técnica de reproducción ilimitada de ADN

Reacción en cadena de la polimerasa, se puede multiplicar según se desee. De esta manera, el ADN indetectable puede hacerse visible en la electroforesis en gel. Este es un requisito previo para hacer que la sustancia genética sea accesible para futuras investigaciones, especialmente para la determinación decisiva posterior de su longitud y secuencia. Este método también se llama PCR para abreviar.

El inventor de la tecnología de PCR, Karry Mullis, quien recibió el Premio Nobel de Química por esto en 1993, señaló desde el principio que su método es muy susceptible a errores. En su discurso del Premio Nobel, que está documentado en el sitio web del Comité del Premio Nobel, también señaló que no hay evidencia verificable, de hecho científica, de que en la genética, la sustancia llamada genoma del VIH en realidad desencadena una deficiencia inmune o una de las diversas enfermedades que se resumen ilegalmente bajo el término “SIDA” y se tratan con quimioterapia altamente tóxica. Señaló que solo existe un consenso entre los científicos involucrados en que el “VIH” desencadenaría una deficiencia inmunológica.

Para poder multiplicar un ADN con la técnica de PCR, es necesario conocer la composición, la secuencia del ADN. Un ADN solo puede amplificarse con la PCR si las piezas genéticas cortas producidas artificialmente se unen al principio y al final del ADN, que se corresponden exactamente con la secuencia del principio y el final del ADN a amplificar. Estas pequeñas piezas de ADN producido artificialmente se denominan moléculas cebadoras en la PCR. En promedio tienen entre 24 y 30 nucleótidos de largo (los componentes básicos de la sustancia genética).

Con la PCR, por lo tanto, no se pueden detectar secuencias desconocidas ni virus desconocidos. Solo la determinación de la secuencia de un virus hace posible desarrollar una prueba de PCR para la detección de una secuencia génica que se origina en un virus.

• En los primeros días de la PCR, solo era posible determinar la cantidad de ADN amplificado por medio de electroforesis en gel solo después de que la reacción de amplificación por PCR se había detenido. Mientras tanto, se han agregado ciertos colorantes a las enzimas y sustancias requeridas para la PCR. La detección de estos colorantes durante el curso de la PCR indica aproximadamente qué concentraciones de ADN artificialmente aumentado han surgido y cuánto ADN estaba realmente presente al comienzo de la PCR. Debido a que la determinación de la cantidad de ADN generado artificialmente todavía puede determinarse de manera aproximada mientras se ejecuta la técnica de PCR, esta extensión de la técnica de PCR se denomina “PCR en tiempo real”. Una “PCR en tiempo real”, precedida por otro paso, la conversión de ARN en ADN por medio de la “transcripción inversa” (RT), se denomina “RT-PCR en tiempo real”.

• En la prueba que desarrolló para la detección del nuevo corona virus, el Prof. Drosten utiliza la técnica de “RT-PCR en tiempo real”. Se atribuyen los virus del SARS. Sobre la base de estas secuencias de fragmentos de genes cortos, que se interpretan como posibles componentes de los virus del SARS, tiene los que son decisivos para la PCR secuencias de cebador de PCR diseñadas para detectar el virus desconocido “todavía” en China con su “RT-PCR en tiempo real”.

Cuando en 10.1. En Internet aparecieron compilaciones preliminares de secuencias que posteriormente se modificaron y publicaron el 24 de enero de 2020 y el 3 de enero de 2020. Esto fue el resultado de los dos primeros intentos de identificar el virus aún desconocido. Para este propósito, los virólogos del CCDC reunieron teóricamente las secuencias de fragmentos de genes cortos en una posible cadena genética utilizando programas informáticos. Los virólogos de CCDC testifican en ambas publicaciones que todavía no hay evidencia acerca de estas sugerencias de secuencia, de que realmente puedan causar la enfermedad. El 10.1. y el 12.1.2020, las sugerencias de secuencia china todavía eran preliminares y aún no habían sido sometidas al estricto proceso de revisión científicamente prescrita.

El hecho de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiende la prueba de detección de PCR desarrollada por el Prof. Drosten para la detección del nuevo virus el 21 de enero de 2020, incluso antes de la publicación de las publicaciones de las dos primeras sugerencias de secuencia china, se recomienda la prueba de detección de PCR desarrollada por el Prof. Drosten para la detección del nuevo virus, se prueba un primer hecho: el profesor Drosten utilizó datos no probados científicamente para su prueba de PCR globalizada rápida del 2019-nCoV, que pasó a llamarse SARS-CoV-2 el 7.2.20.2012 con la colaboración del profesor Drosten.

Con el cambio de nombre el 7 de febrero de 2020 de “nCoV” a “SARS-CoV-2”, una simple sospecha de virus

posiblemente virus defectuoso o inofensivo, en un patógeno peligroso, el público tuvo la impresión de que se descubrió un virus del SARS real en China, que desencadena una enfermedad peligrosa, a saber, el SARS, y mató al nuevo ídolo de China, Li Wenliang, quien eclipsó el liderazgo del partido. El profesor Drosten y sus colegas en el grupo de nomenclatura de virus cumplieron así las expectativas de la población, que estaba aterrorizada hasta los huesos: “finalmente diagnosticada”. Esta expectativa fue confirmada por el impulso del Dr. medicina Li Wengling despertó el pánico masivo y aparentemente fue realizado por el Prof. Drosten. Es crucial para la evaluación de este hecho el hecho de que en ese momento todos los virólogos no testificaron directamente, y aún lo hacen, que no hay evidencia de que este nuevo virus realmente cause la enfermedad. ¿O solo ocurre en paralelo con enfermedades, con procesos de curación, después de procesos de curación, con algunas personas sanas, con muchas personas sanas o con todas las personas?

Esto solo prueba que el Prof. Drosten tiene el límite claramente reconocible de la acción científicamente justificada. Ha excedido un acto de fraude reconocible y grave. Tampoco podrá excusarse usando una revista para publicar su procedimiento de prueba el 23 de enero de 2013, que no verifica las declaraciones hechas allí.

5. Las preguntas cruciales para un rápido final de la crisis de la corona.

La pregunta central y más importante surge si el Prof.Drosten ha cumplido su deber científico, que es parte de su contrato de trabajo, en consecuencia, revisar todas las afirmaciones en su publicación sobre el método de detección que desarrolló y sus declaraciones públicas basadas en él.

Esta obligación científica central plantea tres preguntas clave:

I. ¿Ha comprobado el profesor Drosten si las secuencias genéticas, que son la base de su procedimiento de prueba y las que le han proporcionado los virólogos chinos, son en realidad secuencias que se originan a partir de un virus?

II. ¿Ha realizado el profesor Drosten los experimentos de control que son obligatorios en la ciencia y demuestran si las secuencias que usa en realidad provienen de un virus? ¿Ha llevado a cabo los experimentos de control para determinar si las secuencias que utiliza, que atribuye al nuevo virus, en realidad no son secuencias que surgen en cada metabolismo, tal vez incluso en plantas, como en las papayas de Tanzania, o que se producen cada vez más en el metabolismo en el caso de enfermedades?

III. Sobre la base de los supuestos, experimentos e intentos de control, el Prof. Drosten puede afirmar que con su procedimiento de prueba, con el que solo detecta secciones de 2 (dos) genes del genoma de un total de 10 (diez) genes del virus corona activo y se detecta el virus que causa la enfermedad? ¿Y no solo fragmentos de un virus, después de una supuesta lucha exitosa del sistema inmune o la presencia de virus “defectuosos” o “incompletos” o “inofensivos” en nuestro material genético, que son típicos y constituyen el 50% de la masa genética de nuestros cromosomas?

Las respuestas provienen de las acciones documentadas del Prof. Drosten durante el desarrollo del procedimiento de prueba y del fracaso documentado del Prof. Drosten hasta el momento. El virólogo Prof. Drosten, quien desarrolló el método de detección para el nuevo virus corona (primero llamado 2019-nCoV y luego, desde 7.2.2020 como SARS-CoV-2, describe el desarrollo del método de prueba en una publicación que se publicó el 23 de enero 2020 fue publicado en la página 3 de este artículo, columna izquierda, 8 líneas desde abajo, describe el primer y decisivo paso de su procedimiento:

“Antes de anunciar secuencias de virus públicas de casos con 2019-nCoV, confiamos en los informes de las redes sociales que anunciaban la detección de un virus similar al SARS. Por lo tanto, asumimos que un CoV relacionado con el SRAS estuvo involucrado en el brote 2”; por lo tanto, se supone que un CoV relacionado con el SARS está involucrado en el brote”).

Dicho esto, según informes en las redes sociales, el profesor Drosten y su equipo asumieron que el presunto brote de neumonía atípica podría involucrar un corona virus asociado con el SARS. En ese momento, no había datos clínicos disponibles que pudieran haber sido la base de tal presunción. ¿Cuál fue su siguiente paso?

“Descargamos todas las secuencias completas y parciales (longitud promedio> 400 nucleótidos) de virus vinculados al SARS que estaban disponibles en GenBank el 1 de enero de 2020”. Continúa en la columna derecha de la página 3, tercera línea desde arriba:

“Alineamos estas secuencias [nota mía, SL: en base a una secuencia estándar del virus del SARS] y utilizamos las secuencias alineadas para desarrollar nuestras pruebas (Figura S1 en el suplemento de esta publicación)”.

“Después del lanzamiento de la primera secuencia de nCoV de 2019 en virological.org, tenemos, según lo bien que logramos la ajustacion del genoma nCoV 2019, tres pruebas seleccionadas (Fig. 1). “(” Descargamos todas las secuencias de virus relacionadas con el SARS completas y parciales (si> 400 nt) disponibles en GenBank antes del 1 de enero de 2020. [….] Estas secuencias fueron alineadas y la alineación se utilizó para el diseño del ensayo (Figura complementaria S1). Tras la liberación de la primera secuencia 2019-nCoV en virological.org, se seleccionaron tres ensayos en función de qué tan bien coincidían con el 2019-Genoma de nCoV (Figura 1).)

Las claras respuestas, conclusiones y consecuencias se desprenden de sus comentarios:

I. ¿Ha comprobado el profesor Drosten si las secuencias genéticas, que son la base de su procedimiento de prueba y las que le han proporcionado los virólogos chinos, son en realidad secuencias que se originan a partir de un virus?

¡La respuesta es no! No pudo verificar si las secuencias ofrecidas provenían de un virus porque las dos publicaciones cruciales que describen la generación de las secuencias de genes que utilizó no estaban disponibles para él antes del lanzamiento de su prueba.

II. ¿Ha llevado a cabo el profesor Drosten los experimentos de control que son obligatorios en la ciencia y ha demostrado si las secuencias que usa realmente provienen de un virus? ¿Ha llevado a cabo los experimentos de control sobre si las secuencias que utiliza, que atribuye al nuevo virus, no son realmente secuencias que surgen en cada metabolismo, tal vez incluso en las plantas, o que aumentan el metabolismo cuando hay enfermedades?

¡La respuesta es no! Ni él, ni los virólogos de CCDC, ni otros han demostrado haber llevado a cabo estos intentos de control necesarios hasta el día de hoy y, si lo hicieron, no los han publicado. Para estos experimentos de control cruciales, se deben utilizar secuencias genéticas cortas del metabolismo de personas sanas para secuenciarlos. Estas secuencias genéticas cortas, como las secuencias genéticas de personas enfermas, se deben unir utilizando los mismos programas informáticos para formar una larga línea genética de virus. Este intento nunca se hizo o nunca se publicó. Esto se convierte en las leyes del pensamiento y la lógica de la virología. Intento de control obligatorio resultante, para controlar constantemente sus propios resultados, ni siquiera mencionado. En el momento en que se lanza y publica el experimento, la crisis de Corona termina.

El otro experimento de control resultante de la lógica científica es el intensivo, utilizando el método de PCR desarrollado (RT-PCR en tiempo real), con muestras clínicas de personas con enfermedades distintas de las atribuidas al virus y con muestras de personas sanas, animales y plantas para probar si estas muestras también se prueban “positivas”. Estos experimentos de control adicionales, que son lógicamente esenciales para validar un procedimiento de prueba, es decir, para verificar si es válido y significativo, no se han llevado a cabo hasta la fecha y ni siquiera se ha afirmado que se hayan llevado a cabo. Por esta razón, los inventores y productores de estos métodos de prueba se han asegurado con la información adecuada sobre los insertos del paquete.

Puedo predecir con certeza que las personas que liberan cada vez más secuencias genéticas del tipo de tejido del epitelio escamoso, por ejemplo, pacientes con riñones, se evaluarán al 100% a más tardar con la PCR “positiva” desarrollada por el profesor Drosten si su volumen de torunda se multiplica y se concentra un poco se convierte. Es muy probable que todos los organismos puedan dar positivo.

Pido a bioquímicos, bioinformáticos, virólogos y especialistas en cultivo celular que realicen estas pruebas de control, las publiquen y me informen sobre ellas. Diseñé un experimento de control en el que la excusa de que el material de muestra utilizado había sido contaminado con el virus SARS-Cov-2 antes o durante el experimento de control se excluye desde el principio.

Los costos de llevar a cabo los experimentos de control están cubiertos si yo y los observadores neutrales pueden estar presentes cuando se llevan a cabo los experimentos de control y se documenta cada paso. Póngase en contacto con el editor para contactarnos. Los resultados inmediatamente ponen fin a la crisis de la corona. No sirve de nada si solo presento los resultados de las pruebas de control.

III. Sobre la base de los supuestos, experimentos e intentos de control, el Prof. Drosten puede afirmar que con su procedimiento de prueba, con el que detecta solo áreas parciales de solo 2 (dos) genes del genoma de un total de 10 (diez) genes del virus corona, uno completo y activo y se detecta un virus productor de enfermedades y no solo fragmentos de un virus, después de una supuesta lucha exitosa del sistema inmune o por la presencia de los numerosos virus “defectuosos”, “incompletos” e “inofensivos” en nuestro material genético?

El Prof. Drosten no consideró estas preguntas lógicas en absoluto, porque no se encuentran en ninguna parte en sus publicaciones y reclamos. La detección de solo secuencias genéticas cortas de una larga cadena de material genético de un virus nunca puede probar la presencia de un virus intacto y, por lo tanto, reproducible. Para poder llamar válida una prueba de PCR de este tipo, primero deberían realizarse estudios, cuyos resultados muestran que la detección de secuencias genéticas cortas también detecta automáticamente la presencia de una cadena genética completa e intacta de un virus. Hasta la fecha, tales estudios lógicamente convincentes no se han llevado a cabo o mencionado.

Al comienzo de la crisis del corona virus, la profesora Karin Mölling, el virólogo líder en el campo de los virus inofensivos, incompletos o defectuosos de la célula, describió las medidas tomadas como injustificadas. Ella ha demostrado en publicaciones y en un libro que la mitad del material genético humano, es decir, la mitad de las secuencias que componen nuestros cromosomas, consisten en secuencias de genes inactivas y defectuosas de virus. Lo que ella no sabe, o no menciona, es el hecho de que el metabolismo produce constantemente una gran cantidad de secuencias de genes de ARN de cualquier composición, que no aparecen en forma de secuencias de ADN en los cromosomas. Este hecho cuestiona las afirmaciones de existencia de todos los virus de ARN, como los virus corona, el virus del Ébola, el VIH, el virus del sarampión y los virus del SARS.


La virología de los presuntos virus de la enfermedad se detiene de inmediato. Les puedo asegurar que las causas y los fenómenos reales de la infección atribuida a los virus se prueban en el sentido “positivo” de la palabra “ciencia”. Me refiero al artículo anterior “Interpretación errónea del virus” en la revista WissenschaffePlus No. 1/2020, que también se puede comprar como un archivo PDF. Y, por supuesto, en las muchas publicaciones anteriores alrededor de este tema.


2 comentarios:

  1. Soy biologo y siempre pense en esto y asumì que estaba yo equivocado por ignorancia de las metodologias empleadas, ahora me vengo a dar cuenta gracias a este articulo de la penosa realidad.

    ResponderEliminar